La edad, la procedencia social, el nivel de escolaridad, la cultura acumulada o la solvencia económica no son factores que puedan evitar o influir la ocurrencia de la violencia hacia las mujeres y las niñas. Cualquier mujer puede vivir situaciones de violencia por el solo hecho de ser mujer, pues la cultura machista y patriarcal se ha instalado por siglos en la civilización humana.
Así ocurre con el acoso laboral, un tipo de maltrato del cual no son ajenas tampoco las muchachas jóvenes, una vez que entran en contacto con ese entorno, como advierte Liset Mailen Imbert Milan, jurista de los Servicios de Orientación Jurídica del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

Publicado en Noticias

La violencia, en tanto fenómeno social, ha estado presente desde los primeros vestigios de la sociedad, transitando a través de las diferentes formaciones económicas y sociales sucedidas a lo largo de la historia de la humanidad.

Hoy día la violencia contra las mujeres, sin importar su orientación sexual ni su identidad de género, se ha reconocido como un problema a escala mundial y un grave obstáculo para el desarrollo, la salud y la paz. Su puesta en discusión como tema de debate internacional ha permitido apenas visualizar la punta del iceberg de la victimización femenina en el hogar, el trabajo y la sociedad, una situación invisibilizada durante mucho tiempo.

Publicado en Opinan especialistas
Miércoles, 09 Diciembre 2015 20:49

Visibilizar el acoso laboral: un reto al silencio

Es difícil probar el acoso laboral, más aún cuando este tipo de violencia no está definida como delito en Cuba. Sin embargo, la abogada Liset Mailen Imbert Milán llama a denunciar y visibilizar el maltrato que suele pasar inadvertido en instituciones y espacios laborales cubanos.

Aunque cualquier persona puede sufrir acoso en el ámbito laboral, Imbert destaca que “las principales víctimas son mujeres y personas de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros e intersexuales)”; también la edad y origen étnico pueden convertimos en objeto de la violencia en el trabajo.

Publicado en Noticias
Lunes, 19 Enero 2015 17:26

El acoso laboral también es violencia

Ivette Sóñora Soto se siente hoy más fuerte, pero no deja de reconocer los costos del acoso laboral en su salud y desarrollo profesional. Para esta profesora universitaria, el desconocimiento y la desprotección legal cubren de impunidad a la violencia en el espacio laboral cubano.

"Hace cinco años comenzó mi calvario y el primer paso fue recibir una evaluación de regular injustamente, parapetada en mentiras y supuestas quejas de los estudiantes. Todo lo que se movía a mi alrededor era problemático y muy tenso", relató Sóñora Soto a SEMlac.

Publicado en Noticias

Información adicional