Martes, 27 Marzo 2018 02:59

También son familia

Una foto de familia tiene rostros múltiples en la Cuba actual. Más allá de la clásica conformación mamá, papá y nené, hoy conviven formas diversas no solo por sus integrantes, sino también por sus lógicas internas y procesos que las atraviesan. Una madre soltera, abuelos responsables de sus nietos adolescentes, personas de la tercera edad cuidando de otro que pasa de los 70 años, una familia de dos mamás y un papá gay que asume su paternidad son solo algunos retratos que reclaman una mirada atenta.

Publicado en Sociedad y cultura

Visibilizar las desigualdades asociadas al color de la piel en áreas como la educación es una urgencia en la Cuba de hoy, de cara a la construcción de un proyecto social más justo, consideran expertos de la isla caribeña.
Yulexis Almeida, doctora en ciencias sociológicas y vicedecana de la facultad de sociología de la Universidad de La Habana, refirió que "la educación ofrece las herramientas para poder transformar críticamente el entorno que nos rodea, por su impacto en la reducción de la exclusión; y da credenciales para el ámbito del empleo. Así lo refirió durante un panel sobre el tema, desarrollado el pasado 28 de febrero por el Grupo Provincial Habana y la sección Seres de la Sociedad Cubana de Psicología.

Publicado en Sociedad y cultura

Viven en espacios distantes de la geografía cubana, con experiencias y expectativas muy diversas, pero tienen un propósito común: contribuir a la equidad social. Quienes convergen en la Articulación Juvenil son muchachas y muchachos que encuentran en esa plataforma un espacio de socialización y activismo en favor de la justicia social, el respeto a la diversidad, los derechos humanos y la prevención de la violencia de género, en particular hacia mujeres y niñas.

Publicado en Sociedad y cultura
Martes, 03 Julio 2012 02:13

Solucionar conflictos en paz

Por Raquel Sierra/ Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla." target="_blank">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Aprender sobre cultura de paz, mediación de conflictos y concertación deviene necesidad en el trabajo en comunidades, instituciones y otros espacios, por lo que la Red de Cultura de Paz, del Centro Félix Varela, insiste en mantener, sistematizar y sostener la articulación con todos sus integrantes.
Solucionar conflictos no se refiere solamente a conflictos bélicos, sino también disputas, intereses diferentes y la mediación es una manera de conducir conversaciones difíciles para lograr un acuerdo basado en el consenso. Ello requiere desarrollar pensamientos paralelos y formas distintas de ver la vida, explicó a SEMlac Ana Margarita de la Torre, vicedirectora del centro.

Publicado en Noticias
Jueves, 15 Marzo 2012 02:21

Hábitat e inequidad van de la mano

Por Raquel Sierra / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Las inequidades económicas y sociales existentes hoy en la sociedad cubana tienen su reflejo en la agudización del deterioro físico de La Habana, alertan expertos.
Un alto porcentaje de viviendas en regular y mal estado, debido a la falta de mantenimiento; más de 11.000 personas residiendo en albergues y una cifra diez veces mayor habitando en moradas no aptas, son otros de los fenómenos que enfrenta hoy la capital cubana, apuntó el arquitecto Miguel Coyula.

Publicado en Sociedad y cultura
Lunes, 30 Abril 2012 17:47

En busca de agentes de igualdad

Por Helen Hernández Hormilla / Fotos: Ernesto Pérez Zambrano

Las mentalidades machistas siguen siendo el talón de Aquiles a la hora de incorporar el enfoque de género en los proyectos de desarrollo humano local en Cuba. Sensibilizar a quienes tienen en sus manos la posibilidad de transformar esta tendencia se convierte entonces en labor de prioridad.
En ello coinciden profesoras y participantes en el curso "Género y desarrollo humano local", desarrollado del 17 al 21 de abril en la oriental provincia de Santiago de Cuba, como parte de un Proyecto de Cooperación Interuniversitaria entre las universidades de Oriente, La Habana y Sevilla, de España.
Con apoyo de la Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo (AECID) y la Consejería Cultural de la Embajada de España, la iniciativa capacitó, en una primera fase, a funcionarios gubernamentales y, en la segunda, a diversos actores y actoras locales de las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo.


