Acciones no llegan a mujeres que sufren violencia

[01-12-2015]
Acciones no llegan a mujeres que sufren violencia SEMlac

La violencia contra las mujeres se reconoce más en Cuba, donde se gana conciencia y visibilidad de ese problema social, pero todavía las acciones no llegan e incluyen a las mujeres que la padecen.

"Llegar e incluir a las mujeres maltratadas no es tarea sencilla, pero resulta clave si queremos atender adecuadamente este problema social", señaló la profesora Clotilde Proveyer Cervantes, al intervenir el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, en un panel en La Habana.

La investigadora, reconocida durante la jornada con el Premio Únete al compromiso con la igualdad y la No violencia de género que entrega el Sistema de Naciones Unidas en Cuba, dijo que hace falta diseñar e implementar estrategias preventivas y de atención a las víctimas en las instancias políticas, legislativas, judiciales y educacionales, cuyos efectos positivos se podrán visualizar a mediano y largo plazo.

Al intervenir en un panel convocado por el programa en Cuba de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), en su espacio "El balcón latinoamericano", la investigadora hizo referencia a estudios de su equipo de trabajo en el Departamento de Sociología de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana.

Entre los vacíos actuales en la atención a las mujeres que cotidianamente viven la tragedia de la violencia de género, señaló el desconocimiento que tiene la mayoría acerca de las instituciones que "pueden y están en el deber de apoyarlas o ayudarlas a hacer frente a tan deleznables actos".

También refirió la falta de apoyo y la sensación de abandono y soledad que experimentan casi todas las entrevistadas.

"Para ellas está claro que están en una situación de aislamiento real o autoasignado que les impide compartir siquiera con sus allegados el vía crucis que atraviesan", sostuvo.

Entre las razones por las cuales no piden ayuda, Proveyer mencionó vergüenza, miedo, porque confían muchas veces en el cambio del maltratador o por evitarles problemas a terceros que puedan implicarse.

"Pero en todos los casos confirman que sienten mucha necesidad de ayuda y apoyo", precisó.

Al referirse a los actuales desafíos, la profesora universitaria enumeró la falta de protocolos especializados y mecanismos vinculantes para las instituciones encargadas de atender el problema, así como la carencia de conocimientos y herramientas entre quienes tienen ese encargo social.

Además, se necesitan estudios de prevalencia; la visualización del problema en las leyes, para facilitar la actuación en el marco de la legalidad contra la impunidad de los maltratadores, y servicios especializados que brinden atención integral a las víctimas.

El de la violencia contra las mujeres es un problema serio en el mundo y también en América Latina y el Caribe, la región donde más se mata a las mujeres, indicó por su parte la peruana Gladys Acosta, experta del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer de Naciones Unidas (CEDAW).

"No estamos en guerra, pero sí mueren más mujeres por el solo hecho de serlo", insistió. "Es más probable la violencia en la vida de las mujeres que el cáncer, los accidentes de tránsito, una guerra o una malaria".

Aun cuando algunos estudios muestran datos en los que Cuba obtiene cifras más bajas que en la región, en materia de la vida de las mujeres y la violencia contra ellas y las niñas no debe importar el porcentaje, señaló Ana Lucía D'Emilio, representante de Unicef en Cuba.

"No importa cuántas son o pensar que el problema no es tan grave para un país determinado. Lo importante es que con un enfoque de derechos humanos entendamos que una sola vida que esté en riesgo es suficiente para actuar", recalcó.

Durante la jornada, Myrta Kaulard, coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas (SNU) en Cuba, dio a conocer el mensaje del secretario general con motivo del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Muer, en el cual exhorta a juntar fuerzas para poner fin a ese crimen, promover la plena igualdad de género y crear un mundo en el que las mujeres y las niñas disfruten de la seguridad que merecen.

Igualmente fue reconocido con el premio Únete al compromiso con la igualdad y la No violencia de género que entrega el Sistema de Naciones Unidas en Cuba, el historiador Julio César González Pagés, fundador y actual asesor de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades.

Visto 769 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Sara Más

Descripción de Sara

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional