Proyecto cultural vincula activismo y transformación social

[24-04-2017]
Foto cortesía Eva González Guerrero. Foto cortesía Eva González Guerrero.

El proyecto sociocultural sin fines de lucro Irreverencia Producciones apuesta en la capital cubana por el arte y la cultura como espacio educativo y de transformación comunitaria.

De manera autogestionada y a partir de apoyos puntuales, Irreverencia Producciones ha desarrollado talleres para infantes y público adulto, exposiciones de artes visuales, conciertos, cursos de yoga, lecturas dramáticas y estrenos teatrales.
"Financiamos las acciones a través de aportes voluntarios de los integrantes, tanto materiales, de equipamiento, uso de infraestructuras y labor ad honorem, así como colaboraciones generales y por proyectos específicos, auspicios de instituciones y organizaciones internacionales", dijo a SEMlac Eva González Guerrero, creadora principal de esta iniciativa.
Este proyecto nació en 2010, fruto de la persistencia y voluntad de la actriz, bailarina y dramaturga española que reside en la isla desde la pasada década del noventa.
"Hubo un momento en el que sentí la necesidad de contar con un espacio propio porque, lamentablemente, en muchos lugares existe la supremacía del No. Aquí, aunque no es el espacio ideal, se encuentra un Sí y luego el vamos a ver y negociamos", explica González Guerrero.
En la búsqueda de un espacio propio, la actriz y madre soltera de dos hijos vendió su casa y buscó un apartamento en la barriada habanera del Vedado que permitiera crear Espacio Irreverente, inaugurado en diciembre de 2015.
"Aquí relanzamos nuestro Café Teatro Irreverente, impulsamos encuentros nacionales e internacionales, talleres diversos con profesores cubanos y extranjeros, exposiciones plásticas, promoción de comunidades artísticas, proyecciones y debates, conciertos (usando ocasionalmente la azotea vecinal que está a nuestro cuidado). Intentamos enriquecer el entorno vecinal y comunitario, colaborar con su mejora y, en lo posible, integrarlo, si bien eso es tarea lenta", comenta.
Su trayectoria militante de feminista y educadora popular imprime al colectivo creativo el compromiso ético con el arte y con la transformación social frente al machismo criollo.
Por estos días, la puesta teatral que les mantiene activos es El Diccionario, de Manuel Calzada (Premio Nacional de Dramaturgia española 2014) y con dirección de la propia González Guerrero.
La obra rinde homenaje a María Moliner Ruiz, la autora del Diccionario de Uso del Español, quien dedicó 15 años a la redacción de esta obra monumental.
"Planifiqué la puesta en escena de manera íntima y comprometida, que creara, en lealtad a la labor de María Moliner, una comunicación testimonial del hecho teatral cercana al fenómeno reality show/voyeur, donde la CASA es el lugar valioso e imprescindible en que, históricamente, las mujeres han desarrollado sus aportaciones creativas y sociales, de forma ninguneada o evidente, conjugando espacio íntimo, social, creativo, familiar, laboral y público", detalla la dramaturga.
En la pieza intervienen dos personajes masculinos: el esposo de María Moliner y el médico que diagnostica la arterioesclerosis que padece la destacada intelectual.
Además del declarado homenaje al "valioso legado de amor a las palabras" y "ejemplo indispensable" de la Moliner, El Diccionario ofrece reflexiones sobre la vejez, la libertad interior conquistada por las mujeres y los conflictos que les genera la conciliación entre la realización profesional y familiar.
"El reto es mantener el apoyo y la compañía. Ahora cuento con un equipo comprometido, pero es difícil. Es complejo buscar fórmulas para mantenerlos y creo muy necesario construir y promover redes de apoyo entre iniciativas afines", reflexiona Eva.

Visto 107 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional