"Ningún país del mundo ha alcanzado la plena igualdad sustantiva de la mujer y, lo que es peor, todavía persiste la idea de que la igualdad no es necesaria", sostuvo la jurista y feminista costarricense Alda Facio, el 16 de mayo, en la capital cubana.

Bajo el título ¿Feminismos en Cuba? y un cartel en portada que resalta la frase "Ni santas, ni brujas, solo mujeres", fue presentado en La Habana, el pasado 9 de mayo, un texto que busca polemizar y reflexionar acerca del feminismo de ayer y hoy en la isla caribeña. Elaborado por el grupo de investigación América Latina: Filosofía Social y Axiología (Galfisa), del Instituto de Filosofía, el folleto resume los resultados de la investigación "Ética y política desde el movimiento de mujeres. Desafíos del feminismo socialista en el siglo XXI", desarrollado en los últimos años por ese grupo.
"Se trata de un aporte más a un debate hoy muy necesario acerca del feminismo y la construcción del socialismo en Cuba", dijo la periodista Lirians Gordillo, al comentar la publicación.

Para lograr colocar el tema de la lucha contra el racismo en las mesas de diálogo y agendas nacionales en la región, el primer paso es comprender que combatir la discriminación racial es una responsabilidad de todos: individuos, instituciones y gobiernos, coincidieron en La Habana activistas de la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora (ARA), el pasado 10 de mayo.

Cuando pareciera que en Cuba no se habla de feminismo y se encuentra pocas o ninguna institución que abiertamente se declare como tal, un grupo de personas ha propuesto crear un movimiento feminista en nuestro país.

Información adicional