Abrazos para celebrar el servicio de una pastora feminista

[09-03-2020]
Personas de fe, amistades y femiliares celebraron la vida y el ministerio de Raquel Suárez Rodés este 8 de marzo. Foto SEMlac Cuba Personas de fe, amistades y femiliares celebraron la vida y el ministerio de Raquel Suárez Rodés este 8 de marzo. Foto SEMlac Cuba

Una representación de varias comunidades de fe, amistades y personas queridas se reunieron para celebrar la vida y el servicio pastoral de Raquel Suárez Rodés, reverenda bautista, reconocida teóloga y activista feminista cubana.

 Quienes la conocen suelen llamarla Raque o Raquelita, por la cercanía que despierta en su compromiso ecuménico con las causas justas. Este 8 de marzo, la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao le dedicó un homenaje especial por sus años como pastora de la comunidad religiosa y por sus aportes al ecumenismo cubano.

Jóvenes, personas mayores e integrantes de distintas comunidades de fe reconocieron el acompañamiento espiritual, la sabiduría y tenacidad de Raquel, quien se retira del ministerio activo por problemas de salud.

Raquel creció en una familia pionera dentro del ecumenismo cubano. Hija de los pastores Clara Rodés y Raúl Suárez, se graduó del Seminario Bautista de La Habana, estudió teología feminista, educación popular y coordinó a nivel nacional el Programa de Mujer y Género del Consejo de Iglesias de Cuba.

Su visión ecuménica la ha llevado a asumir públicamente causas como la igualdad de género, la lucha contra la violencia machista y por los derechos de la comunidad LGBTIQ en Cuba. Esa postura le impuso múltiples retos, pero la convirtió en un referente en el activismo cubano, como cristiana y mujer lesbiana.

“Hoy queremos celebrar la vida y el ministerio de una de esas personas que nos permiten otras transfiguraciones y en ocasiones, a través de sus luces, nos muestran otra verdad de la vida para convencernos de la necesidad de comprometernos y abogar por ella”, dijo la pastora cuáquera Kirenia Criado.

Midiam Lobaina, pastora y coordinadora del Programa de Mujer y Género del Consejo de Iglesias de Cuba, agradeció los años dedicados por Raquel a la labor pastoral, sus aportes al movimiento ecuménico cubano y “por sembrar semillas de justicia y equidad en medio de nuestro pueblo”.

La también pastora Elaine Saralegui habló de la amiga, la hermana, la consejera, guerrillera y luchadora que ha acompañado procesos de vida y momentos duros de muchas personas.

“Ha sido un referente siempre por ser una persona digna y honesta, que nos enseñó a luchar con la frente en alto y nos acompañó en nuestras historias de vida y violencia. Es nuestra pastora, nuestra reverenda, nuestra obispa. Ser una mujer cristiana con una sexualidad no hegemónica también es importante llevarlo a nuestras comunidades de fe con orgullo”, dijo la líder de la Iglesia Metropolitana en Cuba (ICM).

Emocionada, Raquelita agradeció a su iglesia Ebenezer de Marianao y a su congregación por haber sido un espacio que dio sentido a su vida. Agradeció también a los médicos que la han atendido y acompañado.

“Quiero dar las gracias al sistema social cubano, que me ha permitido tener salud; a mi familia; a mi hermano Joel, que me sigue acompañando y cuidando muchísimo, y a tantos amigos y amigas desde distintos lugares con los que he podido compartir espacios de vida”, expresó la pastora feminista cubana.

Visto 117 veces
Valora este artículo
(0 votos)
De la redacción

Equipo de SEMlac Cuba. Puede contactarnos en semlaccu@enet.cu.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional