Uno de los derechos humanos menos respetados es la salud sexual y reproductiva de las mujeres, pese a su importancia en el bienestar humano y el desarrollo sostenible, según el Estado de la población mundial de 2017.

Desde 2002, la pobreza por ingresos cayó del 40 al 29 por ciento de la población en América Latina y el Caribe, pero las mujeres pobres superan a los hombres con igual característica en la región. Estudios recientes y especialistas insisten en que no podrá erradicarse la pobreza si no se cierran las brechas de género.

La promoción de una sexualidad plena, sana, responsable y feliz se inscribe entre los propósitos del programa cubano para la educación de la sexualidad, que pondera la participación popular como ejercicio de poder democrático y soberano, aseguró en La Habana Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

Para mujeres cubanas afrodescendientes, la lucha por erradicar el racismo en la isla impone hacer visible la discriminación, fortalecer el trabajo conjunto y establecer alianzas con actores clave de la sociedad cubana. Activistas, académicas, coordinadoras de proyectos comunitarios e integrantes de la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora (Red Afro) en Cuba se reunieron en esta capital, aprovechando la presencia en el país de Dorotea Wilson Tathum, coordinadora general de la organización regional.

Información adicional