La psicóloga sevillana Ana Guil, una de las docentes invitadas, explicó a SEMlac que la intención primera es sensibilizar a quienes pueden tomar decisiones sobre la importancia de potenciar igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres.
Además, intenta ubicar actores que, desde los medios de comunicación, las organizaciones de masas, la gestión de proyectos, entre otros espacios, puedan convertirse en potenciales agentes de igualdad.
Para esto hay que formar personas capaces de trabajar de manera transversal en el ámbito de desarrollo local, teniendo el género como eje vertebrador y propiciando que cualquier tipo de proyecto tenga en cuenta a la mitad femenina, enfatizó la estudiosa española.

Durante el Curso se distribuyeron materiales biobligráficos sobre temas de género.

Entre otras aspiraciones, está la de implementar a largo plazo un diplomado y una maestría dirigidos a instalar en Cuba la figura de agente de igualdad, que ya existe desde hace varios años en España. "Hay que estudiar aún dónde se ubicaría esta especialidad, si en los gobiernos locales o a instancias ministeriales, pero vamos trabajando en perfilarlo", explicó Lourdes Fernández Rius, profesora titular de la Universidad de La Habana.
Cuba dispone de una legislación favorable a la igualdad, voluntad política de empoderar a las mujeres y altas tasas de calificación femenina; sin embargo, en la práctica siguen funcionando añejas subjetividades que limitan y discriminan por cuestiones de género.
Esas resistencias bien las conoce Milena Cantillo Díaz, funcionaria de la Asamblea Provincial del Poder Popular en Guantánamo, a 900 kilómetros de La Habana. Con ellas tiene que lidiar desde su trabajo en un órgano de gobierno que trata directamente con las entidades gubernamentales y la población.
"Aunque se habla mucho de que hay que lograr igualdad de género, todos los directivos no están sensibilizados y, cuando intercambiamos con ellos a profundidad, notamos que existe machismo", aseguró esta guantanamera, resuelta a inclinar con sus manos la balanza.
"Incluso, nosotras mismas nos ponemos limitaciones para acceder a cargos y puestos de dirección, debido al peso de la casa y la familia porque no nos hemos liberado de las tareas domésticas. El hombre ayuda, pero no se siente responsable de esas tareas ni está consciente de que no se trata de ayudar, sino de compartir", opinó.
Por su parte, Yamilé Mateo Arañó, periodista del semanario provincial Sierra Maestra, en Santiago de Cuba, confesó que cuando escribe sobre temas de género sus jefes ironizan y le dicen "que se deje de feminismos".
"Existe una política editorial para fomentar la visibilidad de las mujeres en los medios, pero no se tiene conciencia de la importancia de este tema y muchas veces se trata desde lo epidérmico, sin llegar a tener real entendimiento de sus implicaciones", agregó.
Las barreras subjetivas indican que la transversalización de género debe ser intencionada, pues durante siglos se ha naturalizado un sistema de pensamiento patriarcal y machista, al tiempo que se mantiene la carga de la doble y triple jornada laboral femenina.
Un interesante ejercicio propuesto por las profesoras del curso contabilizó en dinero las labores simultáneas que realizan las mujeres en el hogar, más allá de sus jornadas de trabajo público, y estableció un aproximado de 1.200 pesos mensuales como salario, si estas fueran remuneradas.
Mientras el horario de las mujeres aparecía repleto de tareas domésticas, ellos manifestaban "sentarse a comer", "tomar el desayuno", entre otras acciones cotidianas de las cuales disfrutaban, pero realizadas casi siempre por una tercera persona innombrada.
"Estas experiencias ayudan a abrir los ojos. Los hombres se percataron de todo el trabajo oculto que realizan las mujeres y ellas se dieron cuenta de que son las que mueven el mundo", explicó Guil.
En opinión de Fernández Rius, modificar las valoraciones íntimas sobre lo que es "propio" de cada sexo y sus procesos de identificación, exige una intervención de política cultural que apunte a lo simbólico, lo psicológico, "a infiltrar, contagiar y empapar de aspiración por la equidad", señaló.
"El tema de género sigue siendo incomprendido y hay una zona de desconocimiento importante que se une a prejuicios patriarcales y homofóbicos", declaró.

