Dixie Edith

Dixie Edith

Dixie Edith (dixie@enet.cu). Periodista y máster en Demografía. Se ha especializado en temas de población, género y salud sexual y reproductiva. 

Llegar a la igualdad real entre hombres y mujeres en un sector considerado "muy masculino", como el de la minería y la energía, necesita del conocimiento sobre las brechas de género, pero también de cambios en la organización del trabajo, coinciden integrantes del equipo de género del Ministerio de Energía y Minas (MINEM), de Cuba.

Prevenir el VIH/sida necesita de campañas y mensajes personalizados, con un enfoque de género y articuladas desde la propuesta de una vida sin violencia, coincidieron especialistas reunidos en el II Congreso Internacional de Promoción de la Salud, celebrado la pasada semana en La Habana.

En ese contexto, los públicos jóvenes representan el desafío mayor para la promoción de salud, pues aunque son minoritarios en la estructura de la epidemia cubana hoy, un cambio de sus comportamientos relativos a la salud y la vida en pareja podría modificar el panorama de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana en el futuro.

Patrones de educación aún muy discriminatorios y sexistas, junto a fallas en la comunicación entre adolescentes y sus padres, o sus maestras y maestros, son caldo de cultivo para manifestaciones de violencia escolar, coinciden especialistas en Cuba.

"La violencia es un fenómeno multicausal, que tiene en su base desequilibrios de poder entre las partes implicadas en ella, así como en aprendizajes de comportamientos inadecuados que se reproducen en la vida cotidiana", explicó a SEMlac la psicóloga Idania Rego, investigadora auxiliar del Grupo de Estudios sobre Juventud, del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociales (CIPS).

Martes, 15 Marzo 2016 02:34

Desafíos en el camino de la igualdad

Incorporar miradas de género a las políticas públicas y sociales en Cuba resulta hoy una necesidad imperiosa, confirmaron sociólogas e investigadoras expertas en el tema, la pasada semana en La Habana.

Atender la salud teniendo en cuenta las problemáticas específicas de diferentes grupos de la población, tanto por su edad como por su sexo, y vigilar el impacto de los ajustes económicos sobre la estructura y condiciones del empleo, en especial de las mujeres, fueron retos identificados durante el taller “Género, sexualidad y vida cotidiana. Dilemas del último decenio”, efectuado el pasado ocho de marzo.

Las múltiples maneras de vivir en familia que existen hoy en Cuba, la urgencia de poner freno a la violencia de género o la necesidad de reconocimiento legal a parejas del mismo sexo son temas que justifican la demanda de nuevas herramientas jurídicas, coincidieron participantes del conversatorio “Género y derecho, una conexión necesaria”, celebrado el 17 de febrero en La Habana.

Yamila González Ferrer, coordinadora del proyecto de Género y Derecho, de la Unión Nacional de Juristas de Cuba (UNJC), abundó sobre cuál debería ser, en su opinión, el orden de los pasos a seguir en las modificaciones a las normativas legales sobre familia.

Hacer visible la prevención de la violencia de género, como uno de los ejes de su proyecto particular de desarrollo, resulta un desafío para quienes viven en el municipio de Jesús Menéndez, de la provincia de Las Tunas, a unos 650 kilómetros al este de La Habana.

Esa localidad, una de las 28 seleccionados por el Ministerio de Economía y Planificación para implementar experimentalmente programas de desarrollo integral basados en las capacidades locales, tiene un camino ya ganado en la sensibilización de sus habitantes con la equidad de género.

Martes, 01 Diciembre 2015 20:49

Consecuencias, una propuesta audiovisual útil

Hombres y mujeres que cumplen condena por diversos delitos violentos cuentan voluntariamente sus historias en Consecuencias, documental de la realizadora cubana Ana Margarita Moreno estrenado el pasado 27 de noviembre en La Habana, como parte de la Jornada cubana por la No Violencia contra las mujeres.

En el audiovisual de 28 minutos de duración, las y los protagonistas van develando causas, impactos, desarticulaciones, consecuencias y mitos que se esconden detrás de la violencia machista.

Estabilidad, constancia y seguridad, al margen del monto de los ingresos, parecen estar entre las razones más coincidentes expresadas por mujeres de diversos sectores laborales para explicar por qué no abandonan el empleo estatal en Cuba.

Maricela Hernández Hernández, ingeniera civil de carrera y directora de una brigada de la construcción desde hace varios años, lo confirmó a este servicio.

¿Tiene sentido diferenciar el emprendimiento femenino de aquel que nace impulsado por hombres? ¿Ser mujer imprime un sello particular a un negocio? ¿Enfrentan ellas las mismas dificultades que sus congéneres a la hora de decidirse a trabajar por cuenta propia?

Interrogantes como esas condujeron el debate sobre emprendimientos culturales femeninos del último “Jueves de la Embajada”, un espacio de encuentro cultural promovido por la sede diplomática de España en Cuba desde hace dos años y cuya última edición se enmarcó en el III festival “Ellas crean”, que organiza la Consejería Cultural de esa sede diplomática en la isla.

La posición de la cámara en el momento de filmar una imagen, la música y hasta los silencios pueden resultar tan esenciales como un guión, a la hora de denunciar o naturalizar la violencia de género en un audiovisual, según los aprendizajes compartidos por un grupo de estudiantes de cine y televisión, la pasada semana en La Habana.

El Taller Creativo Audiovisual Joven por la No Violencia reunió a estudiantes de diferentes especialidades de la Facultad de Arte de los Medios Audiovisuales, (FAMCA), del Instituto Superior de Arte (ISA) quienes, con la conducción de la creadora Magda González Grau, generaron aprendizajes sobre cómo abordar la violencia en los medios audiovisuales, desde una propuesta de cambio.

Información adicional