"Cuando subí, el ómnibus estaba lleno de personas. El maletín que traía conmigo le molestó a un hombre. Comenzamos a discutir y cuando la guagua (ómnibus) se detuvo, bajamos y nos pegamos fuerte. Yo caí al suelo y me golpee la cabeza contra el piso. Después no sé qué pasó".

Así cuenta a SEM Alberto Pacheco, luego de salir del hospital donde estuvo ingresado, en estado de coma, durante 12 días. La pelea que tuvo dentro y fuera del bus, en la capital cubana, le provocó una contusión cerebral.

El transporte en La Habana es un problema serio desde hace varios años. Trasladarse de un lugar a otro por cuestiones de trabajo o estudio resulta punzante para la mayoría de la población capitalina.

Los ómnibus demoran a veces horas entre uno y otro, la aglomeración de individuos distingue las paradas (puntos donde se recoge el pasaje) y los autobuses viajan atiborrados de personas.

La crisis proviene, principalmente, de los problemas causados por la desaparición del campo socialista, de donde venían casi todos los repuestos y unidades de transporte. Hoy ya se comienzan a recibir de otros países, pero la recuperación es lenta.
La violencia generada por el comportamiento explosivo de los cubanos en las guaguas no sólo pudiera tener como causa los problemas económicos, sino también una mala educación proveniente del hogar.

Publicado en Noticias
Jueves, 01 Septiembre 2011 11:28

Mitos y prejuicios en el camino de la violencia

La violencia de género va dejando de ser un tema tabú, se ha empezado a reconocer como fenómeno presente en esta isla caribeña y a tratarse esporádicamente en los medios de comunicación, pero la práctica confirma que viejas creencias y prejuicios siguen naturalizando su existencia.

Publicado en Noticias

Aunque la violencia contra las mujeres tiene mayor visibilidad en Cuba y el tema se debate en espacios académicos y especializados, requiere de acciones y atención particulares, señalaron expertos en la capital cubana.

"Hay variedad de estudios sobre este tema, pero no son suficientes", señaló en intercambio con la prensa, el viernes 13 de abril, Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).
Castro Espín abogó por continuar profundizando en el tema y en las experiencias de otros países, para poder hacer propuestas que, desde las regulaciones jurídicas y la atención a las víctimas, permitan su tratamiento integral.

Publicado en Noticias
Viernes, 11 Abril 2008 00:00

¿Eso no es violencia?

La violencia es uno de los fenómenos más extendidos actualmente en el planeta y no sólo vinculado a situaciones de abierto conflicto. En nuestra vida cotidiana se hace tan común, que se naturaliza.
Reconocer que la violencia se da en múltiples formas, grados y ocurre en cualquier medio social, es fundamental para visibilizarla.
Recibimos a una señora de 40 años llamada cariñosamente Lola, casada desde hace 20 años: hoy es ama de casa, tiene dos niños y antes de parir a su segundo hijo trabajaba en una farmacia.
Ella nos explica,… “me siento muy mal, estoy siempre cansada, no me alcanza el tiempo para nada. En la casa siempre hay que hacer algo, y más con eso del alquiler en el que mi esposo quiso meterse. Es una esclavitud, debo atender la casa, a los niños, lavar, limpiar diario las habitaciones de los turistas; apenas tengo tiempo para mí.
“Mi esposo se ocupa de atender el negocio, él cree que con eso de anotar en el libro, de ir a inmigración, a las reuniones, es todo. Luego, cuando llega la noche, estoy muerta, y entonces se pone bravo porque yo no tengo deseos, y te digo más: a veces yo lo hago sin deseos porque, figúrate, se va a pensar que ya no me gusta, o quién sabe si se busca otra por ahí, si es que ya no la tiene, porque yo ni caso le hago. Como pelea por todo, tenemos discusiones casi a diario, porque él se va para la calle y viene a lo hora que le parece, con dos o tres cervecitas de más, y no hay quien le pregunte nada”.

Publicado en Opinan especialistas

Después de casi dos décadas de estudiar la violencia, tanto en investigaciones sobre la prostitución como el maltrato infantil, asociado a violencia intrafamiliar o violencia doméstica, me he percatado de que a cualquier individuo le resulta difícil confesar que ha sido víctima de esta dentro de su propia familia. 
Cuando hablamos de violencia, lo primero que nos viene a la mente son los golpes del hombre hacia la mujer, de la madre al hijo; manifestaciones que quedan encerradas en el silencio de cuatro paredes, dígase de una casa, un cuarto, un albergue.
A estos espacios los llamaré espacios vacíos, vacíos de afecto, amor y comunicación, dónde las personas no son capaces de expresar, con palabras, sus sentimientos, emociones y sensaciones de bienestar, e inician su “dominio” en espacio familiar, a manera de Violencia-Poder-Fuerza.

