¿Afloran manifestaciones de violencia en las aulas universitarias de la isla? ¿Qué tipo de maltrato es el más común en estos espacios? ¿Qué retos quedan por enfrentar? No a la Violencia invita a reflexionar acerca de estas interrogantes a la psicóloga y máster en Ciencias Libia Quintana Llanio, profesora del Centro de Estudios Demográficos (CEDEM), y a la socióloga y también máster Magela Romero Almodóvar, del Departamento de Sociología, ambas de la Universidad de La Habana. Se suma al debate Liliet Leyva Pérez, estudiante de cuarto año de Ciencias de la Información, de la Facultad de Comunicación de la misma universidad, quien proyecta un estudio métrico sobre violencia de género para su tesis de fin de pregrado.

¿Cómo se manifiesta la violencia de género en las zonas rurales cubanas? ¿Cómo se estructura su prevención y enfrentamiento? A partir de esas interrogantes, tres especialistas de la oriental provincia de Holguín, a más de 740 kilómetros de La Habana, reflexionan con No a la Violencia: la doctora en Sociología Yuliuva Hernández García; Leticia Machado Gámez, Licenciada en Estudios Socioculturales, y el también doctor en Sociología Víctor Hugo Pérez Gallo, en todos los casos, profesores e investigadores del Instituto Superior Minero Metalúrgico de Moa (ISMMM).

La carencia de investigaciones generalizadoras y de estadísticas confiables es una de las críticas más generalizada cuando se intenta evaluar la investigación y tratamiento de la violencia de género e intrafamiliar en Cuba. En ese contexto, ¿cuáles son los obstáculos más complejos que enfrentan quienes intentan acercarse a la problemática desde ámbitos diversos de la sociedad y en busca de salidas múltiples? No a la violencia reflexiona en torno a esta interrogante con la colaboración de la Máster en Ciencias Matilde Molina Cintra, psicóloga e investigadora del Centro.

¿Cuáles son las dificultades más frecuentes que encuentran, de acuerdo con sus profesiones y lugares de desempeño, cuando intentan investigar acerca de la violencia intrafamiliar y de género?

Sensibilizar a jóvenes y adolescentes para que reconozcan la violencia de género, sus causas,
consecuencias y posibilidades de prevención podría ser el camino para avanzar en el
afrontamiento a esta problemática desde edades tempranas. La llamada educación de pares se
alza como inapreciable herramienta para el cambio, según especialistas y jóvenes activistas. Hoy
comparten sus opiniones con No a la Violencia la doctora María Isabel Domínguez, investigadora
del Centro de Investigaciones Sicológicas y Sociales (CIPS); la socióloga Iyamira Hernández,
máster en Sexualidad e investigadora del Centro de Salud Mental del municipio de Playa
(CENSAM); y Adriana Castillo, estudiante de cuarto año de Periodismo y creadora del blog
Naranjearte, un espacio de sensibilización contra la violencia de género.

Información adicional