La campaña Soy todas. Contribuciones de mujeres a la soberanía alimentaria y la sostenibilidad, llama la atención sobre el aporte de cubanas diversas vinculadas a las cadenas agroalimentarias en cinco municipios cubanos.

La pandemia de Covid-19 ha puesto en evidencia la crisis de cuidados que ya existía y los entornos complejos en que se realizan esas actividades, mayoritariamente asumidas por mujeres, niñas y mujeres adultas.
En ello coincidieron expertas de América Latina durante la presentación virtual, el pasado 5 de marzo, de la investigación "Organización social de los cuidados a la luz del covid-19. Un análisis para América Latina y el Caribe", realizado por Oxfam.

Cuentan que frente al mar que baña La Habana, Berta Cáceres invocaba al río. Afirman que, como las aguas del Gualcarque, ella dejó en la isla un torrente de muchos afluentes.
Sus luchas ambientalistas y en defensa de los pueblos indígenas en Honduras le ganaron el sobrenombre de guardiana de los ríos. Enfrentarse al extractivismo puso a la ambientalista en el centro de mira de los poderes trasnacionales y, desde su asesinato en 2016, pasó a ser considerada una de las ancestras del pueblo lenca.

Uno de los desafíos que ha traído la pandemia de covid-19, entre muchos, es lidiar con una más larga e intensa convivencia en casa y mantener una crianza saludable de niños y niñas. Lograr establecer límites adecuados y estimular la autonomía de los menores ha sido una preocupación frecuente en los hogares cubanos, coinciden expertos.

Información adicional