La salud de los hombres como un problema que merece observación específica ha comenzado a atraer cada vez más la atención desde la mirada de diferentes ciencias, entre ellas, las de la salud, la sociología y la psicología. Esta atención se ve respaldada también por tendencias epidemiológicas diferenciadas entre hombres y mujeres, en particular con respecto a la mortalidad prematura de los hombres por enfermedades crónicas no transmisibles (ENT) y la morbilidad relacionada con malos comportamientos de búsqueda de salud y/o estilos de vida no saludables. Entre estos últimos se encuentran el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas y el empleo de creatina o aminoácidos, antes y después de la realización de ejercicios físicos. Pero también se incluyen los comportamientos violentos como vía para la resolución de conflictos, que incluyen desde lesiones menores hasta, en su máxima expresión, homicidio y asesinato; junto a prácticas de actos arriesgados desde edades tempranas de la vida, además de sintomatologías asociadas a la salud mental, como el estrés, la depresión y el suicidio.

Publicado en Opinan especialistas

El deterioro progresivo de funciones en el hombre que envejece y sus efectos en su salud y calidad de vida contrasta con el poco conocimiento que tienen sobre el tema la población y también profesionales de la salud.
Así lo confirmaron más de 200 especialistas del Instituto Nacional de Endocrinología y la Sociedad Cubana de esa rama en todo el país, al presentar el pasado 26 de octubre el I Consenso cubano sobre Andropausia, elaborado en colaboración con la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad (Socumes).

Publicado en Salud

Información adicional