La población vuelve a decrecer

[15-05-2009]

La población cubana disminuyó en 2008 por tercer año consecutivo a causa de un aumento de los fallecimientos y las migraciones, pese a que las cifras oficiales registran una ligera recuperación de los nacimientos.  

El número de habitantes se redujo en casi 700 el pasado año, para totalizar 11 millones 236.099 personas al cierre de diciembre, según cifras del Centro de Estudios de Población y Desarrollo (CEPDE), de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).  

Durante el año, sin embargo, se registraron unos 10.000 nacimientos más que en 2007 y se constató una ligera recuperación de ese indicador, calculado en alrededor de 10,9 por cada mil habitantes.

En consecuencia, hubo “una recuperación de la Tasa Global de Fecundidad  (TGB, número de hijos por mujer) de 1,43 por cada mil en 2007, y de hasta 1,59 en 2008, cifra que resulta significativa para el análisis de la coyuntura demográfica que vive la isla”, aseveró Juan Carlos Alfonso Fraga, director del CEPDE. 

Ya en 2007 se había constatado también una leve recuperación de la TGF. Aunque la población también decreció durante ese año, se registraron más nacimientos y la mencionada tasa creció frente a la de 1,39 por cada mil, calculada en 2006.

El tamaño de las familias cubanas comenzó a disminuir desde finales de la década del sesenta del siglo pasado y, a partir de 1978, por cada mujer en edad reproductiva no queda una hija que la sustituya en su función reproductiva.   

Las causas de la baja fecundidad son múltiples, pero especialistas coinciden en señalar el cambio de la condición de la mujer, unido a la existencia de un mayor nivel educacional y favorables condiciones para garantizar la salud, como las causas de mayor impacto en esta situación.   

También influyen problemas materiales como la insuficiencia de viviendas, el costo de la vida, la carencia de guarderías o círculos infantiles y servicios de apoyo al hogar, además de la migración hacia el exterior de mujeres en edad reproductiva.   

Este año, a pesar de haberse registrado nuevamente incrementos en la fecundidad, una combinación de los fallecimientos y las migraciones impidió que la población creciera en números absolutos.   

En 2008 ocurrieron 86.357 fallecimientos, cifra en aumento que responde al acelerado proceso de envejecimiento que vive la población cubana y, en consecuencia, el arribo a edades muy avanzadas de cada vez más personas, explicó Alfonso Fraga.   

A esa situación se suma la emigración externa de alrededor de 37.000 personas, unas 4.000 más que en 2007 y la mayor de los últimos cuatro años, según datos publicados por la prensa local. 

En los últimos tres años, el número de habitantes de la nación caribeña ha disminuido en unas 7.730 personas y se calcula que, para 2020, alrededor de 25.000 cubanos y cubanas menos caminarán por sus calles, en relación con 2008. 

Para 2050, si no se ha modificado la situación, la isla estará entre los 11 países más envejecidos del mundo, según las cuentas del Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP).

Visto 1238 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Dixie Edith

Dixie Edith (dixie@enet.cu). Periodista y máster en Demografía. Se ha especializado en temas de población, género y salud sexual y reproductiva. 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional