Lunes, 30 Abril 2012 17:47

En busca de agentes de igualdad

Por Helen Hernández Hormilla / Fotos: Ernesto Pérez Zambrano

Las mentalidades machistas siguen siendo el talón de Aquiles a la hora de incorporar el enfoque de género en los proyectos de desarrollo humano local en Cuba. Sensibilizar a quienes tienen en sus manos la posibilidad de transformar esta tendencia se convierte entonces en labor de prioridad.
En ello coinciden profesoras y participantes en el curso "Género y desarrollo humano local", desarrollado del 17 al 21 de abril en la oriental provincia de Santiago de Cuba, como parte de un Proyecto de Cooperación Interuniversitaria entre las universidades de Oriente, La Habana y Sevilla, de España.
Con apoyo de la Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo (AECID) y la Consejería Cultural de la Embajada de España, la iniciativa capacitó, en una primera fase, a funcionarios gubernamentales y, en la segunda, a diversos actores y actoras locales de las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo.


La psicóloga sevillana Ana Guil, una de las docentes invitadas, explicó a SEMlac que la intención primera es sensibilizar a quienes pueden tomar decisiones sobre la importancia de potenciar igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres.
Además, intenta ubicar actores que, desde los medios de comunicación, las organizaciones de masas, la gestión de proyectos, entre otros espacios, puedan convertirse en potenciales agentes de igualdad.
Para esto hay que formar personas capaces de trabajar de manera transversal en el ámbito de desarrollo local, teniendo el género como eje vertebrador y propiciando que cualquier tipo de proyecto tenga en cuenta a la mitad femenina, enfatizó la estudiosa española.

Durante el Curso se distribuyeron materiales biobligráficos sobre temas de género.

Entre otras aspiraciones, está la de implementar a largo plazo un diplomado y una maestría dirigidos a instalar en Cuba la figura de agente de igualdad, que ya existe desde hace varios años en España. "Hay que estudiar aún dónde se ubicaría esta especialidad, si en los gobiernos locales o a instancias ministeriales, pero vamos trabajando en perfilarlo", explicó Lourdes Fernández Rius, profesora titular de la Universidad de La Habana.
Cuba dispone de una legislación favorable a la igualdad, voluntad política de empoderar a las mujeres y altas tasas de calificación femenina; sin embargo, en la práctica siguen funcionando añejas subjetividades que limitan y discriminan por cuestiones de género.
Esas resistencias bien las conoce Milena Cantillo Díaz, funcionaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Guantánamo, a 900 kilómetros de La Habana. Con ellas tiene que lidiar desde su trabajo en un órgano de gobierno que trata directamente con las entidades gubernamentales y la población.
"Aunque se habla mucho de que hay que lograr igualdad de género, todos los directivos no están sensibilizados y, cuando intercambiamos con ellos a profundidad, notamos que existe machismo", aseguró esta guantanamera, resuelta a inclinar con sus manos la balanza.
"Incluso, nosotras mismas nos ponemos limitaciones para acceder a cargos y puestos de dirección, debido al peso de la casa y la familia porque no nos hemos liberado de las tareas domésticas. El hombre ayuda, pero no se siente responsable de esas tareas ni está consciente de que no se trata de ayudar, sino de compartir", opinó.
Por su parte, Yamilé Mateo Arañó, periodista del semanario provincial Sierra Maestra, en Santiago de Cuba, confesó que cuando escribe sobre temas de género sus jefes ironizan y le dicen "que se deje de feminismos".
"Existe una política editorial para fomentar la visibilidad de las mujeres en los medios, pero no se tiene conciencia de la importancia de este tema y muchas veces se trata desde lo epidérmico, sin llegar a tener real entendimiento de sus implicaciones", agregó.
Las barreras subjetivas indican que la transversalización de género debe ser intencionada, pues durante siglos se ha naturalizado un sistema de pensamiento patriarcal y machista, al tiempo que se mantiene la carga de la doble y triple jornada laboral femenina.
Un interesante ejercicio propuesto por las profesoras del curso contabilizó en dinero las labores simultáneas que realizan las mujeres en el hogar, más allá de sus jornadas de trabajo público, y estableció un aproximado de 1.200 pesos mensuales como salario, si estas fueran remuneradas.
Mientras el horario de las mujeres aparecía repleto de tareas domésticas, ellos manifestaban "sentarse a comer", "tomar el desayuno", entre otras acciones cotidianas de las cuales disfrutaban, pero realizadas casi siempre por una tercera persona innombrada.
"Estas experiencias ayudan a abrir los ojos. Los hombres se percataron de todo el trabajo oculto que realizan las mujeres y ellas se dieron cuenta de que son las que mueven el mundo", explicó Guil.
En opinión de Fernández Rius, modificar las valoraciones íntimas sobre lo que es "propio" de cada sexo y sus procesos de identificación, exige una intervención de política cultural que apunte a lo simbólico, lo psicológico, "a infiltrar, contagiar y empapar de aspiración por la equidad", señaló.
"El tema de género sigue siendo incomprendido y hay una zona de desconocimiento importante que se une a prejuicios patriarcales y homofóbicos", declaró.

Lourdes Fernández Rius, profesora titular de la Universidad de La Habana, adelantó la intención de crear en el futuro una maestría de formación de agentes de igualdad en Cuba.

Los modelos de desarrollo centrados únicamente en el crecimiento económico limitan la solución de esas desigualdades, indicaron las expertas en uno de los encuentros. De ahí que se aspire a un desarrollo humano sostenible, cuyo progreso económico no afecte el social y ecológico.
Rosa María Reyes, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Oriente, sostiene que muy pocas veces se piensa en quienes producen la riqueza, las personas. "No puede obviarse que somos seres sexuados, construidos en una cultura basada en relaciones de género, tanto las que hemos producido hasta hoy como las que podemos cambiar si queremos sociedades más justas", aseguró.
Pasar de la igualdad formal entre hombres y mujeres a la real requiere de medidas para hacerla efectiva, de remover obstáculos culturales y de otro tipo que la entorpezcan, refirió Lourdes Fernández.
Pero con incorporar la retórica de género no basta, aseguró Cantillo desde su experiencia como funcionaria. "Aunque se ha trabajado en llevar estos temas al gobierno, hay que pasar de la teoría a la práctica", dijo, "porque al profundizar en la actuación de los directivos notamos que, aunque dicen promover la equidad, no actúan de esa manera", enfatizó.
"Se trata de una cuestión de voluntad política y significa garantizar una participación equilibrada de mujeres y hombres en todas las esferas y ámbitos de actuación público y privado, desde la corresponsabilidad y la equidad", consideró Fernández Rius.
Los medios de comunicación, centros de enseñanza y foros públicos fueron identificados como espacios clave para transformar sistemas de pensamiento sexistas. "Más fácil se cambia la política o se consigue el dinero, que las mentes de directivos y actores sociales, mucho más complejas de transformar", añadió la especialista.
Se necesita de un enfoque humanista para lograr el anhelo de la equidad de género, argumentó por su parte Reyes, quien encabeza el grupo de Estudios de Género Equidad en la Universidad de Oriente, muy vinculado al trabajo con las comunidades.
"Una de las maneras de realizar la utopía es pensar que el desarrollo comienza desde lo personal y, por eso, necesita vincularse al género", concluyó.

Publicado en Sociedad y cultura

Por Sara Más / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

En el sector agrario cubano hace falta seguir promoviendo miradas, enfoques y acciones que apunten hacia la equidad entre mujeres y hombres, ratificaron representantes de diversas organizaciones durante el IX Encuentro de Agricultura Orgánica y Sostenible, que sesionó del 21 al 24 de mayo en el Hotel Nacional, en La Habana.

"La igualdad de género compete a hombres y mujeres y tiene que ver con la justicia social", dijo Dilcia García, de la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA), al intervenir en la mesa "Género en el sector agrario", moderada el lunes 21 por Yesenia Arjona, de la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF), organización que convocó al encuentro.

"No puede haber desarrollo sostenible en un sector tan importante para la economía nacional como el agrario, si no se produce en condiciones de igualdad y equidad", destacó García, quien reconoció el papel jugado por la cooperación internacional en la comprensión e introducción de estos temas en el ámbito rural, a partir del desarrollo de proyectos y programas conjuntos.

Publicado en Sociedad y cultura

De la redacción /Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

A cien años de la fundación de las principales organizaciones feministas en Cuba, este movimiento constituye aún un tema pendiente en el debate académico cubano.
"El feminismo siempre se ha vinculado a un asunto menor, de poco sustento teórico-metodológico, pues todo discurso que transgreda el canon androcéntrico se califica de irracional y superficial", afirmó el historiador Julio César González Pagés durante una conferencia dedicada al centenario del movimiento feminista en Cuba.
Si bien el investigador reconoce la importancia del pensamiento y accionar de muchas cubanas durante los siglos XVIII y XIX, opina que es desde la actualidad que podemos catalogar de feministas a esas figuras. Por eso registra como el inicio del movimiento en la isla la creación, en 1912, de las primeras organizaciones que asumieron en su programa esta ideología.

Publicado en Sociedad y cultura
Martes, 26 Junio 2012 14:52

El oriente cubano en busca de la equidad

El acceso al trabajo remunerado en las mujeres rurales es una de las estrategias promovidas para su empoderamiento

Por Helen Hernández Hormilla / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Fotos: SEMlac

Mientras la tradición indica que es en el campo cubano donde mayores raíces ha plantado el machismo, varios proyectos de desarrollo local en espacios rurales del oriente de la isla buscan inclinar esa balanza.
La equidad de género resulta uno de los ejes fundamentales del Proyecto "Desarrollo Rural del Oriente Cubano", desplegado en dos fases simultáneas por los gobiernos provinciales de Guantánamo y Santiago de Cuba, provincias orientales a más de 860 y 900 kilómetros, respectivamente, de la capital cubana.
Con el apoyo de la Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo (AECID), ambas estrategias involucran a instituciones y organismos locales que deben comenzar a ejecutar sus primeras inversiones entre este año y el próximo.

Junto a la idea de incentivar un desarrollo rural con énfasis en lo territorial, que incorpore a la población vulnerable y a todos los actores sociales en el impulso de las potencialidades locales, el proyecto pretende empoderar a las mujeres rurales como actoras de su propio desarrollo, a la vez que frenar las brechas de género en los procesos de crecimiento económico local.

Publicado en Sociedad y cultura

Por Sara Más / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Cubanas seguidoras del feminismo, estudiosas de la materia o interesadas en esa ideología abogaron por articular más sus experiencias teóricas y prácticas, a la par que propusieron crear una red en busca de mayor intercambio y nuevas alianzas.
"Sería una forma de difundir y compartir experiencias de activismo e investigación feminista, de concertar esfuerzos y saberes aislados de varias personas, organizaciones e instituciones que, en muchas partes del país, vienen trabajando en este camino", comentó la periodista Isabel Moya, durante un encuentro el 24 de julio en el Instituto Internacional de Periodismo "José Martí", en La Habana.
Bajo el título "Feminismo en Cuba hoy: repensar la teoría y la práctica", el debate fue convocado por la Cátedra de Género y Comunicación "Mirta Aguirre", de esa institución, y formó parte del espacio Voces para el diálogo, que apoyan la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, la Consejería Cultural de la Embajada de España y el Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe (SEMlac).

Publicado en Sociedad y cultura

Por Dixie Edith / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

En materia de igualdad entre hombres y mujeres, los retos actuales en la región latinoamericana y caribeña van más allá del reconocimiento en las leyes o en las políticas nacionales.
"Es importante tener políticas públicas a favor de la población femenina, pero necesitamos poner todo nuestro esfuerzo para que la igualdad sea una realidad vivida por todas las mujeres y hombres", aseveró en La Habana Ana Güezmes García, directora Regional de ONU Mujeres para México, Centroamérica, Cuba y República Dominicana.
ONU Mujeres, entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres, fue constituida en 2010 y trabaja tanto con los gobiernos, parlamentos, poder judicial y la sociedad civil, en especial con organizaciones de mujeres y de pueblos indígenas en el desarrollo de políticas públicas "para avanzar en la participación y liderazgo de las mujeres, su mayor autonomía económica, y para prevenir y eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas". Actualmente está encabezada por la ex mandataria chilena Michelle Bachelet.

Publicado en Sociedad y cultura
Martes, 15 Enero 2013 02:59

En busca de alianzas por la equidad

Por Sara Más / Fotos: SEMlac

Conectarse en redes y espacios de encuentro, rescatar la historia desconocida del feminismo cubano y promover en las aulas los estudios de género con una mirada universal, pero también nacional, fueron algunas propuestas que apoyaron mujeres y hombres en la capital cubana, el pasado 10 de enero.
El lugar de intercambio fue la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), donde cada segundo jueves del mes se abre el espacio "Mirar desde la sospecha", que convoca el Programa de Género y Cultura del Grupo de Reflexión y Solidadridad "Oscar Arnulfo Romero" (OAR), para la promoción del debate sobre esos temas.
Esta vez la cita se organizó para reflexionar acerca de la actualidad del feminismo en Cuba y como colofón a los dos años de "Mirar desde la sospecha", iniciativa coordinada por la académica Danae C. Diéguez y las periodistas Lirians Gordillo y Helen Hernández Hormilla.
Durante ese tiempo, el espacio se mantuvo sistemáticamente en la discusión de temas polémicos y de actualidad en la vida social y cultural cubana, como la imagen de la mujer en el videoclip cubano, la conciliación laboral y familiar de las artistas y creadoras, la dramaturgia femenina, la crítica feminista, las mujeres afrocubanas, así como género y feminismo en el ciberespacio, entre otros.
Sin embargo, "el proyecto de debate sobre género y cultura no termina, sino que pasa a una nueva fase de trabajo", precisó a SEMlac una de sus coordinadoras, la profesora del Instituto Superior de Arte Danae C. Diéguez.

Publicado en Sociedad y cultura
Martes, 19 Marzo 2013 03:17

El cuidado es responsabilidad social

Por Helen Hernández Hormilla / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Ante el envejecimiento acelerado de la población cubana, urgen estrategias sociales para liberar a las mujeres de la responsabilidad absoluta de cuidar a las personas adultas mayores en la familia.
Así lo expresaron especialistas en estudios de género durante un debate convocado por la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la Organización para la Ciencia, la Educación y la Cultura de las Naciones Unidas (Unesco), el pasado 13 de marzo en La Habana, como parte de la jornada de celebración por el Día Internacional de la Mujer.
La historia de María, una costurera de edad mediana a cargo de su padre anciano y de tres hijos, sirvió de detonante para el intercambio. Ella es la protagonista del filme uruguayo-mexicano La demora (2012), del director Rodrigo Plá, con guión de Laura Santullo, exhibido esa tarde junto al documental Yo digo No, de Marcel Beltrán, como parte de la campaña que emprende el Sistema de Naciones Unidas en la isla contra la violencia hacia las mujeres y las niñas.

Publicado en Sociedad y cultura

Por Sara Más / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Las redes, agrupaciones y asociaciones creadas por mujeres, construidas con más o menos éxito a lo largo de la historia, han sido siempre espacios posibles que ellas han trazado y encontrado para crear, apoyarse y salir adelante con los más diversos proyectos y motivos de su existencia.

Publicado en Sociedad y cultura
Lunes, 09 Abril 2012 21:45

Rutas de mujeres entre Cuba y España

Por Helen Hernández Hormilla

Llegar a una tierra extranjera provoca siempre cierta conmoción. De esa mezcla de extrañeza y deslumbramiento han surgido múltiples narraciones que, ya fueran cartas, autobiografías, crónicas o memorias, permiten perfilar las condiciones subjetivas e históricas de la persona que viaja.

Si bien por mucho tiempo estos géneros formaron parte de la llamada literatura menor, en décadas recientes han comenzado a captar la atención de la crítica, pues dichos textos albergan interesantes claves para reconstruir historias de la vida cotidiana, la subjetividad, las relaciones entre clase, género, raza e identidad nacional, la hondura de los procesos migratorios, entre otros aspectos.

Publicado en Sociedad y cultura

Información adicional