Muchas manos se unen a la recuperación tras paso del tornado

[04-02-2019]
Foto Ricardo López Hevia Foto Ricardo López Hevia

Pese a la magnitud de los daños que dejó el tornado que azotara la ciudad de La Habana en la noche del domingo 27 de enero, ya se han restablecido casi la totalidad de los servicios básicos a la población afectada y continúan las labores de recuperación.

De acuerdo con datos ofrecidos por el Consejo de Ministros, a solo una semana del desastre natural la electricidad se ha restituido en prácticamente la totalidad de las zonas golpeadas, el abasto de agua se mantiene estable y se ha restablecido la red hidráulica de varios policlínicos y hospitales enclavados en los municipios por donde pasó el evento meteorológico.

La telefonía se ha rehabilitado al 65 % y se comenzó la construcción de las primeras 144 viviendas, cifra que según anunció el órgano gubernamental se incrementará en los próximos días, pues se cuenta con la disponibilidad de los materiales.

Tan inédito como este tornado ha sido también la rápida y creciente organización de grupos y personas naturales en respuesta a los damnificados por el inusual fenómeno, que dejó en el momento un saldo de cuatro muertos y 307 lesionados. De estos últimos, dos fallecieron este sábado, según informó el Ministerio de Salud Pública.

Desde artistas, negocios privados, organizaciones religiosas, grupos de instituciones estatales, estudiantes universitarios hasta ciudadanos emigrados han convertido las redes sociales en una plataforma de convocatorias para donaciones, colectas y ayudas directas a las personas más afectadas. Etiquetas como #FuerzaHabana y #FuerzaCuba se han viralizado en la última semana.

Ropa, alimentos, agua, medicinas, módulos de aseo, almohadillas sanitarias, juguetes, velas, entre otros muchos artículos de primera necesidad se han estado recopilando y entregando en los municipios de Regla, Guanabacoa, 10 de Octubre y San Miguel del Padrón, los más golpeados por el tornado. La movilización ha estado circulando en disímiles fotos y videos en las redes, que muestran además la ayuda en la limpieza y recogida de escombros.

Negocios privados como Ring Pizza, La Guarida, Michelin y el restaurante De L´Abuela llevaron alimentos hasta los lugares más dañados y reajustaron sus horarios solo con este objetivo; en tanto organizaciones religiosas de diversas denominaciones también se personaron para entregar comida y otros recursos.
Por su cuenta, las personas que ya han acudido a los sitios dañados han publicado listas para focalizar las ayudas a los más necesitados.

Un grupo de voluntarios trabaja para ubicar en una única base de datos la información actualizada por municipio y, previa autorización de las personas afectadas, compartir sus direcciones, necesidades y la atención que reciben, anunció el grupo público Alternativas, creado en Facebook para socializar información útil que viabilice la ayuda.

Han emergido iniciativas de todo tipo. La guardería infantil Reyes de Bruzón convocó en su cuenta social a madres y padres interesados en entregar donaciones para hacerlas llegar a los barrios y anunció servicios gratuitos a infantes víctimas del desastre y a las madres que no tienen dónde dejarlos mientras avanzan en la recuperación.

Uno de los sectores con poder movilizador ha sido el de los artistas. Además de las ayudas, organizaron el último fin de semana un concierto, cuya recaudación destinarán a las zonas afectadas.

Las iniciativas privadas no han sido las únicas. Jóvenes de la Federación Estudiantil Universitaria de diversas facultades como la de Comunicación, Derecho y Biología, y de Ciencias Médicas, se han trasladado hacia los municipios azotados por el tornado para colaborar con las labores de recuperación y llevar donativos. De igual modo lo han hecho la Unión de Periodistas de Cuba, la Empresa de Grabaciones Musicales, deportistas, el Grupo teatro La Proa y el Centro Nacional de Educación Sexual, entre otros.

Miembros de la Asociación Hermanos Saíz, la Brigada de Instructores de Arte José Martí y la organización política Unión de Jóvenes Comunistas han exhortado desde las redes sociales a sumarse a la recuperación y participan en las labores de saneamiento.

El municipio habanero de Diez de Octubre concentra en la actualidad los mayores volúmenes de escombros, informó el gobierno provincial.

La comunidad feminista en Facebook TODAS alertó que en medio de desastres como este "las mujeres quedan especialmente desprotegidas económicamente y afectadas emocionalmente", y convocó a enfocar en ese sentido la ayuda.

A las localidades también se incorporaron equipos de profesionales, conformados por psicólogos y psiquiatras.

