La lactancia exclusiva garantiza beneficios de salud indispensables en la madre y el bebé, pero también supone cargas psicológicas y físicas para las mujeres, que son poco mencionadas cuando la prensa aborda el tema.

Sobre los costos invisibles de este acto, la periodista Yirmara Torres Hernández publicó el comentario "Lactar no es tan sencillo como lo pintan", en el sitio digital de la emisora cubana COCO, lo que motivó el debate reciente entre usuarias cubanas de la red social Facebook.

La mortalidad materna muestra una tendencia a la disminución en Cuba, según evidencian las estadísticas, pero especialistas advierten que no es un problema resuelto en el país y aún requiere de análisis detenidos.

La dolorosa experiencia de Alisbeth Romey, una madre de 16 años de la ciudad de Matanzas, a poco más de 100 kilómetros de La Habana, ilustra esa afirmación.
Romey tuvo a su bebé en los primeros días de marzo de 2013, una semana después de su quince cumpleaños, tras un parto muy complicado que terminó en cesárea (intervención quirúrgica) de urgencia.

El aborto voluntario se ha instalado en el imaginario popular cubano como un método anticonceptivo más, alertan especialistas. El hecho preocupa, levanta agudas polémicas y evidencia brechas en la educación de la sexualidad y la planificación familiar.

Karla Machado, una ingeniera capitalina de 31 años, se hizo su primer aborto con 15 años recién cumplidos. Su mamá la acompañó a todas las consultas y luego la convenció de ponerse un dispositivo intrauterino (DIU), "para que no pasara más sustos".

Muchas personas en Cuba reconocen ser responsables, se protegen y evitan embarazos no deseados pero, a pesar de los esfuerzos de las autoridades y los resultados en materia de salud sexual y reproductiva, la anticoncepción en la isla no es tan fácil.

"Usar DIU -dispositivos intrauterinos- por mucho tiempo puede traerte problemas, además es difícil decidirse por un tipo de pastillas anticonceptivas y algunos condones tienen mala calidad o se pierden de las farmacias", afirma Glenda una joven habanera de 20 años.

Información adicional