¿Puede el humor convertirse en un arma frente a los discursos de dominación patriarcal, puede constituirse en un recurso de resistencia feminista? Sobre este tema reflexionaron especialistas, escritores y humoristas el pasado 20 de febrero, en Casa de las Américas, como parte del coloquio internacional “Humor, ironía, parodia y otras tretas de las mujeres para re/des/construir la historia y la cultura latinoamericanas y caribeñas”.

¿Qué pasos permiten avanzar en un sistema integral de cuidados en Cuba? ¿Qué fortalezas, vacíos y desafíos existen en las investigaciones sociales y las políticas públicas?

Más de una treintena de activistas, intelectuales, artistas e investigadores abogaron por la inclusión y participación en el programa nacional contra el racismo y la discriminación, de personas, grupos de la sociedad civil, instituciones u organizaciones que durante décadas han estado trabajando el tema de la racialidad en Cuba.

Un nuevo espacio de encuentro propone hacer una pausa para el autocuidado de activistas que luchan contra el racismo en Cuba. “Para muchos de nosotros no hay una parada, un momento para cuidarnos y poder continuar. Podemos llegar a edades avanzadas con un deterioro serio de la salud, porque siempre ponemos la curita para poder seguir. Es necesario tomar conciencia de que necesitamos de ese espacio para atendernos y poder seguir apoyando a los demás”, declara Magia López Cabrera a SEMlac Cuba.

Información adicional