Las instituciones son lugares en los cuales una sociedad da respuesta a necesidades o demandas de sus ciudadanos y ciudadanas; donde las personas ejercen sus derechos y obligaciones. La dinámica interna de no pocas de sus relaciones esta permeada por los mitos y prejuicios sexistas que distorsionan la real situación de la mujer maltratada, lo cual dificulta la detección, atención, tratamiento y rehabilitación de los casos.

Aunque las mujeres son mayoría entre las víctimas de la violencia de género, incluidas las que mueren a manos de sus parejas, también las hay que cumplen sanción por dar muerte a sus esposos como forma de sobrevivir y preservar la vida.

La violencia machista hacia las mujeres y las niñas no es un asunto privado, de pareja y familia, como los imaginarios sociales suelen acuñar, por lo que necesita de una respuesta social articulada, enfocada en la prevención y atención, concordaron profesionales de diversas disciplinas que investigan esta problemática social en el país.

Descubrir, o mejor ir descubriendo a lo largo de la vida, los hilos articuladores entre nuestra formación como seres humanos y las maneras en que nos relacionamos en determinado contexto resulta piedra angular para ver de qué lado está la pelota del poder, quiénes lo ejercen y quiénes se resisten a ser dominados. Y que conste: no se trata de una simple pelota, como la del famoso juego de béisbol, sino de algo mucho más complejo y contundente que se entrelaza con las esencias del comportamiento humano.

Información adicional