Cuando el VIH irrumpe en la infancia

[01-02-2010]

InfanciaInfancia

Dentro del heterogéneo colectivo, algunos tienen familiares cercanos aquejados por el Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH), causante del sida.

“La iniciativa tiene como antecedente el proyecto Génesis, de 1998, que reunió a estudiantes de una secundaria básica de La Habana, quienes aprendieron a realizar materiales audiovisuales. Un año atrás surgió la posibilidad de retomarla, esta vez con niños afectados por la epidemia”, comenta Norberto Fonseca, de la Línea de apoyo a personas con VIH, del CNP.

En Cuba viven 25 menores seropositivos al VIH y 128 niños, niñas y adolescentes huérfanos de uno u ambos padres.  Un total de 1.010 se incluyen entre los afectados, aquellos cuyos padres o hermanos portan el virus.

“El trabajo con niños infectados y afectados es una parte de la gran línea de apoyo a personas con VIH. Surgió en 2000, para dar apoyo a personas con la enfermedad y analizó la necesidad de trabajar con sus hijos como una forma de mejorar su calidad de vida”, explica Norberto Fonseca.

Cuando comenzaron las investigaciones, se identificaron situaciones de discriminación y estigma, sobre todo en el barrio. Aunque no era muy alta, los especialistas detectaron algunas manifestaciones en varias escuelas.

Sin embargo, algo llamó la atención de los iniciadores. Si bien el estudio arrojó agresividad y que los muchachos y muchachas evitaban reunirse con sus semejantes, a la vez mostraba que tenían buenos rendimientos docentes.

Después de este levantamiento, el equipo armó un plan estratégico para trabajar con esa población infantil mediante acciones sociales, culturales y deportivas. La idea era vincularlos con pares de sus edades, para que se sintieran parte de algo y evitarles el aislamiento,  que es parte de la discriminación.


Fonseca aclara que algunos desconocen el diagnóstico de sus padres o familiares cercanos. 

“Aquí han aprendido a manejar luces, cámaras y micrófonos;  a escribir sus propios guiones y salir a la calle a filmar y entrevistar a las personas. Además, con técnicas de juego, les  enseñamos también de prevención y comportamientos responsables”, dice.
 
Noviembre 2009

Visto 1524 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional