Por Dixie Edith

Incorporar estrategias de género a iniciativas y proyectos de desarrollo local rinde frutos si se consigue su articulación desde múltiples espacios, además de compromiso y sensibilidad por parte de sus protagonistas.

Esa fue, quizás, una de las lecciones más claras del proyecto Desarrollo socioproductivo concertado en Jesús Menéndez, ejecutado en ese municipio rural de la provincia de Las Tunas, a más de 650 kilómetros al este de La Habana.

Para la ingeniera agrónoma Marianela Pérez Peña, el cambio en las maneras de pensar y relacionarse entre los hombres y las mujeres de su terruño, gracias a esa iniciativa de desarrollo, es muy evidente.

Publicado en Sociedad y cultura

Información adicional