El proyecto cultural de intervención comunitaria “Musas inquietantes” surge en la provincia de Granma, a más de 740 kilómetros de la capital cubana, como acción de una investigación más amplia sobre el enfoque de género en el campo cultural más actual, específicamente en la literatura y los medios audiovisuales. Esta iniciativa se diseñó para brindar las herramientas necesarias desde la acción artística, con la intervención en las comunidades de un grupo de artistas y escritores. Además de espacios y rurales, se han visitado también otros espacios de interacción social y centros penitenciarios del territorio.

El embarazo en la adolescencia es un problema que puede generar grandes brechas sociales y modificar el curso de la situación social del desarrollo en esta edad. En ocasiones, puede engendrar violencia psicológica y violación de los derechos sexuales y reproductivos, sobre todo de las muchachas. Las vulnerabilidades del contexto familiar y la relación de pareja pueden agudizar la situación y aumentar el riesgo a la violencia.

Investigaciones realizadas en Cuba sobre el tema[1]evidencian que, aunque el embarazo adolescente no es causa directa de la violencia, si lo son algunas de las condiciones en las que se produce este evento y los factores asociados a él.

Como parte de los objetivos del Decenio Internacional de los pueblos afrodescendientes (2015-2024), se requieren nuevas lecturas del problema racial en Cuba. Mi propuesta es hacerlas en clave decolonial. El enfoque del tema desde esta perspectiva sitúa la premisa de comprender que “el racismo en las relaciones sociales cotidianas no es, pues, la única manifestación de la colonialidad del poder, pero es sin dudas la más perceptible y omnipresente. Por eso mismo, no ha dejado de ser el principal campo de conflicto”[1].

Las instituciones son lugares en los cuales una sociedad da respuesta a necesidades o demandas de sus ciudadanos y ciudadanas; donde las personas ejercen sus derechos y obligaciones. La dinámica interna de no pocas de sus relaciones esta permeada por los mitos y prejuicios sexistas que distorsionan la real situación de la mujer maltratada, lo cual dificulta la detección, atención, tratamiento y rehabilitación de los casos.

Página 1 de 16

Información adicional