Cary/diseño

Cary/diseño

Viernes, 18 Julio 2008 00:00

Se casan menos y enviudan más

Cada vez las dominicanas acuden menos al matrimonio, a la vez que aumenta el número de viudas, separadas o divorciadas, de acuerdo con fuentes oficiales. Entre centenares de indicadores que tipifican a la población del país y sus problemas, la Encuesta Demográfica y de Salud de República Dominicana (ENDESA), correspondiente a 2007, reveló que, con respecto a su anterior edición de 2002, el número de mujeres que se casa bajó a 15 por ciento, mientras que el dato de las viudas, separadas o divorciadas subió a 19.El estado conyugal preferido de las dominicanas es el de unidas, comportamiento repetido en los últimos 20 años. Sólo que, a la fecha de la primera ENDESA, en 1991, ese porcentaje era de 33 por ciento y en la actualidad es de 42. Si se relacionan los índices de unión o soltería con la prevalencia del VIH, resulta que menos del 10 por ciento de las personas casadas están infestadas, realidad que empeora para las divorciadas (1,2 por ciento) y sube sobremanera, a 3,8 por ciento, entre las viudas. Este instrumento de mediciones y sus hacedores son muy prestigiosos. La encuesta se realiza cada cinco años, desde 1991, por el Centro de Estudios Sociales y Demográficos, que dedica a esto gran potencial de recursos humanos, más financiamiento foráneo (SEMlac).
Viernes, 18 Julio 2008 00:00

Severas secuelas sicológicas

Síndrome de Estocolmo doméstico, conductas compulsivas, vergüenza y congelamiento emocional son, entre otras, las secuelas psicológicas que los expertos han detectado en las guatemaltecas víctimas de la violencia intrafamiliar. Tras un largo historial de agresiones, los psicólogos reconstruyeron la historia personal de al menos 250 mujeres agredidas y detectaron en ellas unas 30 formas de comportamiento negativo en su personalidad, entre estas, la autoestima negativa, la necesidad de controlar la conducta de otras personas, profundos sentimientos de incapacidad o dificultad de adaptación. Las conductas de las atacadas fueron identificadas por el grupo de expertos de la gubernamental Fundación de Sobrevivientes de Guatemala, que analizaron a las mujeres que van hasta ese lugar para recibir ayuda, tras haber vivido en un hogar donde predominaban los golpes, las violaciones sexuales y las agresiones verbales. Esta institución, que también apoya a las familias de las víctimas del feminicidio, es dirigida por Norma Cruz, quien indicó a SEMlac que la lista de secuelas se determinó tras un año de acercamiento a las agredidas, debido a que la gran mayoría repetía patrones similares de conducta. Cruz comenta, además, que esas marcas psicológicas se encuentran, también, en las y los niños que han presenciado violencia intrafamiliar o el momento en que su madre era asesinada por su propio padre y ellos intentaron ayudarla (SEMlac).
Lunes, 23 Junio 2008 00:00

ONU vs. violencia contra de género

El Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon, hizo un llamado a los estados para que realicen un esfuerzo concertado, que abarque todos los niveles de las sociedades, para aumentar la protección y garantizar la vigencia de los derechos de las mujeres. Durante la reunión especial Mujeres, Paz y Seguridad, que llevó a cabo recientemente el Consejo de Seguridad de la ONU, Ban aseguró que la violencia sexual en los escenarios de conflicto es un factor adicional de miedo, el cual no puede ser atacado por los gobiernos, pues no destinan recursos al tema. El funcionario internacional recordó la política de Naciones Unidas sobre "Cero Tolerancia" a la violencia sexual y a la explotación sexual comercial, para lo que es indispensable que los países erradiquen de fondo la corrupción y la impunidad, factores que impiden a las mujeres alcanzar la justicia. El Secretario General enfatizó que la violencia contra las mujeres ha alcanzado proporciones pandémicas en el mundo, para ser erradicadas, es indispensable la implementación de estrategias nacionales y que el organismo que representa respalde dichos esfuerzos, así como a la sociedad civil. El flagelo debe combatirse desde una perspectiva amplia, los gobiernos deben revisar la legislatura y modificar aquellos aspectos que impidan a las mujeres acceder a la propiedad y las herencias equitativas (Cerigua)
De acuerdo con cifras de los Centros de Integración Juvenil, el consumo de drogas en las mexicanas ha registrado un aumento notorio en los últimos 10 años, ya que la relación de 13 hombres por cada mujer consumidores se elevó a cuatro hombres por cada mujer. Las drogas más consumidas por las mujeres, informó el Instituto Nacional de las Mujeres de México, son las sustancias médicas (55 %), seguidas por la mariguana (34,2 %) y la cocaína (19,5 %). De acuerdo con una investigación elaborada por el Instituto Nacional de Psiquiatría, las mujeres mayores de 26 años consumen dos veces más medicamentos que producen adicción respecto de los hombres. Con respecto al consumo de alcohol en las mujeres adultas, el patrón más frecuente es de un consumo mensual, con menos de cinco copas por ocasión. La prevalencia del consumo de tabaco en zonas urbanas es de 39.1 por ciento en hombres y de 16,1 por ciento en mujeres, mientras que en zonas rurales es de 27,1 por ciento en hombres y de 3,5 por ciento en mujeres. El cumplimiento de los roles de género tiene que ver, fundamentalmente, con las causas que influyen para que las ellas comiencen a emplear sustancias adictivas: la necesidad de parecerse a los modelos femeninos transmitidos desde los medios de comunicación; la falta de oportunidades para capacitarse o trabajar; el estrés; la depresión, el sentimiento de que su contribución al hogar no es reconocida; insatisfacción en sus relaciones sexuales y afectivas; presión del hombre hacia la mujer para hacerla compañera de fiestas o seducirla, o el temor a ser rechazada por compañeros consumidores (CIMAC)
Lunes, 23 Junio 2008 00:00

