Editora

Editora

Por Dixie Edith / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Las mujeres cuidadoras a menudo se convierten en víctimas de múltiples formas de violencia, de las cuales no suelen ser conscientes, aseveran investigaciones cubanas de signo diverso.
La vida de Idalmis Alfonso, una cubana de 47 años, editora literaria y madre de dos hijos adolescentes, cambiará bruscamente en un futuro cercano, pero esta capitalina ya está experimentando los primeros efectos del viraje.
La salud de su madre, de 72 años, ha comenzado a mostrar signos evidentes de deterioro y Alfonso vislumbra un momento muy cercano en el que, probablemente, tendrá que abandonar definitivamente su empleo para quedarse en casa al cuidado de la enferma.

De la redacción / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. / Foto: SEMlac

Una denuncia a la que se siguen sumando voces, a través de mensajes y firmas de adhesión que circulan por correo electrónico, ha puesto su centro de atención en la condena al maltrato a las mujeres y la necesidad de una ley sobre la violencia de género en Cuba.
Las reacciones aparecen en mujeres y hombres de diversas profesiones frente algunas posturas de apoyo al escritor cubano Ángel Santiesteban, quien ha sido acusado, juzgado y sentenciado por los tribunales por haber maltratado a su exesposa.
La génesis de esa reacción pública tuvo lugar el pasado 8 de marzo, en la capital cubana, donde se dio a conocer el llamamiento "8 de marzo: tod@s contra la violencia", durante la última sesión de los talleres de la VI Bienal de Dramaturgia femenina "La escritura de las diferencias".
El espacio de la bienal fue coyuntural "porque estábamos participando en ella, pero no es una declaración de la bienal, ni de ninguna institución cubana, sino una acción ciudadana coherente con nuestro reclamo de una cultura de paz y sin violencia para nuestro país", aclararon las autoras del llamado, mediante correo electrónico, el domingo 10 de marzo.

Lunes, 21 Abril 2008 00:00

Abuso sexual cerca de casa

Por Sara Más

Lejos de lo que muchas personas imaginan en esta isla, el abuso sexual es fundamentalmente una experiencia prolongada y no un hecho aislado.
Así lo comprueban varios estudios y exploraciones promovidas por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) en cinco provincias cubanas, como parte de un proyecto de tres años que culminó en 2006, con apoyo del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Las exploraciones tuvieron en cuenta a la capital, la central provincia de Sancti Spíritus y las cinco del oriente cubano.
"El abuso sexual ocurre en cualquier contexto y en diferentes niveles educacionales de la familia, tanto de la víctima como del abusador", precisó a SEMlac la master en sexualidad Iliana Artiles, vicedirectora del Cenesex y al frente de su grupo de investigaciones para este tema.
La incidencia real de este fenómeno se ignora en todo el mundo. Se trata de una situación que transcurre en el más absoluto silencio, constituye tabú social y familiar, y es de los casos menos reconocidos y denunciados por víctimas y familiares, estos últimos implicados no pocas veces en los hechos.
Por violencia sexual infantil se entiende cualquier actividad realizada a un menor por una o más personas de cualquier edad, con el propósito de sentir placer sexual, con o sin consentimiento o penetración. Puede ocurrir violentamente o no, y hasta sin contacto físico, por medio de la fuerza o cualquier forma de coerción.

Lunes, 21 Abril 2008 00:00

Los límites de la impotencia

Por Dalia Acosta

Hace días que le cuesta trabajo sonreír, levantarse en las mañanas, concentrarse en el trabajo o, simplemente, vivir. Apenas duró unos minutos y, aún así, no puede librarse del escalofrío en la piel, las imágenes en su memoria, las lágrimas que vuelven a sus ojos.
"Sentí miedo, asco, pero, sobre todo, mucha impotencia. Estábamos él y yo solos en aquella habitación, sin un testigo. Él con todo su prestigio y poder y yo una mujer que iba a pedir ayuda", cuenta una profesional cubana de 41 años que buscaba financiamiento para una iniciativa cultural.
El funcionario, que con anterioridad le había brindado su ayuda, se convirtió de pronto en acosador. "Me vino arriba, trató de besarme y sólo atiné a darle un empujón e irme", relata.
Casi dos décadas antes, su madre había vivido también una experiencia de acoso sexual en el ámbito laboral. Un proyecto que dirigía desapareció de la noche a la mañana y sin razón aparente. Todo porque ella se negó a tener relaciones sexuales con quien era su jefe directo.
"Entonces no hice ni dije nada, pero cuando supe lo que le pasó a mi hija no pude quedarme callada. Las cosas tienen un límite", asegura la madre, que solicitó el anonimato.
Tras varias cartas, la familia supo que el funcionario en cuestión fue "debidamente advertido para que situaciones como esa no se repitan"; sin embargo, conservó su puesto y también su prestigio. Ellas no lo llevaron a los tribunales; ni siquiera sabían que podían hacerlo.
Viernes, 11 Abril 2008 00:00

De incertidumbres y certezas

Por Mareelén Díaz Tenorio, master en Ciencias Sociales
Especialista del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas, adjunto a la Universidad de La Habana.

