Lunes, 29 Junio 2009 14:46

A todo volumen

Por Sara Más / Foto: Carmona

El claxon de los autos, vecinos que hablan en voz alta de una ventana a otra, los equipos del aire acondicionado de la oficina aledaña, el radio o el televisor a todo volumen, los automóviles que parecen discotecas ambulantes por toda la ciudad…
Los pobladores de la capital cubana viven en medio de sonidos y ruidos que, sea en el día, la tarde o la noche, se han convertido ya en un agresivo ingrediente cotidiano de su existencia.
"Es verdad que somos muy expresivos, gestuales, que hablamos alto y a veces no nos damos cuenta", comenta a SEM Mercedes González, una profesora jubilada de 63 años de edad.

Publicado en Especiales

Información adicional