Si, por una parte, muchos testimonios narran escenas conmovedoras, otros denuncian malos tratos por parte de las autoridades de las zonas afectadas. Emergen opiniones encontradas en un país donde, históricamente, la asistencia a los lugares y personas damnificadas por un desastre natural ha estado signada por la mediación estatal.

También surgen críticas y rechazo a quienes han hecho de la ayuda un show de autopromoción, junto a mensajes que reiteran que este no es el momento de crear conflictos ni azuzarlos entre personas que tratan de ayudar a la población damnificada.

"Puede conducirnos a una polémica estéril, pues el conflicto sirve para crecer siempre que no paralice o nos divida inútilmente en un momento de reconstrucción, de aprendizaje, tanto para los cubanos que se movilizan desde la espontaneidad y la sensibilidad como para las instituciones gubernamentales", afirmó desde su perfil de Facebook el periodista Michel Hernández, quien ha estado yendo a colaborar a la zonas de desastre.

Cubanos residentes en el exterior también se han organizado para la recaudación de fondos. Algunos, como Claudia Barrientos Batista, denunciaba en su cuenta de Facebook el 29 de enero que la compañía GoFundMe había imposibilitado el uso de esa plataforma por tratarse de una recaudación para un país bajo sanción económica por parte de OFAC, departamento de Tesoro del gobierno de EE.UU., una consecuencia del bloqueo económico impuesto por ese país a Cuba.

El también periodista Sergio Alejandro Gómez, en su blog en Medium, significó la importancia de que los actores sociales que surgen a partir de los cambios en Cuba asuman sus deberes y derechos frente a la sociedad y quieran gastar parte de sus ingresos en ayudar a otros cubanos; ante lo cual el Estado no debe cerrarse y sí utilizar su liderazgo y legitimidad para canalizar las energías particulares en favor de los intereses de la nación y en beneficio de las grandes mayorías, apuntó.

No obstante, alertó sobre el peligro de que la exaltación de la iniciativa individual se imponga simbólicamente como sustituta o superación del Estado y la acción coordinada de las mayorías. Precisó que "la mejor y más efectiva vía -aunque no la única-, para hacer la diferencia en estos y muchos otros casos es la acción coordinada de toda la sociedad a través de sus instituciones (sin burocracia y con efectividad)".

Alejandro Palmarola, trabajador del Jardín Botánico Nacional, insistió en Facebook: "A los que van por su cuenta, tengan en cuenta que es una zona en desastre, la ayuda es buena, pero el caos es muy malo", escribió.

El Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, encargado de coordinar la ayuda internacional informó que los donativos de recursos materiales desde el exterior pueden comunicarse a las embajadas de Cuba en el país donde se encuentre el donante, y habilitó la dirección de correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. para atender cualquier interés.

Una nota oficial de este organismo aclaró que el Gobierno cubano se encarga de organizar el arribo, el ingreso sin pagar aranceles y la distribución, y que en el caso de donativos de recursos financieros en divisas, el Banco Financiero Internacional tiene una cuenta habilitada con el número 0300000005093523.

En el territorio nacional las donaciones de recursos se canalizan a través del Consejo de la Administración Provincial de La Habana, en tanto para las ayudas monetarias se ha abierto una cuenta en el Banco Metropolitano con el número 0598770002953216, refirió la nota.

Recuadro:
El paso del tornado ocasionó estragos de consideración, como derrumbes totales y parciales de casas, caída de árboles y postes del tendido eléctrico y telefónico, rotura de puertas y ventanas, así como el arrastre o vuelco de automóviles y contenedores con basura. De acuerdo con datos oficiales, se cuentan hasta ahora 6 muertos y 305 heridos, así como 4.783 personas que han sido acogidas en casas de familiares o amigos y 164 en centros estatales.
El impacto fue grande en los inmuebles: 2.699 viviendas dañadas, 342 con derrumbes totales; 78 escuelas y 23 círculos infantiles; 19 instalaciones de salud, entre ellas el hospital materno de Diez de Octubre, cuatro policlínicos, una farmacia y un hogar de ancianos. También resultaron dañados 48 medios de transporte.
El tornado provocó la interrupción de 13.000 teléfonos interrumpidos, dejó sin electricidad por varios días a 220.000 habitantes y 22.553 personas tuvieron que recibir agua por carros cisternas.

Visto 305 veces
Valora este artículo
(4 votos)
De la redacción

Equipo de SEMlac Cuba. Puede contactarnos en semlaccu@enet.cu.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional