Expertos, foristas e investigadores coincidieron en que respetar y fomentar la autonomía de las y los adultos mayores, y educar a las nuevas generaciones en ese respeto, son claves para evitar las diferentes manifestaciones de violencia hacia este grupo de personas.

Aunque la vida se ha hecho muy difícil para casi todas las personas desde marzo, cuando comenzó la pandemia de la covid-19 en Cuba, a Moraima le está yendo "mucho peor".
Así lo asegura esta mujer de 48 años de edad, que no revela su nombre real y accede a contar parte de su historia, un verdadero calvario iniciado antes de la pandemia.

Entre las muchas situaciones reveladas por la Covid-19 en el mundo está la agudización de las desigualdades económicas y sociales, incluidas las brechas de género y la violencia machista resultado del dominio patriarcal.

"En tiempos de pandemia, en situaciones de aislamiento como el que estamos viviendo, la casa se vuele un espacio mucho más peligroso para las mujeres que sufren situaciones de violencia", reitera la socióloga cubana Clotilde Proveyer Cervantes.

Las violencias de género no son un asunto solo personal, también se trata de un problema estructural, político, cultural, aseguró la investigadora Ailynn Torres Santana casi al cierre de este febrero, en un espacio de reflexión convocado en La Habana por la Cátedra Gertrudis Gómez de Avellaneda, del Instituto de Literatura y Lingüística.

Información adicional