Creencias personales, mitos y normas sociales vigentes entre jóvenes cubanos naturalizan y justifican la violencia machista, revela un estudio realizado en 2017 en nueve países de la región, incluida la nación caribeña.

Humillaciones, sobrecarga de tareas y altercados sistemáticos son manifestaciones del acoso laboral, una de las expresiones de la violencia que se propaga en silencio, según especialistas y activistas en Cuba.

Aunque la violencia hacia las mujeres suele ser más visible en parejas adultas en América Latina y el Caribe, también ocurre entre jóvenes, quienes todavía la consideran "normal". Así lo revela el informe de Oxfam "Rompiendo moldes: transformar imaginarios y normas sociales para eliminar la violencia", presentado el pasado 25 de julio en Bogotá, Colombia.

Especialistas de diversas profesiones abogaron por la creación y puesta en práctica de protocolos de atención a las víctimas como parte de una respuesta integral e integrada a la violencia de género en Cuba.

Información adicional