Revista de cultura lésbica

Por fin, lo invisible se hará visible. Con esa frase se esperó durante meses el lanzamiento de la primera revista de cultura lesbiana feminista en Chile, anhelo que se hace realidad con la salida a las calles del primer número de RS Magazine. La edición de la revista será trimestral, a partir de junio, logrando así la materialización del gran objetivo del equipo periodístico que encabeza Erika Montecinos: llevar al papel el trabajo de más de cinco años en la Web "Rompiendo el Silencio" (www.rompiendoelsilencio.cl). SEMlac conversó con Montecinos, la directora de la recién estrenada publicación, para saber a qué público esperan llegar. "Queremos llegar a las lesbianas, pero también a todo público, me refiero a todas las mujeres, lesbianas, bisexuales, heterosexuales, y demás. Nuestra línea abarca el feminismo y lo hacemos desde nuestro formato de magazine", indica. La comunicadora destacó que la revista es una acción política de visibilidad para las lesbianas, ya que "las mismas lectoras sentirán que son parte de lo cotidiano, con una revista que se vende en los kioscos, que no se esconde, que levanta la frente con orgullo y, sobretodo, que demuestra que las mujeres viven libremente su sexualidad, pese a todo el machismo, a toda la lesbofobia de una gran parte de las sociedades contemporáneas" (SEMlac)
Lunes, 23 Junio 2008 00:00

Delitos de género en conflicto armado

El Estado debe investigar las violaciones de derechos humanos cometidos específicamente contra las mujeres en el contexto del conflicto armado que vive Colombia y atender a las colombianas desplazadas. Así lo acaba de solicitar la Corte Constitucional, máximo tribunal de este país, mediante el auto 092 de 2008. "Este es un acontecimiento histórico y político, pues hace un reconocimiento diferenciado por género de las violaciones de derechos humanos en el conflicto armado", aseguró a SEMlac Laura Badillo, integrante de la coordinación del movimiento Ruta Pacífica de las Mujeres, que tiene presencia en nueve regiones del país, a través de 350 organizaciones de colombianas víctimas del conflicto armado y otras que apoyan los derechos femeninos. El auto con ponencia del magistrado Manuel José Cepeda ordenó a la Fiscalía General de la Nación, ente acusador colombiano, que investigue un reporte "coherente y consistente" de, al menos, 80 casos de violaciones individuales y colectivas que terminaron en desplazamientos de comunidades enteras. El alto tribunal le dio seis meses al organismo para que rinda cuentas sobre los avances en la investigación de una aterradora relación de crímenes de género: "(...) violaciones y abusos sexuales individuales y colectivos, torturas sexuales, mutilaciones sexuales y posteriores homicidios de las víctimas, así como actos de ferocidad y barbarie de contenido sexual" (SEMlac)
Viernes, 13 Junio 2008 00:00

Cohetes, café y piedras

Desolladas, callosas, irritadas y a veces mutiladas, así tiene sus manos la niñez trabajadora de Guatemala. Pese a los convenios firmados y leyes promulgadas, los y las niñas siguen recogiendo café, picando piedra, manipulando la pólvora o torteando frente al fogón como hace siete años, cuando el gobierno decretó la existencia y prevención de las peores formas de trabajo infantil. Contrario a lo que parecía ser una medida de rescate a su condición de trabajo riesgoso, un millón de niñas y niños son ahora una fuerza laboral en la Población Económicamente Activa (PEA), la cuarta parte de los cuatro millones de la PEA informal registrada en Guatemala. Tal hecho preocupa a los defensores de los derechos de los infantes, que coinciden en que ello refleja lo poco que se ha hecho por la niñez trabajadora. Niños indígenas y no indígenas aportan a este país centroamericano su mano de obra, desde los seis años de edad. Con su labor, dice la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Guatemala, colocan a esta nación en el quinto lugar mundial de exportación de azúcar y el octavo en la de café. Guatemala posee 14 millones de habitantes, seis son pobres y un millón vive en extrema pobreza, de acuerdo con la encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2006. Más de la mitad de la niñez trabajadora vive en esos hogares, con cinco hermanos y un dólar para comer, vestir y movilizarse. Con esas condiciones -señala Nidia Aguilar, Defensora de la Niñez- imposible que los pequeños no se incorporen al trabajo. Agrega que callan ante los golpes, quemaduras o heridas graves, los pesticidas o las lesiones de piel porque necesitan aportar a su hogar. Se les dan dos dólares semanales por 47 horas trabajadas (SEMlac).
Viernes, 13 Junio 2008 00:00

