Editora

Editora

Por Raquel Sierra / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Foto: Olivia Prendes

La mujer se desnuda. Justo al lado, dos hombres permanecen impávidos. Mientras ella se desgaja la ropa como se pela una fruta, ellos ni por un momento interrumpen el acto de comer, develando simbólicamente el silencio, una de las formas en que se disfraza la violencia.

La mujer de carne y leche, una propuesta escénica estrenada en mayo en La Habana, intenta desde un espacio abierto de creación, poner sobre la mesa una realidad creciente y aun así silenciada: la violencia contra la mujer, de género y entre pares.

Esta aventura de un grupo creativo de jóvenes de diferentes disciplinas -música, baile, actuación, diseño, producción y teatrología- comenzó bajo el título original de La mujer de hojalata, pero luego de más de tres meses de experimentación, el colectivo concluyó que lo obtenido en el proceso no se correspondía con la idea original.

Por Raquel Sierra / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Hace 200 años, la suiza Enriqueta Favez se adelantó a los tiempos modernos: se hizo médica y cirujana, viajó por el mundo, atendió a pacientes de todas las razas y, por si fuera poco, se casó con otra mujer. Esa transgresora historia es recogida en el libro Por andar vestida de hombre, del profesor Julio César González Pagés, que acaba de aparecer en papel.
Presentado el 14 de junio en La Habana, este nuevo volumen recoge novedades que no aparecieron en su antecesora edición digital (2009), entre ellas, la imagen del rostro de Favez, reconstruida en 2009 por la Sección de Identificación de Personas, de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR).

Por Sara Más / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Sin un sello particular que lo caracterice, según especialistas, el arte visual cubano realizado por mujeres se distingue, entre otros rasgos, por una mirada muy cargada de elementos etnológicos y antropológicos.
Para la profesora y crítica de arte Magaly Espinosa, se trata de un fenómeno determinado por los mismos elementos que caracterizan a las artes plásticas en su conjunto en el área caribeña y latinoamericana.
"Los temas de las microsubjetividades son muy fuertes para nuestras culturas, en plena ebullición, por lo que empiezan a emerger estas micro secciones de la sociedad: lo femenino, lo trans, lo marginal y otras subjetividades particulares que empiezan a ser comprendidas o interpretadas", aseguró Espinosa.
Espinosa intervino como ponente junto a la también crítica de arte Dannys Montes de Oca Moreda y la joven artista Lisandra Isabel García en un diálogo sobre representaciones de género en las artes visuales, en el espacio "Mirar desde la sospecha".
La cita es convocada cada mes por el Programa de Género y Cultura del Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero, con el apoyo de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), la Consejería Cultural de la Embajada de España y la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude).

Lunes, 09 Julio 2012 20:40

Premio para historias de mujeres

De la redacción / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Las historias de vida de un grupo de mujeres de diversas generaciones y oficios en el oriente cubano, recogidas en un libro, fueron reconocidas con el Premio Iberoamericano de Ética Elena Gil, que anualmente otorga el Centro Félix Varela.
Chaparreras con luz propia, resultado del empeño colectivo de un grupo de autoras, fue editado este año por Publicaciones Acuario, de esa organización no gubernamental, y presentado en febrero pasado en la capital cubana.

Lunes, 16 Julio 2012 19:19

Dramaturgas en busca de escena

Por Sara Más

Con obras más transgresoras en lo formal que en sus contenidos, las mujeres se van abriendo camino en la dramaturgia cubana, según especialistas, aunque sus creaciones aún no se conocen suficientemente ni llegan siempre a probarse en escena.
"Las escrituras de más vanguardia que tiene hoy el teatro cubano son escritas por mujeres", reiteró a SEMlac la critica teatral Marta María Borrás, una de las ponentes del espacio "Mirar desde la sospecha", dedicado el 12 de julio a la dramaturgia femenina cubana, en la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

En el habitual espacio de debate  “Mirar desde la sospecha” se debatió el 12 de julio acerca de la dramaturgia femenina cubana

De la redacción / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

La diversidad sexual resulta un tema frecuente en documentales cubanos contemporáneos. La directora Lizette Vila, coordinadora del Proyecto Palomas, se ha ocupado sistemáticamente del tratamiento de estos temas. El más reciente de sus documentales que aborda la temática es Ni preguntasni respuestas…es la vida, nos acerca a las familias de personas transgéneros.
Las madres de varios transegéneros cubanos son las protagonistas de estas historias. El dolor, el miedo, la incertidumbre, la vergüenza son sentimientos de tránsito hacia un estado de aceptación, incluso orgullo, por los cuales muchas de ellas han pasado.

Lunes, 10 Septiembre 2012 19:10

Penélopes del Caribe llegan al audiovisual

Por Helen Hernández Hormilla / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Con cinco siglos de diferencia, dos mujeres comparten un conflicto similar: sus esposos partirán a otras tierras en busca de mejores horizontes, mientras ellas deben enfrentar en soledad la inminencia de sus circunstancias. El fantástico encuentro entre ambas desata el argumento de Añejo cinco siglos, relato de la escritora cubana María Elena Llana llevado al audiovisual por la realizadora Magda González Grau, con guión de Sergio Pérez.

Por Helen Hernández Hormilla / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

La emigración ilegal en Cuba vuelve a despertar inquietudes cinematográficas en la ópera primera de la directora inglesa Lucy Mulloy. Una noche (2011), filme coproducido entre Gran Bretaña, Cuba y Estados Unidos, retoma el conflicto de los balseros[1], pero lo trasciende al mostrar problemáticas sensibles de la sociedad cubana actual.
El amor homosexual, la violencia de género, el sexo transaccional, la ilegalidad, la marginalidad, el mercado ilegal y la incomunicación familiar son algunos de los aspectos que expone la obra, centrada en tres jóvenes que viven en condiciones de pobreza dentro de familias disfuncionales y por distintos motivos se ven precisados a emigrar hacia Estados Unidos en una balsa confeccionada por ellos mismos.
La exploración de las sexualidades diversas, especialmente en las edades adolescentes, motivó que el filme se estrenara en Cuba durante la jornada de celebraciones por el Día Mundial de la Salud Sexual, que organizó este 8 de septiembre el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) el cine Riviera, una céntrica sala de La Habana.

Martes, 25 Septiembre 2012 03:17

Humor, terreno minado para las mujeres

Pocos e inequitativos siguen siendo los espacios a los que acceden las humoristas en Cuba, se señaló en el espacio de debate mensual "Mirar desde la sospecha".

De la redacción / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Foto: SEMlac

Desde hace más de un año, la actriz humorística Aliannis Jáuregui, conocida en Cuba por su popular personaje Cuqui La Mora, intenta llevar a la pequeña pantalla un proyecto que visibilice nuevos rostros femeninos en el humor.
Si bien en los últimos meses la televisión nacional ha estrenado varios programas humorísticos, hasta llegar a uno diario, todos son protagonizados por varones. Mientras, la propuesta de Jáuregui, titulada "Más mujeres", con un enfoque novedoso y una investigación nacional en busca de talentos femeninos para la comedia, sigue sin ser aprobada.
"Mi interés es demostrar que existimos muchas con aptitudes para el humor, pero nuestras posibilidades son pocas y nos cuesta más el acceso, porque nos subestiman", confesó a SEMlac la actriz y guionista, quien por ocho años se mantuvo en el elenco del programa de alta teleaudiencia "Jura decir la verdad", y cultiva el humor escénico en teatros y clubes nocturnos.
El fenómeno se extiende a todas las manifestaciones del arte, pues tanto en el humor gráfico como en el escénico, cinematográfico o literario, ellas siguen siendo una minoría invisibilizada.
Así quedó como consenso en el debate organizado el 13 de septiembre por el espacio "Mirar desde la sospecha", que convocan el Programa de Género y Cultura del grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), con el apoyo de la Real Embajada de Noruega y la Consejería Cultural de la Embajada de España en Cuba.

Por Sara Más / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Foto: SEMlac

Aunque existen casos aislados del ejercicio de la crítica artística con un enfoque feminista, sobre todo en la literatura, todavía ese sigue siendo campo pendiente y necesario para la crítica de arte en Cuba, coinciden especialistas.
"La teoría literaria feminista implica el desvío de la mirada y ha sido importante para estimular el debate, pero también para cambiar el modo de expresión e interpretación, desde la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad", señaló la crítica e investigadora literaria Zaida Capote.
Capote intervino, junto a otros panelistas, en Mirar desde la Sospecha, espacio de debate que bajo la pregunta "¿Tiene la crítica mirada de género?", convocó al público el pasado 11 de octubre, en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), bajo los auspicios de esa institución y el programa de Género y Cultura del Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero.
Coordinado por la académica Danae C. Diéguez y las periodistas Helen Hernández y Lirians Gordillo, ese espacio cuenta con el apoyo de la Real Embajada de Noruega, la Consejería Cultural de la Embajada de España y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Información adicional