Foro online promueve debate sobre crianza con límites responsables

[24-06-2020]
La sobreprotección y las actitudes arbitrarias dificultan la crianza de hijos e hijas y su desarrollo saludable, aseguran expertas en foro virtual. Foto SEMlac Cuba La sobreprotección y las actitudes arbitrarias dificultan la crianza de hijos e hijas y su desarrollo saludable, aseguran expertas en foro virtual. Foto SEMlac Cuba

Las necesidades de hijas, hijos y personas adultas son elemento esencial para establecer límites legítimos en la crianza y que padres y madres puedan sostener su autoridad, consideraron especialistas durante un foro virtual el pasado miércoles 17 de junio.

Desarrollado a través del sitio web Cubadebate, el intercambio se incluyó en la séptima Jornada maternidad y paternidad responsable en Cuba, que organiza el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

De acuerdo con Elcida Álvarez Carril y Grisell Crespo Carro, investigadoras del Cenesex, tener en cuenta los requerimientos específicos de cada etapa del desarrollo evita la arbitrariedad y posibilita coherencia en la actuación, lo que da seguridad a hijos e hijas y les ayuda a crecer.

En el intercambio online, que tomó como punto de partida el artículo "Convivencia y crianza en tiempos de pandemia: ejercicio de la autoridad", de las citadas especialistas, se reiteraron elementos como el imperativo de evitar pautas de crianza normalizadas aprendidas y que no son saludables.

Las autoras significaron que la sobreprotección y las actitudes arbitrarias dificultan el desarrollo saludable, mientras que la culpa, la pena y la atención al qué dirán, por parte de personas adultas, generan mecanismos que desdicen la autoridad.

Ejemplos de esas conductas son los dobles mensajes, cuando se dice una cosa y al mismo tiempo se está diciendo o haciendo lo contrario; la explicación-justificación, cuando se dan rodeos y justificaciones en lugar de hablar directamente sobre el criterio que sostiene un límite determinado; y la paridad, cuando las personas adultas se ponen de igual a igual con sus hijos, lo que termina por confundirlos en torno a su lugar.

Álvarez Carril y Crespo Carro también aludieron a los chantajes que, si bien en un primer momento permiten conseguir lo que se quiere, impiden que el niño o niña comprenda la razón de lo que debe hacer; y a la reiteración, que genera un círculo vicioso en el que la repetición de una idea la hace perder valor.

Foristas como Lcampos preguntaron sobre cómo cumplir las pautas relacionadas con la autoridad en el caso de niños pequeños, cuyo razonamiento y entendimiento de los límites no es igual que el de otros más grandes; en tanto la usuaria Preocupada refirió problemas con su hijo adolescente, por no tener responsabilidad ante el estudio.

Al respecto, las investigadoras del Cenesex respondieron que, aunque en todas las etapas de la vida no es posible comprender los límites, a medida que el desarrollo lo permite se va internalizando lo que estos suponen y se gana en comprensión y conciencia en el momento de asumirlos.

Señalaron que, con frecuencia, las y los estudiantes no sienten el valor del estudio como algo intrínseco, de ahí que les cueste asumir esa responsabilidad. Pero en esos casos es muy importante sostener un límite claro respecto a lo que significa la escuela para la vida futura, e incluso mostrarles lo difícil que les puede resultar valorar esa connotación con la edad que tienen.

"No sería posible trabajar la responsabilidad ante el estudio si no se moviliza ese mismo valor desde todas las aristas de la vida", apuntaron, y añadieron que se deben rescatar temáticas que los motiven y ayudarlos a vincularlas con el escenario escolar.

"En la adolescencia es imprescindible que este límite respecto al estudio no sea impuesto, sino que de manera consciente se asuman los beneficios futuros y la necesidad de pasar esta etapa lo mejor posible", remarcaron.

Imponer autoridad en un entorno saludable
Sobre situaciones particulares, como las dificultades para darles los alimentos a los niños, las perretas y la intervención de otros miembros de la familia en circunstancias en que los padres quieren imponer su autoridad, preguntaron varios participantes.

En torno a este asunto, las investigadoras precisaron que, ante cada nuevo límite, las personas involucradas y en particular los niños harán pruebas de autoridad, pues eso los ayuda a estar seguros de cuál es su lugar y qué es lo que corresponde hacer y qué no, de ahí la valía de ser firmes.

"Las perretas o rabietas, muy habituales en una etapa del desarrollo, constituyen una prueba de autoridad, y ante ellas las personas adultas mostrarán calma y seguridad, estando atentos para evitar que se lastimen, al golpearse contra objetos o con el piso", recomendaron.

Explicar el porqué del límite que no ha sido aceptado, tratar de desviar la atención hacia alguna actividad atractiva o permanecer indiferentes fueron igualmente sugerencias.

"Ese no es momento de conversar sobre la inutilidad de la perreta- plantearon-, es el momento de demostrarlo, evitando consentir en lo que se había negado. Cuando pase el episodio y el niño o niña esté tranquilo, se le explicará que la rabieta no es la vía para obtener lo que desea".

Álvarez Carril y Crespo Carro sostuvieron la relevancia de que todas las personas convivientes estén de acuerdo en el límite o eviten mostrar discordia delante de los menores. Asimismo, aclararon que es pertinente ser flexibles a la hora de establecer estos espacios y escuchar a hijos e hijas, tomar en cuenta sus gustos o deseos siempre que estos no interfieran en su desarrollo o vulneren las necesidades de otros miembros de la familia o grupo social de referencia.

Una usuaria, bajo el nombre de Lectora, llamó la atención sobre la necesidad de ayuda sicológica y consejo que tienen los padres, pues una madre profesional se convierte en amateur ante la crianza y se queda con un montón de inseguridades que se agudizan ahora en el contexto de la pandemia de la covid-19.

El ejercicio de la autoridad supone un reto en cada una de las etapas del crecimiento, advirtieron las especialistas. "Cuando son más pequeños, sus posibilidades de razonamiento son menores; pero como madres y padres, a través de los límites claros que pongamos en su educación, les ayudamos a comprender".

Visto 59 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
De la redacción

Equipo de SEMlac Cuba. Puede contactarnos en semlaccu@enet.cu.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional