Equidad de género en contexto

[24-08-2020]
El espacio La Tertulia reunió a especialistas cubanas para compartir sobre avances y pendientes en la equidad de género. El espacio La Tertulia reunió a especialistas cubanas para compartir sobre avances y pendientes en la equidad de género.

Especialistas cubanas reconocieron avances y también desafíos en los derechos de las mujeres en la nación caribeña y en la región, durante el espacio La Tertulia, organizado por la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

El intercambio, mediante transmisión online, tuvo lugar el pasado 20 de agosto, en vísperas del 60 aniversario de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), organización femenina fundada el 23 de agosto de 1960.

“Los avances y logros en el campo de los derechos de las mujeres en Cuba han sido fuertemente articulados a un proceso de emancipación revolucionario y un proceso de construcción socialista”, expuso Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

Agregó que, por ello, “las construcciones de nuestros derechos van de la mano de los cambios estructurales que se han dado en el proceso revolucionario. Las cifras son muy elocuentes”, dijo y aludió a progresos en la equidad de género en la educación, la salud sexual y reproductiva, la participación política, el empleo y esperanza de vida, entre otros espacios.

En esos y otros resultados ha tenido un rol destacado la FMC, sostuvo la jurista Yamila González Ferrer, vicepresidenta de la Unión Nacional de Juristas (UNJ).

“Si yo me detengo en narrar todos los aportes que desde la Federación de Mujeres Cubanas se han hecho para los cambios y transformaciones legislativas en este país, sería interminable; lamentablemente se conocen muy poco”, dijo González Ferrer al subrayar los aportes de la organización en materia penal, familiar y constitucional.

Entre las problemáticas y desafíos expuestos por las panelistas estuvieron la pervivencia de una cultura patriarcal, la violencia de género, la actualización de las normas jurídicas, la capacitación y la visibilidad del trabajo realizado.

Para González Ferrer, si bien son fundamentales los cambios legales, el reto principal es cultural. “Estamos hablando de una sociedad que, por más que ha avanzado, todavía es una sociedad con muchos elementos patriarcales, es una sociedad patriarcal”, aseguró.

“El hecho de tener voluntad política, instituciones y organizaciones que acompañan ha sido algo muy favorecedor. Pero, definitivamente, todavía tenemos mucho que luchar porque existen muchos estereotipos sexistas asentados en la subjetividad de las personas. Y esos estereotipos no solo los llevamos en lo personal, sino también en nuestro trabajo”, reflexionó la también coordinadora del proyecto Justicia en Clave de Género de la UNJC.

La jurista Yamila González Ferrer reconoció entre los desafíos en materia legal: los necesarios cambios legales, la sensibilización y capacitación de quienes imparten justicia y lograr una mayor cultura jurídica de la población. Foto SEMlac CubaLa jurista Yamila González Ferrer reconoció entre los desafíos en materia legal: los necesarios cambios legales, la sensibilización y capacitación de quienes imparten justicia y lograr una mayor cultura jurídica de la población. Foto SEMlac Cuba

Respecto a las violencias, resaltó que la Constitución de la República hace referencia en varios artículos a la violencia de género, la violencia intrafamiliar y contra la infancia.

 “Siempre me posiciono en la Constitución porque contiene esas voluntades políticas y aspiraciones que tenemos como nación”, dijo.

Por su parte, la psicóloga Karima Oliva Bello consideró que “no se puede desconocer, obviar y dejar de tomar en cuenta la existencia de estos fenómenos de violencia de género, entendidos no solo como una historia de colonización y neocolonización, sino porque también hay condiciones que los están favoreciendo”.

La profesora de la Universidad Veracruzana en México exhortó a que estas problemáticas tengan más presencia en los medios y se amplifiquen las acciones para llevarlas a las comunidades y bases de organizaciones sociales.

Refirió que hay una tendencia, respecto a muchos de estos temas de carácter social, y tan sensibles, a ser monopolizados y que solo hablen algunas personas por sus trayectorias, sus títulos y publicaciones.

“Siento que deben ser de dominio público, creo que las organizaciones políticas y de masas deben renovar sus formas de trabajo y prácticas, porque estas discusiones tienen que tenerse en las bases, con las personas, en las comunidades y los barrios”, precisó.

La psicóloga también convocó a poner las problemáticas sociales y de género en contexto, reconociendo las particularidades del país socialista y el bloqueo unilateral de los Estados Unidos a Cuba.

“Lo diferente que tiene Cuba en relación con otros contextos es el socialismo; que es un socialismo en construcción, con muchos desafíos y limitaciones en todos estos temas, pero eso ya es otra cosa. Por otro lado, la existencia del bloqueo, que también se intenta obviar, al tener un impacto en la sociedad cubana, marca estos procesos”, apuntó Oliva Bello.

En tanto, González Ferrer también reconoció la política hostil estadounidense como un desafío en la búsqueda de la equidad.

“No podemos negar que somos un país que estamos siendo atacados constantemente por el imperialismo en sus múltiples formas y cualquier elemento lo toma para desacreditar a la Revolución. Y a veces no hemos hablado totalmente de todas las cosas y lo que estamos haciendo para vencer los retos que tenemos hacia delante”, argumentó.

Otro de los temas tratados en el encuentro fue el compromiso de movimientos feministas y de mujeres con la transformación social y anticapitalista.

“Las luchas de mujeres y feministas están fuertemente vinculadas a las luchas por la justicia social más profunda y radicales. Independientemente de que en todo este proceso haya existido tendencias liberales”, dijo Castro Espín.

Karima Oliva Bello recordó a Berta Cáceres y Marielle Franco, dos feministas asesinadas por su activismo social y político, y a las cuales aún no se ha hecho justicia.

“Los movimientos feministas construidos desde las bases han sido muy conscientes de la importancia de que las luchas no se queden solo en el ámbito legislativo, aunque estas son muy importantes; sino también que se asuman profundamente anticapitalistas y antisistémicas”, expuso Oliva Bello.

Y más adelante agregó que “cualquier lucha que abogue por un horizonte de mayor equidad y mayor democracia en el mundo tiene que defender alternativas a la barbarie que estamos viviendo. Lo primero es la defensa del socialismo, porque crea un conjunto de condiciones y posibilidades mínimas indispensables para que haya un margen de derechos efectivos para las mujeres y para otros grupos sociales”, sostuvo.

Durante el encuentro también se abordaron resultados alcanzados y desafíos en la equidad de género a nivel internacional. González Ferrer recordó el papel de Cuba en los cambios legislativos internacionales y su participación en las conferencias mundiales sobre la mujer.

“En todas estas conferencias y en la propia redacción de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, estuvo Cuba presente encabezada por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC)”, recordó.

Visto 641 veces
Valora este artículo
(0 votos)
De la redacción

Equipo de SEMlac Cuba. Puede contactarnos en semlaccu@enet.cu.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional