Con un gabinete de 17 ministros, de los cuales siete son mujeres, el presidente ecuatoriano Rafael Correa garantiza una mayor presencia de mujeres en la toma de decisiones fundamentales para cambiar el país. Pero estos nombramientos no son una excepción de Ecuador. Otras naciones sudamericanas se adelantaron y varias mujeres ocupan hoy las carteras de Defensa y el Exterior. Así aparece la titular de Defensa chilena, Vivianne Blanlot; y la presidenta de ese país, Michelle Bachelet, anteriormente ocupó ese mismo cargo. En Uruguay está al frente del cuerpo castrense Azucena Berruti, una socialista y abogada que defendió a prisioneros políticos durante la dictadura militar de 1973-1985, y en Colombia, parece ya una tradición que la cancillería la asuma una mujer, entre las más recientes que ocuparon ese puesto aparecen Carolina Barco, actual embajadora de Bogotá en Estados Unidos, y María Consuelo Araujo. A juicio de expertos, la ola de ministras en el continente evidencia un cambio (CIMAC)
Las y los portugueses decidieron en referéndum y por mayoría, con 59,25 por ciento de los votos, despenalizar el aborto, con lo cual se podrá practicar por decisión de la mujer en las primeras 10 semanas de gestación, informaron agencias de noticias internacionales. Con este referéndum se puso fin a un debate de años que divide a la sociedad y a un problema sanitario de gran alcance, ya que se estima que cada año recurren de forma ilegal a esa práctica entre 20 mil y 40 mil mujeres. Las estadísticas oficiales reflejan, anualmente, un millar de abortos legales, aunque la Asociación para la Planificación y la Familia (APF) calcula que en los últimos años han abortado en total, clandestinamente, en Portugal, más de 350 mil mujeres de entre 18 y 49 años. Toca ahora al parlamento portugués elaborar la ley sobre el aborto, pero con un voto afirmativo del 59.2 por ciento, tanto el gobierno socialista, con mayoría absoluta, como el grueso de la oposición la consideran legitimada por la voluntad popular. La iniciativa de convocar al referéndum partió del socialismo gobernante, cuyas divisiones internas hicieron fracasar el anterior de 1998. Entonces triunfó el "no" por apenas un punto porcentual y la abstención fue del 68 por ciento del padrón electoral (CIMAC).
El movimiento mixto y popular francés "Ni Putas Ni Sumisas" (NPNS), creado tras la "Marcha de las mujeres contra los ghetos y por la igualdad" en febrero de 2003, cumple cuatro años. Entonces un grupo de mujeres partió un primero de febrero, de manera simbólica, desde Vitry Sur Seine, pasando por 23 ciudades, hasta llegar a París el 8 de marzo. Esta movilización estuvo motivada por la muerte de Sohanne, de 17 años, quien fue quemada viva en un local de basura por un joven de 19 años. En un principio el homicidio fue catalogado como un "despecho amoroso". El asesinato de Sohanne se convirtió en uno de los casos más emblemáticos y permitió que muchas mujeres de los barrios más pobres de Francia comenzaran a denunciar el maltrato y el sexismo al que estaban expuestas. La marcha de estas mujeres fue el puntapié inicial de lo que es hoy el movimiento. Ni Putes Ni Soumises (NPNS) cuenta con 60 comités locales en toda Francia. Sus objetivos: difundir los valores de una república laica, sean cuales fueran los orígenes, opiniones y creencias de las personas, con el fin de poder vivir todos juntos. Asimismo, promueve una nueva forma de feminismo basado en el carácter mixto, el respeto, la igualdad de sexos luchando contra toda forma de discriminación étnica, religiosa o sexual(CIMAC).
Tibiamente, y sin que el debate sea lo suficientemente abarcador como para sentar precedentes en la materia, juristas y personas de otras disciplinas sostuvieron un intercambio en República Dominicana, más bien a nivel discursivo y de algunos medios de prensa, acerca de cómo determinar la paternidad cuando hay dudas sobre la identidad del progenitor. El asunto tiene su origen en procesos incoados por mujeres reclamantes ante la negativa de los padres a reconocer a sus hijos e hijas. De los tribunales ordinarios, el asunto transitó a la Suprema Corte de Justicia, que ha sido enfática en su interpretación del Código Civil de la nación: "todo hijo nacido dentro del matrimonio se reputa de la pareja". Así las cosas, hubo nuevas disquisiciones, entre las que salieron a relucir las pruebas de ADN que -aunque no de manera generalizada, ni de fácil acceso-se realizan en el país. Prestigiosos abogados opinaron que, efectivamente, éstas pueden derogar la aplicación del artículo 312 del Código que da por sentada la paternidad, si es un nacido dentro del matrimonio. La cuestión no termina ahí, puesto que queda en pie el asunto de cómo actuar si se trata de un hijo o hija presumiblemente resultante de adulterio. Es en esos casos que el criterio de derechos humanos tendría que prevalecer. Los abogados Ramón Tapia López y Zacarías Payano fueron los más beligerantes en la discusión. Ambos ratificaron la certeza de las decisiones de la Suprema Corte de Justicia acerca de que la prohibición de reconocimiento de los hijos (¿e hijas?) adulterinos constituye una discriminación y una contravención de instrumentos internacionales de los que este país es signatario (SEMlac).

Información adicional