Lourdes Fernández Rius, profesora titular de la Universidad de La Habana, adelantó la intención de crear en el futuro una maestría de formación de agentes de igualdad en Cuba.

Los modelos de desarrollo centrados únicamente en el crecimiento económico limitan la solución de esas desigualdades, indicaron las expertas en uno de los encuentros. De ahí que se aspire a un desarrollo humano sostenible, cuyo progreso económico no afecte el social y ecológico.
Rosa María Reyes, decana de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Oriente, sostiene que muy pocas veces se piensa en quienes producen la riqueza, las personas. "No puede obviarse que somos seres sexuados, construidos en una cultura basada en relaciones de género, tanto las que hemos producido hasta hoy como las que podemos cambiar si queremos sociedades más justas", aseguró.
Pasar de la igualdad formal entre hombres y mujeres a la real requiere de medidas para hacerla efectiva, de remover obstáculos culturales y de otro tipo que la entorpezcan, refirió Lourdes Fernández.
Pero con incorporar la retórica de género no basta, aseguró Cantillo desde su experiencia como funcionaria. "Aunque se ha trabajado en llevar estos temas al gobierno, hay que pasar de la teoría a la práctica", dijo, "porque al profundizar en la actuación de los directivos notamos que, aunque dicen promover la equidad, no actúan de esa manera", enfatizó.
"Se trata de una cuestión de voluntad política y significa garantizar una participación equilibrada de mujeres y hombres en todas las esferas y ámbitos de actuación público y privado, desde la corresponsabilidad y la equidad", consideró Fernández Rius.
Los medios de comunicación, centros de enseñanza y foros públicos fueron identificados como espacios clave para transformar sistemas de pensamiento sexistas. "Más fácil se cambia la política o se consigue el dinero, que las mentes de directivos y actores sociales, mucho más complejas de transformar", añadió la especialista.
Se necesita de un enfoque humanista para lograr el anhelo de la equidad de género, argumentó por su parte Reyes, quien encabeza el grupo de Estudios de Género Equidad en la Universidad de Oriente, muy vinculado al trabajo con las comunidades.
"Una de las maneras de realizar la utopía es pensar que el desarrollo comienza desde lo personal y, por eso, necesita vincularse al género", concluyó.

Publicado en Sociedad y cultura

Por Sara Más / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Sensibilizar y adentrar a actores y actoras sociales en los conocimientos sobre las relaciones de género entre hombres y mujeres se inscribe entre los propósitos de un ciclo de formación que se implementa actualmente en las provincias orientales de Santiago de Cuba y Guantánamo, a 860 y 900 kilómetros de La Habana, respectivamente.
Estos talleres de formación para integrantes de los gobiernos provinciales y municipales son coordinados por la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA) a petición de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), con la idea de reforzar el eje de equidad de género en dos territorios donde la entidad de cooperación está trabajando en temas de fortalecimiento del desarrollo local del oriente cubano.

Publicado en Sociedad y cultura
Martes, 26 Junio 2012 14:52

El oriente cubano en busca de la equidad

El acceso al trabajo remunerado en las mujeres rurales es una de las estrategias promovidas para su empoderamiento

Por Helen Hernández Hormilla / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Fotos: SEMlac

Mientras la tradición indica que es en el campo cubano donde mayores raíces ha plantado el machismo, varios proyectos de desarrollo local en espacios rurales del oriente de la isla buscan inclinar esa balanza.
La equidad de género resulta uno de los ejes fundamentales del Proyecto "Desarrollo Rural del Oriente Cubano", desplegado en dos fases simultáneas por los gobiernos provinciales de Guantánamo y Santiago de Cuba, provincias orientales a más de 860 y 900 kilómetros, respectivamente, de la capital cubana.
Con el apoyo de la Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo (AECID), ambas estrategias involucran a instituciones y organismos locales que deben comenzar a ejecutar sus primeras inversiones entre este año y el próximo.

