Provenientes de diversos espacios rurales del oriente cubano y Camagüey, una treintena de mujeres se dieron cita en la ciudad de Bayamo, provincia Granma, a más de 740 kilómetros de La Habana, los días 15 y 16 de octubre, con el interés de marcar especialmente esas fechas del calendario en que se celebran, respectivamente, el Día Internacional de la Mujer Rural y el Día Mundial de la Alimentación.

El encuentro tuvo doble propósito: propiciar el intercambio en la "Jornada de saberes y experiencias" y efectuar la II Reunión de la Red de Organismos e Instituciones de Apoyo a la Mujer Rural en la zona oriental.

Convocada por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), el Ministerio de Agricultura, la Asociación Cubana de Producción Animal, la de Agricultores Pequeños y la de Trabajadores Agrícolas y Forestales, la cita contó con el apoyo financiero de la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y Oxfam Cuba.

 

En el trabajo del surco o el de la casa, en la bodega más cercana o el consultorio médico, el aula o desandando caminos, las mujeres pueblan el ámbito rural cubano con sus historias, más allá de la producción de alimentos en el campo, que sigue siendo muy necesaria y a la que se incorporan de un modo u otro. La equidad entre mujeres y hombres rurales como cuestión de justicia social, contradicciones que el machismo no ha dejado borrar, el apoyo que ellas necesitan y su protagonismo en dinámicas demográficas como los procesos migratorios y la fecundidad se incluyen entre los temas que aborda esta monografía, que intenta otras miradas, desde las mujeres y sus aspiraciones, a la ruralidad.

Bajas tasas de fecundidad y un avanzado envejecimiento poblacional se inscriben entre los principales desafíos que afronta Cuba, de cara a la revisión del Plan de Acción de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo, conocida como Cairo+20. Esta monografía repasa algunos de los temas actuales y más importantes para la nación caribeña en materia de población y desarrollo, a propósito de la Sesión Especial de la XXIX Asamblea General de la ONU dedicada al tema y efectuada este 22 de septiembre de 2014, en Nueva York.

Avanzar en cambios legislativos y culturales para que las personas LGBTI disfruten de iguales derechos que las personas heterosexules fue un reclamo repetido en talleres, tribunas, intercambios y medios de comunicación durante la celebración de la VII Jornada Cubana contra la Homofobia, que este año tuvo por sede de sus actividades centrales a la oriental provincia de Granma, a más de 700 kilómetros de la capital cubana.

Esta es la quinta jornada cubana que cuenta con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la tercera vez que Voces para el diálogo recoge algunas de las incidencias de su amplio programa, que incluyó espacios de fiesta y reflexión, cuyo tema central fue la familia como espacio de inclusión.

Información adicional