Los niños de las castañas

El negocio de la castaña florece con la mano de obra barata de más de 6.000 niños, niñas y adolescentes que trabajan junto a sus familias en el norte amazónico de Bolivia. De ese total, más de 5.000 no ha sobrepasado los 14 años. Un estudio del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), realizado por la investigadora Silvia Escóbar, puso en evidencia lo que ya se sabía por denuncias aisladas: que más de 3.000 niños y niñas trabajan ilegalmente y en condiciones de precariedad en la recolección y procesamiento de la castaña. A ellos se suman 3.500 adolescentes que sufren similares condiciones, aunque por ley cuentan con derechos laborales. La mayoría presenta altos índices de rezago escolar y, debido a este trabajo, otros enferman de malaria o parasitosis; pero el peor mal que padecen es constituirse en mano de obra barata para el mercado laboral en el norte amazónico de Bolivia. Según el CEDLA, los empresarios castañeros saben que al contratar a una persona adulta para el trabajo de recolección y procesamiento de castaña, están contratando indirectamente a los niños, niñas y adolescentes que integran la familia. Y saben muy bien que mientras incorporen trabajo infantil, habrá un importante ahorro de costos laborales para las empresas. Este trabajo no es remunerado directamente, ya que el pago se efectúa por producto, a una sola persona. De acuerdo con el trabajo de Escóbar, de aproximadamente 25.000 castañeros que desarrollan sus actividades en el norte amazónico boliviano, más de 5.000 no han sobrepasado los 14 años de edad, lo que equivale, aproximadamente, a 25 por ciento de mano de obra infantil y adolescente (SEMlac)
Viernes, 13 Junio 2008 00:00

Trabajo anticipado

En el Perú, coincidiendo con su ingreso a la primaria, las niñas rurales se encargan del pastoreo del ganado, cuidado de animales menores, recogida de leña y acarreo de agua, etc., señala la Red de Acción Social por la Niñez. A medida que crecen, estas responsabilidades se incrementan, por lo que no disponen ya de tiempo ni condiciones adecuadas para continuar estudiando. Como resultado, una de cada cuatro adolescentes entre los 12 y 17 años deja de estudiar. Otras 200.000 entre los cinco y 17 años nunca han ido a la escuela, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática del Perú. Al analizar la problemática de infantes y adolescentes que trabajan en el campo, un aspecto bastante dejado de lado por las estadísticas oficiales se refiere a la situación de los menores migrantes, la mayor parte de los cuales va a trabajar al campo, especialmente en las zonas fronterizas. Ese es un problema que va en aumento en México, por ejemplo. Según el Centro Coordinador y Difusor de Estudios Latinoamericanos de la Universidad Nacional Autónoma de México, cada año unos 150 mil menores intentan pasar la frontera. De ellos, una tercera parte lo hace solo, sin la compañía de ningún pariente o amistad. Para el Centro, la principal motivación de esos niños es la económica y por ello un gran porcentaje de los 90 mil en promedio, que logran trasponer anualmente la frontera, se quedan trabajando en plantaciones agrícolas de los Estados Unidos, en precarias condiciones pues no existen ni como ciudadanos ni, legalmente, como personas (SEMlac).
Viernes, 13 Junio 2008 00:00

Ley de cuotas en espera

Tuvieron que transcurrir tres sesiones y 15 horas de discusiones para que el Senado uruguayo comunicara finalmente a las mujeres que tendrán que esperar hasta 2014 y 2015 para que las listas de las elecciones nacionales y las municipales, respectivamente, garanticen su representatividad por cuotas. El miércoles 28 de mayo, la Cámara Alta del Parlamento aprobó por mayoría la media sanción de una ley de cuotas que asegura la participación de una mujer cada tres integrantes de las listas en los comicios de la dirección de los partidos políticos, el Poder Legislativo, las Juntas Departamentales y las Juntas locales. Llegar a un consenso llevó su tiempo. Desde el 14 de mayo, el tema estaba en el orden del día del Senado. La falta de acuerdo de los representantes de uno de los partidos opositores, el Partido Nacional, detuvo la discusión. Aceptaban las cuotas, siempre y cuando entraran en vigencia en las elecciones nacionales de 2014 y no en 2009, cuando finaliza el período del gobernante Frente Amplio. De los 28 senadores que concedieron la media sanción a la ley de cuotas, sólo cuatro eran mujeres. Un nuevo round espera la sanción completa, cuando en las próximas semanas la discusión se traslade a la Cámara de Diputados (SEMlac)

Información adicional