Dialogar sobre las relaciones raciales en Cuba con Gisela Arandia Covarrubias es un golpe al sentido común, un mazazo a las lecciones aprendidas y aprehendidas. Esta mujer, afrocubana y periodista, Doctora en Ciencias Filosóficas, coordinadora del capítulo cubano de la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora (ARA), ha hecho un sacerdocio de la investigación sobre el racismo, junto a otros temas como el impacto de los medios masivos de comunicación, género, homofobia y trabajo comunitario.

Palomas, Casa Productora de Audiovisuales para el Activismo Social, no es solo un proyecto cubano de creación que incursiona desde el arte en temas sociales de actualidad y relevancia; también es un espacio de formación y aprendizajes.

"Ningún país del mundo ha alcanzado la plena igualdad sustantiva de la mujer y, lo que es peor, todavía persiste la idea de que la igualdad no es necesaria", sostuvo la jurista y feminista costarricense Alda Facio, el 16 de mayo, en la capital cubana.

Bajo el título ¿Feminismos en Cuba? y un cartel en portada que resalta la frase "Ni santas, ni brujas, solo mujeres", fue presentado en La Habana, el pasado 9 de mayo, un texto que busca polemizar y reflexionar acerca del feminismo de ayer y hoy en la isla caribeña. Elaborado por el grupo de investigación América Latina: Filosofía Social y Axiología (Galfisa), del Instituto de Filosofía, el folleto resume los resultados de la investigación "Ética y política desde el movimiento de mujeres. Desafíos del feminismo socialista en el siglo XXI", desarrollado en los últimos años por ese grupo.
"Se trata de un aporte más a un debate hoy muy necesario acerca del feminismo y la construcción del socialismo en Cuba", dijo la periodista Lirians Gordillo, al comentar la publicación.

Información adicional