Editora

Editora

Por Helen Hernández Hormilla / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Las escritoras cubanas Mirta Yáñez, Nancy Alonso y Aida Bahr integran el primer catálogo de la joven editorial Cubanabooks, fundada por la académica Sara E. Cooper en 2010 para promocionar la literatura femenina de este país en Estados Unidos.
Ante la negativa de las editoriales estadounidenses de publicar autoras cubanas residentes en la isla bajo los argumentos de que sus textos son poco comerciales por carecer de elementos exóticos, eróticos o anticastristas, la profesora de la Universidad Estatal de California, en Chico, decidió emprender su propio proyecto.
La editorial funciona de manera independiente, sin fines de lucro, y se sostiene desde un consejo editorial y un grupo de traductores voluntarios, explicó a SEMlac la especialista en literatura hispana.

De la redacción / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

La literatura escrita por mujeres en Cuba se consolida a cuenta de desafíos, riesgos y carencias, pues aún el número de títulos publicados y el impacto de obras y creadoras no se traducen en la superación definitiva de viejos prejuicios culturales.
Si bien muchas personas opinan que la crisis económica, social y política que enfrentó esta isla del Caribe desde inicios de los noventa no ha sido del todo contada, estudiosas de la literatura consideran que las crónicas de aquella década y sus consecuencias habitan en gran medida en las páginas de esas narradoras, que plantaron nuevas miradas en el panorama cultural de la nación y más allá de sus fronteras.

Por Helen Hernández Hormilla / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Una red de mujeres teatristas de Iberoamérica e Italia fue presentada en La Habana durante la 6ta Bienal de Dramaturgia Femenina, "La escritura de la diferencia", celebrada del primero al 10 de marzo en la capital cubana.
Dramaturgas y teatristas de Ecuador, Brasil, Italia, Argentina, El Salvador, Honduras, Guatemala, España y Cuba compartieron la necesidad de articular esfuerzos desde sus países para hacer visible la creación femenina en el mundo de las tablas.
"Muchas mujeres trabajan en el teatro, pero no tienen la misma visibilidad ni igual acceso a los lugares de poder que los hombres", indicó a SEMlac la teatrista italiana Alina Narciso, quien creó este proyecto en 1999 desde España.

Por Sara Más / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Habitan un entorno adverso, donde el trabajo es rudo y la tradición les ha legado un modo particular de vivir, pero abogan por darle un giro a sus vidas. Son hombres diversos que pueblan la vida rural cubana y hablan de tristezas y alegrías cotidianas, de sus hijos y esposas, de la guerra y el machismo, de la violencia o el amor.
Han dejado momentáneamente surcos y granjas para convertirse en protagonistas visibles, gracias al documental Guajiros…de donde viene el amor, estrenado en la céntrica sala de cine 23 y 12, de la capital cubana, el pasado 15 de marzo, bajo la dirección general de Lizette Vila y realizado por el quipo del Proyecto Palomas, que ella coordina.

De la Redacción/ Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

La bailarina y coreógrafa cubana Rosario Cárdenas (1953), con una larga y reconocida trayectoria artística en los escenarios de la isla y de otros países, obtuvo el Premio Nacional de Danza 2013, otorgado el 2 de abril por el Consejo de Artes Escénicas de Cuba.

Por Helen Hernández Hormilla / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

El cine femenino en Cuba tendrá un nuevo impulso con la creación de la Mediateca de la Mujer Realizadora Cubana y de su Diáspora "Sara Gómez", que comenzó a funcionar en los primeros meses de este año.

Con la idea de otorgar mayor visibilidad a la obra de las realizadoras audiovisuales cubanas, el proyecto impulsado por la documentalista Marina Ochoa, con apoyo del Instituto de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), ha logrado reunir más de un centenar de materiales dirigidos por mujeres en los últimos 40 años.

Aunque el acceso femenino a la producción cinematográfica en Cuba ha sido limitado, especialmente dentro de la industria, poco a poco aparecen nombres que prueban la calidad y el talento de las mujeres en este arte.

Así lo constató Ochoa al preparar una muestra audiovisual para el VII Encuentro Internacional de las Mujeres en el Arte, celebrado en La Habana en 2004, a partir de la cual se conformó el primer esbozo de la actual Mediateca.

Por Dixie Edith / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla." target="_blank">Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Menuda y callada, a menudo ausente de los titulares de los medios de comunicación, Fina García Marruz, la más universal de las poetisas cubanas vivas, recién ha cumplido 90 años.

En la isla, el cumpleaños fue pretexto para la entrega a la intelectual de la Orden José Martí, la más alta condecoración que confiere el Estado cubano a personas destacadas por sus servicios a la paz o logros sobresalientes en la educación, la cultura, las ciencias, los deportes o el trabajo creativo, según consta en su argumentación escrita.
Para Fina, poseedora de una voz auténtica y una gran fuerza interior, a la que Eliseo Diego, otro grande las letras cubanas, calificara de "silencio vivo", el galardón significa otro lazo que la ata a Cintio Vitier, su ya fallecido compañero de vida y trabajo, con quien compartió durante décadas la investigación de la obra de José Martí.

Por Ilse Bulit
La criada abrió la puerta y Hemingway entró como perro por su casa. Bueno, tenía derecho, él pagaba ese apartamento del habanero edificio Astral. Me pasó por el lado sin mirarme. Fue directo al dormitorio, donde a Leopoldina la mordía su cáncer.
María Ignacia, Caridad para todos, salió de esa habitación Y me dirigió una mirada con más palabras que las contenidas en El Quijote. Mi abuela no me protegía de escenas ni conversaciones prohibidas, sólo que guardaba los secretos familiares con siete llaves.

Por Ilse Bulit

La Habana, julio (SEMlac).- Ernest Millar Hemingway nació en Oak Park, Illinois, en julio de 1899. María Ignacia, en La Habana, Cuba, en septiembre de 1890. El invisible lazo de una piel olivo los comunicó.

Un budista sen, más poeta que budista, dijo: "el aleteo del ala de una mariposa mueve las estrellas". En vocabulario científico lo afirman ahora los estudiosos de la Física Cuántica. José Martí, el misterioso cubano del siglo XIX, lo resumió en esta frase: "las ciencias confirman lo que el espíritu presiente". Y yo presiento que las palabras de una mujer admirada, traídas al recuerdo de un cerebro enfermo, pueden inducir al suicidio.

Por Ilse Bulit

Cuando en África conocí de cerca a la cantante Miriam Makeba, sus ojos alargados me devolvieron los de Leopoldina, esa amante maltratada por los saqueadores de la vida íntima del escritor Ernest Hemingway.

Esos ojos carmelitosos eran poseídos por las mujeres de la familia, pero ella fue la única dueña de la piel olivo envidiada por mí y definida por él con el ahorro de adjetivos de un periodista cuajado como corresponsal de guerra...

Información adicional