Junto a la idea de incentivar un desarrollo rural con énfasis en lo territorial, que incorpore a la población vulnerable y a todos los actores sociales en el impulso de las potencialidades locales, el proyecto pretende empoderar a las mujeres rurales como actoras de su propio desarrollo, a la vez que frenar las brechas de género en los procesos de crecimiento económico local.

Publicado en Sociedad y cultura
Martes, 03 Julio 2012 02:53

Jóvenes defienden la equidad

Rosa María Reyes, Decana de la Universidad de Oriente y coordinadora del grupo.

Por Helen Hernández Hormilla / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla." target="_blank">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Fotos: SEMlac

Cuando escuchaba hablar sobre temas de género, Annie Aguilar se incomodaba un poco. Para la estudiante de Psicología de la Universidad de Oriente, en Santiago de Cuba, a 900 km de La Habana, pretender transmutar ciertas formas de ser hombre y mujer resultaba un poco exagerado.
Su propia inconformidad la llevó a optar por la asignatura Género y Subjetividad en cuarto año de la carrera y, lejos de confirmar sus percepciones, los conocimientos recibidos le hicieron cambiar aspectos cotidianos de su identidad que tenía como naturales.
La joven de 22 años lo recuerda con una sonrisa. Ahora lleva adelante una investigación que proyecta un diagnóstico participativo con enfoque de género en un centro penitenciario femenino de su provincia y es una de las integrantes del colectivo estudiantil asociado al Grupo de Estudios de Género "Equidad", de la Universidad de Oriente.

Vincular a estudiantes en labores de carácter científico, comunitario y de activismo fue una de las primeras líneas de acción de este colectivo, formalmente establecido en 2006, pero con antecedentes de trabajo desde una década antes.

Publicado en Sociedad y cultura
Martes, 15 Enero 2013 02:59

En busca de alianzas por la equidad

Por Sara Más / Fotos: SEMlac

Conectarse en redes y espacios de encuentro, rescatar la historia desconocida del feminismo cubano y promover en las aulas los estudios de género con una mirada universal, pero también nacional, fueron algunas propuestas que apoyaron mujeres y hombres en la capital cubana, el pasado 10 de enero.
El lugar de intercambio fue la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), donde cada segundo jueves del mes se abre el espacio "Mirar desde la sospecha", que convoca el Programa de Género y Cultura del Grupo de Reflexión y Solidadridad "Oscar Arnulfo Romero" (OAR), para la promoción del debate sobre esos temas.
Esta vez la cita se organizó para reflexionar acerca de la actualidad del feminismo en Cuba y como colofón a los dos años de "Mirar desde la sospecha", iniciativa coordinada por la académica Danae C. Diéguez y las periodistas Lirians Gordillo y Helen Hernández Hormilla.
Durante ese tiempo, el espacio se mantuvo sistemáticamente en la discusión de temas polémicos y de actualidad en la vida social y cultural cubana, como la imagen de la mujer en el videoclip cubano, la conciliación laboral y familiar de las artistas y creadoras, la dramaturgia femenina, la crítica feminista, las mujeres afrocubanas, así como género y feminismo en el ciberespacio, entre otros.
Sin embargo, "el proyecto de debate sobre género y cultura no termina, sino que pasa a una nueva fase de trabajo", precisó a SEMlac una de sus coordinadoras, la profesora del Instituto Superior de Arte Danae C. Diéguez.

Publicado en Sociedad y cultura
Página 1 de 2

Información adicional