Martes, 03 Julio 2012 02:13

Solucionar conflictos en paz

Por Raquel Sierra/ Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla." target="_blank">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Aprender sobre cultura de paz, mediación de conflictos y concertación deviene necesidad en el trabajo en comunidades, instituciones y otros espacios, por lo que la Red de Cultura de Paz, del Centro Félix Varela, insiste en mantener, sistematizar y sostener la articulación con todos sus integrantes.
Solucionar conflictos no se refiere solamente a conflictos bélicos, sino también disputas, intereses diferentes y la mediación es una manera de conducir conversaciones difíciles para lograr un acuerdo basado en el consenso. Ello requiere desarrollar pensamientos paralelos y formas distintas de ver la vida, explicó a SEMlac Ana Margarita de la Torre, vicedirectora del centro.

Publicado en Noticias
Lunes, 20 Agosto 2012 15:16

El maltrato que irrumpe con los años

Por Sara Más / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.%2B" target="_blank">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Negada a confinar sus días a la rutina y el olvido, Migdalia Estévez se declara una "abuela de nuevo tipo" y sigue siendo una mujer vital, que no renuncia a vivir intensamente, "a pesar de los años", asegura.
Estévez integra el grupo creciente de personas que conforman la llamada tercera edad en Cuba, donde 17 por ciento de la población de poco más de 11 millones de habitantes tiene 60 y más años de edad.
"Vivo orgullosa de mis hijos, de mis nietos y mi familia; lucho por ellos y son mi motivo más grande de admiración y felicidad, pero tampoco he dejado de vivir mi propia vida", dice a SEMlac esta mujer a punto de cumplir 70 años, "una cubana, como cualquiera que vive en La Habana, madre de familia, viuda y jubilada laboralmente, pero siempre activa", asegura.
Amante de las plantas, la lectura y el cine, los años no han sido freno para ella: cuando cumplió los 65 años y todos le recomendaban el merecido descanso en casa, aprendió a usar la computadora, convirtió parte del jardín en huerto, se involucró en un coro comunitario y sigue pendiente de la última novedad editorial. También de las preocupaciones y atención de su familia.

Publicado en Noticias
Jueves, 30 Agosto 2012 01:56

Climaterio: ¿la edad de la violencia?

Por Dixie Edith / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Han vivido entre 45 y 59 años, son protagonistas de la educación de hijas e hijos y, en muchos casos, cuidadoras de sus ancestros; cumplen misiones laborales o sociales y sienten dolores, irritación y malestares ante los que no suelen detenerse a reflexionar.
Son las llamadas "mujeres sándwiches" o "generación del emparedado", término atribuido al psicólogo estadounidense Quaeshi Walker, quien define de esta manera a aquellas que se encuentran comprimidas entre el cuidado de hijos y ancianos, el matrimonio, el hogar y el trabajo.
En Cuba, especialistas coinciden, además, en que ellas, a menudo, se convierten en víctimas de múltiples formas de violencia, de las cuales no suelen ser conscientes.
Ada María Cuéllar cuenta una de esas historias. Residente en el municipio de Boyeros, en la capital cubana, fue una trabajadora "bastante exitosa", según expresión propia, hasta que dejó su empleo en el hotel Las Praderas, ubicado en las afueras de La Habana, para cuidar a su suegra, una anciana encamada de 71 años.

Publicado en Noticias
Martes, 09 Octubre 2012 03:00

Violencia, un obstáculo al desarrollo

Por Raquel Sierra

El esposo, ataviado con una sólida armadura de machismo, no la deja trabajar en la calle. Ella acepta callada, sin ver que la postura de él es una forma de violencia, que conspira contra mayores ingresos para la familia y su crecimiento personal.
Ese ejemplo revela que la violencia es un obstáculo al desarrollo y se necesita de la equidad e igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, propósitos del taller de intercambio sobre género, desarrollo local y estrategias para prevenir la violencia, realizado del 3 al 5 de octubre en la Isla de la Juventud, al sur de Cuba.
"Es imposible hablar de desarrollo local y humano sin pensar en la violencia como un problema social que lo dificulta y lo impide, como un fenómeno que evidencia las diferencias de poder", explicó a SEMlac Magela Romero, profesora de la Universidad de La Habana e integrante de su Cátedra de Género.
"Cuando se habla de desarrollo humano tenemos que pensar en cubrir no solamente las necesidades económicas de las personas y sus condiciones materiales de vida, sino su enriquecimiento cultural, social, profesional y espiritual", agregó Romero.
Integrantes de los Talleres de Transformación Integral del Barrio (TTIB) de Atarés-Del Pilar, Zamora-Coco Solo y Los Ángeles, de La Habana, junto a representantes de organizaciones e instituciones de la occidental provincia de Artemisa y la propia Isla de la Juventud intercambiaron sobre experiencias de trabajo comunitario que incluyen acciones de prevención de la violencia contra la mujer.
En el barrio, el taller de Atarés-Del Pilar desarrolla acciones comunitarias de prevención de la violencia donde participan mujeres y hombres, relata María Regla Barbón, su coordinadora. Las mujeres asisten, además, a espacios para desarrollar su autoestima y aprender labores de tejido y costura, que les permiten obtener ingresos para no depender económicamente de sus esposos.

Publicado en Noticias
Lunes, 22 Octubre 2012 19:57

Mujeres frente a la violencia

Por Sara Más / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Tienen en común que viven en el centro mismo de la capital cubana, en la zona que muchos llaman "La Habana profunda". Han vivido, cada una, historias difíciles de discriminación y exclusión, pero han podido levantarse y dejarlas en el pasado. Conocen en carne propia la violencia, en sus más diversas variantes, y prestan sus voces para visibilizarla.
Yolanda Haten Fresneda, Yolier Vidal Aguillón y Mercedes de la Caridad Arlet son tres de las muchas cubanas que por estos días brindan testimonio en las cortes de mujeres de los Consejos Populares de Centro Habana, céntrico municipio de la capital cubana.
Las cortes son procesos y espacios simbólicos, éticos y políticos para visibilizar la resistencia y creatividad cotidiana de las mujeres en su lucha contra el patriarcado y por la justicia social.
Se proponen divulgar la pluralidad de voces, iniciativas y creación popular a favor de la solidaridad, la equidad de género, la cooperación, el cuidado, el trabajo colectivo, la integración social desde la diversidad, y todo lo que hace a mujeres y hombres crecer en su autoestima y dignidad. Por primera vez las cortes se realizan en Centro Habana.

Publicado en Noticias
Martes, 20 Noviembre 2012 04:32

Prevenir la violencia desde la comunidad

Por Helen Hernández Hormilla/ Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Desde el trabajo comunitario, actores sociales del barrio periférico Alamar Playa, en el municipio Habana del Este, en la capital cubana, encuentran alternativas para prevenir la violencia de género e intrafamiliar.
Talleres de sensibilización, concursos de dibujo, investigaciones, atención a casos de violencia contra las mujeres o la infancia, actividades culturales, capacitaciones, entre otras iniciativas se realizan desde hace cinco años en esa zona costera por el Grupo Renacer.
Se trata de un colectivo compuesto por líderes barriales, activistas y funcionarios locales, reunidos de manera espontánea, luego de participar en un taller de sensibilización organizado por la Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero (OAR), en abril de 2008.

Publicado en Noticias

Por Sara Más / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Foto: SEMlac

La violencia contra las mujeres es poco reconocida por las personas en Cuba y suele estar muy naturalizada en la vida cotidiana, sin distingo de edades, sobre todo en su variante psicológica, lo que limita muchas veces detectarla y enfrentarla, en opinión de especialistas.
"Necesitamos tener más conciencia social de que existe esta problemática, que es universal, pero en cada contexto tiene formas propias de manifestarse", señaló la psicóloga Iyamira Hernández Pita al intervenir en la capital cubana durante un panel sobre el tema, el 30 de noviembre, convocado por la Sociedad Cubana de Estudios Multidisciplinarios de la Sexualidad (SOCUMES).
Hernández Pita llamó la atención acerca de la violencia que se pone de manifiesto en las parejas durante la temprana etapa del noviazgo y la influencia que tiene en ello el aprendizaje y socialización familiar de los mitos, tabúes y prejuicios acerca de las relaciones de pareja y que condicionan, muchas veces, comportamientos violentos.
"En esa etapa se empiezan a gestar los comportamientos posteriores y las interacciones violentas", alertó la especialista, quien considera ese periodo, además, como un momento importante en el inicio simbólico de las relaciones de pareja.

Publicado en Noticias

De la Redacción / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Dayron Carrete Díaz recibió dos correos electrónicos amenazantes. Los ofensores no ocultaron su identidad, quizá como primer síntoma de que el acoso escolar por motivos de orientación sexual e identidad de género resulta no solo habitual, sino permisivo e incluso no sancionable en el ámbito universitario cubano.
"Yo denuncié el hecho y todavía estoy esperando una respuesta de la dirección de la escuela", dijo a SEMlac este estudiante cubano que cursa el cuarto año de Pedagogía en el Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona, de La Habana.
Casos como el de Carrete Díaz no son aislados. Apodos, intimidación, amenazas, incluso agresiones físicas y separación del grupo son algunas de las principales expresiones de la violencia escolar y universitaria. Muchos de estos comportamientos y acciones arrecian cuando las niñas, niños, adolescentes y jóvenes rompen con los códigos tradicionales asignados a cada sexo o expresan abiertamente su orientación homosexual.
En América Latina y Europa varios estudios han sistematizado las dimensiones de este fenómeno. La "Primera encuesta nacional sobre bullying homofóbico" realizada en México arrojó que en ese país 56 de cada 100 estudiantes sufren acoso escolar homofóbico. En el nivel secundario la violencia afecta a 28 por ciento del estudiantado mexicano, mientras que en los niveles medio y superior los índices disminuyen a 13 y tres por ciento, respectivamente.
Sin embargo, en algunos países aún la visibilidad de esta problemática es mínima. Tal es el caso de Cuba donde, hasta el momento, la mayoría de los especialistas refiere ausencia de estudios que caractericen el acoso escolar por motivos de género y orientación sexual.

Publicado en Noticias

De la redacción

Los medios de comunicación masiva resultan plataformas fundamentales en la lucha por la no violencia contra las mujeres. Sin embargo, especialistas cubanas afirman que en la isla caribeña se vive un panorama complejo, en el cual la reproducción de estereotipos machistas y mensajes de sensibilización se enfrentan continuamente.

“Desde hace algunos años podemos percibir mayor visibilidad de la problemática social que significa la violencia contra las mujeres y las niñas. No obstante, me parece que estos temas aún quedan en determinados nichos y no encuentran la difusión que merecen en los medios masivos”, afirma Isabel Moya Richard, Doctora en Ciencias de la Comunicación y experta en temas de género.

Richard participó junto la crítica de cine Danae C. Diéguez y la periodista Lirians Gordillo Piña en un coloquio convocado por el Centro Pablo de la Torriente Brau el viernes 21 de diciembre, dedicado a la violencia de género.

Publicado en Noticias

Por Dixie Edith / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Las mujeres cuidadoras a menudo se convierten en víctimas de múltiples formas de violencia, de las cuales no suelen ser conscientes, aseveran investigaciones cubanas de signo diverso.
La vida de Idalmis Alfonso, una cubana de 47 años, editora literaria y madre de dos hijos adolescentes, cambiará bruscamente en un futuro cercano, pero esta capitalina ya está experimentando los primeros efectos del viraje.
La salud de su madre, de 72 años, ha comenzado a mostrar signos evidentes de deterioro y Alfonso vislumbra un momento muy cercano en el que, probablemente, tendrá que abandonar definitivamente su empleo para quedarse en casa al cuidado de la enferma.
"Mis ingresos no me alcanzan para contratar a nadie para cuidar a mami por el día y de mi esposo no voy a recibir prácticamente ninguna ayuda, pues ya él tiene a su papá encamado y va todos los días a ayudar a la mamá a cuidarlo. Pero además, alguien tiene que trabajar en la casa, porque si no ¿de qué vivimos?", explicó a SEMlac.
Esta profesional suma, además, otras preocupaciones. Su salud ya no es la de hace una década y asegura que todos los días amanece con un dolor nuevo.
"Antes solíamos hacer largas caminatas con los niños, o montar bicicleta hasta la playa. Hace rato que ya no aguanto ese ritmo de ejercicio físico", detalló.

Publicado en Noticias

Información adicional