Juristas cubanos opinan que la complejidad del acoso laboral demanda una actualización legal y respuesta integral en el país.

La Plaza Carlos III, un concurrido centro comercial de la capital cubana, resultó el lugar escogido este sábado 17 de agosto para un “performance” que visibilizó las creencias y actitudes de las personas asociadas a polémicos temas como el piropo, la manera de vestir o la opinión de estos sobre el acoso sexual callejero.

Un mensaje amenazante, evidencias de una lesión física y el apoyo de testigos son piezas clave para llevar a la justicia la violencia machista, por lo que especialistas en Cuba convocan a fomentar una cultura jurídica que apoye a las víctimas en estos procesos.

Si en lugar de ir los hombres por la calle acosando a las mujeres, fueran ellas quienes se acercaran y los conminaran con frases directas sobre su físico y atractivo sexual, ¿se vería bien?, ¿sería correcto?

Página 1 de 84

Información adicional