Sara Más

Sara Más

Descripción de Sara

Después de las enfermedades del corazón, los tumores malignos se han convertido en una seria amenaza para la vida de mujeres y hombres en esta isla del Caribe y son la segunda causa de muerte para ambos grupos.

El pasado año fallecieron 12.190 hombres y 9.126 mujeres por diversos tipos de cáncer, de acuerdo con datos preliminares del Anuario Estadístico de Salud de 2009.

Lunes, 09 Mayo 2011 03:11

Enfermar de vida cotidiana

Las mujeres cubanas tienen una esperanza de vida de 80 años, viven más que los hombres y fallecen, fundamentalmente, por enfermedades crónicas no trasmisibles.

Eso significa que, en general, ellas gozan de buena salud y han experimentado avances en la atención a sus enfermedades. Pero también padecen y mueren, junto a los hombres, “de vida cotidiana”, como lo han dado en llamar especialistas para referirse a estilos y formas de vida que marcan culturalmente e inciden en la salud.

Las historias y conflictos cotidianos de varios grupos de mujeres en esta isla del Caribe, sobre todo la atención a su salud, pasan inadvertidas para especialistas y muchas personas porque ellas siguen siendo, en no pocos casos, "mujeres invisibles".

De esa forma las identificaron expertas, especialistas y activistas de los derechos sexuales y reproductivos durante una mesa sobre estos temas, el lunes 28 de mayo en La Habana, a propósito del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres.

La falta de preparación necesaria para que el personal de la salud pueda considerar las diferencias entre hombres y mujeres, con vistas a su atención y tratamiento en todos los ciclos de vida, es uno de los desafíos actuales en Cuba, señalaron especialistas.

La incorporación de un enfoque diferenciado por sexos ha sido progresiva y ha evolucionado de una visión fisiológica basada en los aspectos sexuales a una de género como categoría social que se estructura sobre tabúes y relaciones de poder, señaló la antropóloga Leticia Artiles, al intervenir en un foro sobre género y salud, en la capital cubana.

Jueves, 21 Febrero 2008 00:00

Amor en campo minado

No sabe definir en qué momento su relación pasó del amor a la amargura, pero Magdalena Benítez asegura que los últimos cinco años de su matrimonio “fueron un verdadero infierno”.
Benítez, habanera, profesional y madre de dos hijos, reconoce que le fue muy difícil decidir el divorcio, asumir la soltería e iniciar una nueva vida: “A todo te acostumbras poco a poco, y un buen día te das cuenta de que, por ese camino, te da lo mismo que te griten o que te ignoren”.

Lunes, 15 Octubre 2007 00:00

Las obreras invisibles

Su labor no aparece en las cuentas nacionales ni consta como sector de empleo en las estadísticas. El de las amas de casa suele ser un trabajo ingrato, aunque muy necesario; poco reconocido a veces por la familia que de ellas se beneficia y tampoco valorado por las propias mujeres que como tal se desempeñan.

Aunque se ha ido incrementando la presencia y participación de las cubanas en la agricultura, no siempre se reconocen sus esfuerzos, de acuerdo con indagaciones periodísticas en varias zonas del país.

Un sondeo realizado por la revista Bohemia, de circulación nacional, en fincas familiares, cooperativas de producción y de servicios en cinco provincias del occidente, centro y oriente del país, reveló que todavía la cultura patriarcal limita la incorporación femenina  a las labores agrícolas y recarga a las mujeres.
“Muchas de las entrevistadas en estos espacios sí desempeñan labores agrícolas, pero no se les reconocen”, precisó la periodista Dixie Edith Trinquete, al comentar los resultados de varias entrevistas realizadas el pasado año en las provincias de Granma, Holguín, Matanzas, La Habana y Ciudad de La Habana.

Por Sara Más

Como parte del esfuerzo por dotar al profesorado de herramientas para desarrollar una educación incluyente, no sexista y anti discriminatoria, profesionales de Cuba y España presentaron en esta capital dos nuevos textos dirigidos, principalmente, a maestras y profesores en formación y en pleno ejercicio profesional al frente de las aulas.
Términos muy debatidos actualmente como género, sexualidad y diversidad; junto a temas tan necesarios como la inteligencia emocional, el sexismo en el lenguaje, la violencia en las aulas, la educación de la sexualidad de los adolescentes y personas discapacitadas, entre otros, son tratados en estos libros desde la mirada académica y pedagógica de profesionales y expertas de ambos países.

En medio del escenario cubano actual, donde se agudizan las desigualdades, emergen situaciones de pobreza, vulnerabilidad social y marginalidad, las desventajas se asocian más a determinados grupos sociales, incluidas las mujeres.

“En ese contexto, se fortalecen las brechas de equidad de género, territoriales y raciales”, señaló la doctora Mayra Espina Prieto, del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS).
Quienes viven en situación de pobreza en esta isla caribeña son, fundamentalmente, mujeres, personas negras, mestizas, migrantes y ancianas, que no trabajan por discapacidad o por ausencia de condiciones diversas para hacerlo, dijo Espina durante el encuentro “Develando cauces de comunicación y encuentro”, organizado por el Grupo de Reflexión y Solidaridad “Oscar Arnulfo Romero” (OAR), de inspiración cristiana, con motivo de sus 25 años de  fundado.

Aun cuando dan muestras evidentes de creciente protagonismo en la vida social, política y económica del  país, las cubanas aún no alcanzan el mismo nivel de participación en las esferas del poder que los hombres. 

Así lo constatan las estadísticas en la isla caribeña y un estudio que, bajo el título 50 años después: mujeres en Cuba y cambio social, fue realizado por un equipo interdisciplinario de investigadoras cubanas, con el apoyo de una experta brasileña y el programa de Oxfam en Cuba.

Información adicional