Publicado en Opinan especialistas
Viernes, 11 Abril 2008 00:00

Del éxtasis al dolor

Las relaciones de pareja se asocian con fantasías de éxtasis y amor. Sin embargo, dicho idilio es acosado constantemente por vivencias de servidumbre y dominio, por crisis, encantos-desencantos, desembocando en pequeñas y grandes rebeliones. 

Las sociedades patriarcales —aún prevalecientes— se diseñan y organizan desde una prescripción de valores y normas identificables con una determinada construcción simbólica de masculinidad y feminidad.

La noción de género posibilita comprender esta construcción simbólico-sociocultural que integra los atributos subjetivos y las expectativas asignadas a las personas en dependencia de las diferencias sexuales. La intelectualidad, la afectividad, el lenguaje, las concepciones, los valores, las fantasías, los deseos, la identidad, la autopercepción corporal y subjetivas varían de acuerdo al género.

Publicado en Opinan especialistas
Viernes, 11 Abril 2008 00:00

.Violencia Algunos replanteamientos

La incapacidad de los tiempos modernos para resolver viejos problemas y el replanteamiento postmoderno de los paradigmas, nos incita a retomar algunos asuntos que hemos sedimentado en nuestro intelecto con el paso de los años y que quizá nos estén limitando para encontrar opciones frente a la violencia.

Si fuéramos a hacer un recuento histórico, tendríamos que concluir que la historia de la violencia no es otra que la de la humanidad misma. Desde sus antecedentes filogenéticos, el homo habilis no sólo se desarrolla al crear instrumentos para el trabajo (y aquí cabría replantearnos si realmente es el trabajo el determinante en la aparición del ser social), sino que estos rudimentarios instrumentos líticos, permitieron a los homínidos imponerse, al utilizarlos como armas contra su entorno hostil, en su afán de preservar la especie.

Publicado en Opinan especialistas
Lunes, 10 Marzo 2008 00:00

El significado de los silencios

Es una de las paradojas de estos tiempos reconocer el maltrato, el abuso y la violencia. A pesar de sus múltiples consecuencias negativas, no aparece con claridad a los ojos ajenos y propios. La violencia física, en toda la gama de sus modos de expresión, resulta más fácilmente identificable. Incluso la violencia verbal, colocada en las palabras y acompañada de gestos, puede mostrarse visible. Pero si se trata de la violencia psicológica (presente en todo tipo de violencia), y la que se muestra específicamente a través de los silencios, entonces la invidencia parece expulsar los significados de nuestra racionalidad más consciente.

Publicado en Opinan especialistas
Lunes, 25 Octubre 2010 14:52

Violentada… ¡¿Yo?!

“No le damos las gracias a la hierba por crecer ni le pagamos un salario a las fresas salvajes por estar ahí; la energía solar será más económica porque el calor del sol nos viene dado como un regalo, como regalo son las aguas de las fuentes, ríos y manantiales,

La materia prima que el ser humano encuentra a su alcance es lo que el hombre llama `naturaleza` y la cultura, su cultura, consiste en descubrirla, dominarla, utilizarla y explotarla. Y entre las materias primas de la naturaleza el patriarcado incluye a las mujeres…”

Victoria Sau

La violencia contra la mujer ha sido asumida a nivel internacional como un serio problema social derivado de las desiguales relaciones de poder en las interacciones entre hombres y mujeres a nivel individual, grupal… y en estos momentos es difícil encontrar, en el ámbito institucional, quienes desconozcan la legitimidad de la igualdad de derechos entre ambos sexos.

Publicado en Opinan especialistas

Para quienes estamos comprometidos con alcanzar relaciones entre hombres y mujeres, signadas por la equidad, el respeto y el diálogo, fomentar una cultura de paz que revierta la violencia que subyace en las actuales relaciones de género se convierte en un objetivo ineludible.

Educar a las nuevas generaciones a través de la comprensión de las múltiples formas que adopta la violencia, la manera en que la construcción social de género se convierte en un catalizador de esta, y en la búsqueda de soluciones necesarias para eliminarla, se ha convertido en un elemento de prioridad dentro del trabajo de instituciones y especialistas que investigan el tema.

Publicado en Opinan especialistas

Información adicional