Programa de sexualidad aboga por la convivencia respetuosa

[10-10-2017]

La promoción de una sexualidad plena, sana, responsable y feliz se inscribe entre los propósitos del programa cubano para la educación de la sexualidad, que pondera la participación popular como ejercicio de poder democrático y soberano, aseguró en La Habana Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

"Educamos para el amor y la convivencia respetuosa, no para la perpetuación de relaciones de dominación ni de violencia", aseguró la experta al intervenir en la 56 Reunión de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre la Mujer, efectuada los días 5 y 6 de octubre en La Habana.
Castro agregó que el programa cubano para la educación integral de la sexualidad, que coordina esa institución con la participación de organismos de la administración central del Estado y organizaciones de la sociedad civil, se basa en "los principios humanistas y democráticos que inspiran al paradigma emancipador del socialismo, en la libertad como compleja responsabilidad individual y colectiva".
El Cenesex tiene el encargo social de coordinar y asesorar los procesos de diseño, implementación, monitoreo y evaluación de la política para el desarrollo de la Educación Integral de la Sexualidad, la Salud Sexual y el respeto de los derechos sexuales de la población cubana, precisó.
En ese sentido, desarrolla estrategias educacionales y comunicacionales que incluyen diferentes campañas nacionales de bien público, un sistema de formación postgraduada e investigaciones científicas y de innovación tecnológica.
Igualmente brinda servicios de orientación y terapia sexual, de atención integral a personas transgénero, de atención a víctimas de la violencia de género y el abuso sexual infantil, de consejería y acompañamiento jurídico a la población en el campo de los derechos sexuales, entre otras acciones.
Castro recordó la amplia participación popular que acompañó y gestó los cambios políticos, económicos y sociales de la Revolución de 1959 y que impactaron a las familias, especialmente en el papel de los hombres y de las mujeres, en sus relaciones de pareja, en las sexualidades y relaciones intergeneracionales.
También que, en consecuencia con su política, Cuba fue el primer país en firmar, y el segundo en ratificar, los compromisos de gobierno ante la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), de 1979.
Igualmente hizo referencia a los aportes que a favor de estas luchas desarrolló desde sus inicios la Federación de Mujeres Cubanas, como proyecto propio de empoderamiento de las mujeres como sujetos de derecho.
"La FMC, desde su fundación en 1960, se caracteriza por ser una organización que no propugna el ataque a los hombres ni su desvalorización, sino que se identifica como una fuerza social en la que, junto a los hombres, participa en los procesos de transformación social", apuntó la directora del Cenesex.
Se refirió el camino recorrido en la lucha por el respeto a la libre orientación sexual e identidades de género, así como a la necesidad de comprender la situación actual de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros e intersexuales (LGBTI) en Cuba y de colocar su atención como objeto de política.
Dijo que justamente la puerta de entrada ha sido el desarrollo de las políticas por la emancipación de las mujeres, entre cuyos ejes principales se destacan sus avances en el campo de la salud y la educación sexual.
Destacó además como paso significativo en la movilización de la conciencia social, la celebración desde 2007, cada año, de la Jornada cubana contra la Homofobia y la Transfobia en diversas ciudades del país, que promueve el respeto a la libre orientación sexual e identidad de género como ejercicio de justicia y equidad social.

Visto 35 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Sara Más

Descripción de Sara

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional