“Mis abuelos murieron de tuberculosis. Recuerdo que, cuando la noticia se expandió por el barrio, algunos vecinos dejaron de ir a visitarnos. Yo era pequeña, no entendía mucho lo que sucedía, pero sí sentí que lo que tenían era algo muy malo”, cuenta Rosa Góngora, con cierto pesar. 

Con 61 años, esta cubana recuerda cómo, en un momento impreciso de su infancia, la comenzaron a alejar de aquellos dos seres tan queridos que le leyeron sus primeros cuentos, en particular de su abuela, quien le cepillaba el cabello y le tejía las trenzas. “Cada vez los mentaban menos, hasta que nos golpeó la noticia de su muerte, separada una de otra por apenas unos meses.  Ese mal siempre ha sido un fantasma”, dice.

Un nuevo servicio de consejería telefónica, que busca contribuir a la prevención y el conocimiento en la población cubana sobre el cáncer de mama, quedó abierto en la isla el martes 20 de octubre.

La línea telefónica de Consejería, o Línea de Ayuda contra el cáncer de mama, fue anunciada y presentada por el doctor Alexis Cantero Ronquillo, presidente de la Sección de Mama de la Sociedad Cubana de Cirugía, durante el acto por el Día Mundial de Lucha contra el Cáncer de Mama, efectuado en el Hospital Clínico-Quirúrgico Comandante Manuel Fajardo, en la capital cubana.

Con cara de pocos amigos, el hombre se acercó a una joven promotora de salud que repartía materiales didácticos y le espetó: “a ti ni me acerco, porque me vas a contagiar el sida”.
La experiencia, ocurrida hace algo más de un año en la localidad de Ceballos, a pocos kilómetros de la cabecera de la provincia de Ciego de Ávila, en el centro de Cuba, confirmó a Aylín Sandoval algo que ya le habían adelantado algunos compañeros: queda mucho por hacer en materia de informar y prevenir el VIH/sida.

InfanciaInfancia

Dentro del heterogéneo colectivo, algunos tienen familiares cercanos aquejados por el Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH), causante del sida.

“La iniciativa tiene como antecedente el proyecto Génesis, de 1998, que reunió a estudiantes de una secundaria básica de La Habana, quienes aprendieron a realizar materiales audiovisuales. Un año atrás surgió la posibilidad de retomarla, esta vez con niños afectados por la epidemia”, comenta Norberto Fonseca, de la Línea de apoyo a personas con VIH, del CNP.

Información adicional