Hace casi una década comenzaron en Cuba investigaciones, acciones y estrategias relacionadas específicamente con la violencia en las familias. Si se mira al horizonte, cualquiera puede avizorar un largo y ancho camino por recorrer con muchas incertidumbres. El presente, en cambio, ofrece “archipiélagos de certezas” (al decir del filósofo francés Edgar Morín), sobre los cuales edificar un mejor futuro. Dos de esos archipiélagos reconozco por sus valores y potencialidades: las investigaciones que aportan aproximaciones a la caracterización del fenómeno en el contexto cubano (aún cuando quede mucho por estudiar), y la sociedad cubana, que constituida a través de una amplia estructura de instituciones y dispositivos sociales, contiene la potencialidad de encausar una estrategia global con alternativas de atención, tratamiento y prevención.
Investigaciones recientes del Grupo de Estudios sobre Familia del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS) apuntan cinco rasgos que caracterizan la violencia en las familias en el contexto cubano contemporáneo, en cuanto a extensión, diversidad, condicionantes, circularidad e invisibilidad.
En relación con la extensión, no es posible marcar límites en tanto no existen estadísticas o encuestas nacionales que ofrezcan un mapa más orientador. Sin embargo, en todos los territorios donde se han realizado estudios, se ha constatado su presencia.
Viernes, 11 Abril 2008 00:00

Obstáculos que no permiten ver

Por Iliana Artiles de León
Licenciada en Psicología y Pedagogía, master en Sexualidad.

En la actualidad están vigentes muchos obstáculos que no nos permiten ver la necesidad de actuar, de manera inmediata, en la implementación de políticas públicas, en el campo de la atención integral a la violencia intrafamiliar.
En lo particular, me adscribo a los presupuestos citados por el psicoterapeuta argentino, especialista en varones y parejas y director del Centro de la Condición Masculina de Madrid, Luis Bonino.
Los estudios de Bonino parten de la visibilidad social de la víctima y la invisibilidad del victimario, cuestiones que hemos comprobado en el contexto cubano, mediante las investigaciones que, por más de 10 años, ha desarrollado el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) de Cuba.
Pensar que son pocas las mujeres que sufren la violencia, que este es un fenómeno individual y que, por tanto, la sociedad no es responsable, es banalizar el problema.
Los patrones culturales adjudican roles de poder y de dominio a los hombres y de subordinación a las mujeres, por lo que es necesario identificar y develar estas asimetrías sociales en las relaciones de género para sortear el obstáculo de considerar la violencia como un problema individual y, en consecuencia, privado.
Viernes, 29 Febrero 2008 00:00

Huellas indelebles

Por Marta María Ramírez

Anita intenta sonreír. Tras la mueca se esconden los recuerdos de las repetidas ocasiones en las que su padrastro abusaba de ella: "Si no me dejas tocarte, mato a tu mamá", escuchó una y otra vez sin quejarse, sin decirle nada a nadie.
Con apenas ocho años de edad, la niña cargó con el pesado fardo de la violencia que le dejó daños psicológicos y físicos. "Llegó a la consulta con su himen aparentemente intacto, pero con condilomas acuminados en su vulva, visibles a simple vista", recuerda Margarita Solares, especialista en Ginecología y diplomada en Atención Infanto-juvenil.
El condiloma acuminado es una de las formas de expresión del Papiloma Virus Humano (PVH), considerado la segunda infección de transmisión sexual (ITS) por su creciente incidencia en el mundo.
Por Marta María Ramírez

Cuantificar el abuso sexual infantil es una tarea imposible en la actualidad, cuando el mundo tiende a soportar, en silencio, esta forma de violencia intrafamiliar por prejuicios de índoles diversas.
Sin embargo, identificar las características comunes de víctimas y victimarios, así como reconocer los factores sociales y familiares que propician este delito, podría conducir a la creación de efectivos programas de prevención e intervención a diferentes niveles de la sociedad.
Con este precepto, la master en psicología social Iliana Rondón y el especialista en segundo grado en medicina legal, Aquilino Santiago, abordan el tema desde hace unos 15 años.
Viernes, 29 Febrero 2008 00:00

Historias prohibidas con severas condenas

Por Raquel Sierra

Nicolás tiene 54 años. Los próximos ocho los pasará en la prisión de Las Mangas, en el oriente de Cuba, por un crimen que no reconoce, pero con el cual la ley cubana es implacable: el abuso sexual de menores.
"La sobrina de su ex esposa tenía doce años. Como es habitual en los campos de Cuba, los conocidos juegan con las niñas, les hacen cosquillas, y esto no se toma a mal", dice Rosario, una de sus hermanas.
"Siempre jugó con Yahili, desde que era pequeña. Ella fue creciendo y estaba bastante desarrollada para su edad", agrega, moviendo la cabeza con angustia ante el destino del menor de sus hermanos.
Por Sara Más

La seducción y el convencimiento suelen ser las vías más utilizadas por quienes abusan sexualmente de menores de edad y adolescentes, según confirma un estudio reciente hecho en la capital cubana
El poco empleo de métodos cruentos por parte de los autores que practican ese tipo de actos se explica, en gran medida, porque se trata de personas cercanas, con alguna proximidad a sus víctimas, indican Iliana Rondón y Arquilino Santiago, especialistas del Instituto de Medicina Legal.

Información adicional