Abogan expertos por un consenso sobre salud masculina

[18-12-2018]

Aportar elementos científicos que contribuyan a la futura implementación de una estrategia de atención integral a la salud de los hombres cubanos es una necesidad creciente, consideraron profesionales y expertos de distintos sectores de la sociedad.
"Se trata de responder a una realidad social, donde en la práctica asistimos a una sobremortalidad masculina en nueve de las 10 principales causas de muerte en el país", explicó a SEMlac el Doctor en Ciencias Ramón Rivero Pino, investigador del tema. "Es un asunto insuficientemente evidenciado por la ciencia y las políticas públicas en Cuba", opinó el estudioso.

La sección científica Masculinidades, de la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad (Socumes), impulsa el primer Consenso de profesionales cubanos(as) sobre salud masculina. Dicha iniciativa reunió a una docena de especialistas el viernes 14 de diciembre, en la Asociación Cubana de Naciones Unidas.
Para el experto, la forma tradicional de ser hombre contiene un conjunto de atributos que, desde la ciencia, se les denomina indicadores hegemónicos de masculinidad; estos, a su vez, constituyen factores de riesgo para la salud de los propios hombres.
"Podemos decir que la forma en que construimos nuestra masculinidad nos está matando", apuntó el Profesor Titular del Centro Nacional de Genética Médica de Cuba.
Cuando se mira a la población masculina, se aprecia una menor esperanza de vida y mayor mortalidad en prácticamente todas las edades, así como una menor proporción de longevos en este grupo etario, puntualizó el especialista.
Asimismo, la mortalidad de los varones menores de un año es mayor que la de las niñas; en el cuadro de mortalidad masculina las causas externas aparecen siempre entre las cinco de mayor incidencia; son más afectados por el VIH/sida y predomina la distribución sexista de roles en la crianza de los hijos, señala la justificación de la propuesta presentada.
Por otra parte, se identifica un conjunto de insuficiencias asociadas a la no presencia de los temas de masculinidades en los programas de salud, tanto en la misma práctica de la asistencia médica, como en planes educativos de formación de especialistas, destacó Rivero Pino.
"Ello nos ha hecho pensar en la posibilidad de integrarnos profesionales de distintas disciplinas, de diferentes instituciones del país para aportar, a partir de las experiencias ya existentes, elementos de análisis para un posible futuro programa de atención integral a la salud de los hombres", dijo.
Si bien parte de la Socumes, el consenso busca además ampliar la mirada hacia una visión integral de la sexualidad y de la salud masculina en general.
No obstante, para la sexóloga Maité Díaz, de la Socumes, hay seis líneas estratégicas a trabajar relacionadas con la sexualidad: la andropausia, la vasectomía, las pruebas de cáncer de próstata -en tanto tienen que ver con toda la condición corporal y lo que significa la sexualidad-, el embarazo --o sea, el rol del hombre desde el propio proceso de concepción--, las infecciones de transmisión sexual y las disfunciones.
Otro de los temas que estaría presente en el consenso es la orientación sexual y las construcciones corporales en hombres y mujeres trans y en las personas intersex, agregó la especialista.
Este acuerdo podría contribuir a identificar aspectos del modo de vida de los hombres que constituyen regularidades asociadas a las dificultades en su salud y sería de utilidad para el establecimiento y perfeccionamiento de los protocolos médicos e instrumentos de recogida de información sobre salud de la población, trascendió en el encuentro.

Visto 431 veces
Valora este artículo
(2 votos)
De la redacción

Equipo de SEMlac Cuba. Puede contactarnos en semlaccu@enet.cu.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional