Martes, 06 Noviembre 2012 02:24

Curar la anemia desde el surco

Amelia prepara el almuerzo de su hijo Abelito, de cuatro años. Con esmero pica bien pequeñas las habichuelas y las coloca al lado del huevo hervido. Al arroz y los frijoles les añade acelga cortada en pedacitos bien chiquitos, apenas perceptibles, para que el niño no los saque del plato.

Hace unos meses no se hubiera tomado tanto trabajo, pero al saber de la anemia de su hijo, esta joven de 24 años, residente en la ciudad de Pinar del Río, en el occidente de Cuba, ha comprendido que sus hábitos alimentarios deben cambiar y que el consumo de frutas y vegetales es imprescindible para la salud.

Publicado en Salud

Por Sara Más / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

La eliminación de las desigualdades que han existido durante mucho tiempo y se mantienen todavía en países y regiones del mundo, entre hombres y mujeres, no ha sido posible, en parte, por sus insuficientes niveles de educación, aseguró en La Habana Marcio Porto, representante en Cuba de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Publicado en Sociedad y cultura

Por Raquel Sierra

Yaremis Orta vive en una pequeña loma, cercana al poblado de San Diego de los Baños, en Pinar del Río, unos 80 kilómetros al oeste de La Habana. Hoy tiene una casa nueva, de tablas de palma. La vieja se la llevaron los vientos de Gustav, uno de los huracanes que hicieron estragos en Cuba, en 2008.
Ante el paso del ciclón, a finales de agosto pasado, Yaremis y sus tres niños fueron evacuados al balneario del poblado, de unos 7.000 habitantes, en la más occidental provincia cubana. Su esposo, Raciel Rodríguez, permaneció cerca de la vivienda, guarecido en el "vara en tierra", una construcción rústica, con techo de ramas de palma, a dos aguas, anclado directamente en el piso.

Publicado en Especiales

Información adicional