Marta Deus, una emprendedora que se reinventa

[18-07-2020]
Por los muchos desafíos, hay que reinventarse, pensar en nuestros servicios, ajustarlos, mejorarlos, recomienda Marta Deus. Foto tomada de Facebook Por los muchos desafíos, hay que reinventarse, pensar en nuestros servicios, ajustarlos, mejorarlos, recomienda Marta Deus. Foto tomada de Facebook

Muchos negocios del sector privado en Cuba se han mantenido en una situación de incertidumbre durante los últimos cuatro meses, en medio de la covid-19, por la imposibilidad de continuar ofreciendo sus servicios. Otros, al contrario, encontraron en este período una vía oportuna para desarrollarse o ampliarse, en un escenario único.

Marta Deus Rodríguez es una de las mujeres que ha sabido guiar, durante el aislamiento, su negocio de servicio de mensajería MANDAO. Con el envío de comida y vegetales de algunos restaurantes y fincas, MANDAO ha sido el alivio de muchas familias y, a la vez, una manera factible para que algunos restaurantes se hayan mantenido activos en La Habana.

Con sus 32 años, Marta es, además, fundadora de Deus Expertos Contables, empresa de gestión y asesoramiento financiero, y co-fundadora de la revista digital Negolution, enfocada en dar a conocer la actualidad del emprendimiento cubano.

Vivió en España con sus padres desde que tenía 12 años y, siendo adolescente, trabajó como niñera-acompañante y profesora de matemáticas e inglés de otros niños, cuando no estaba en la escuela. Mientras fue creciendo, conoció la vida laboral en restaurantes, centros de llamadas (locutorios) y como dependienta en una sección de perfumería, entre otros espacios que le enseñaron el valor de la constancia y el esfuerzo propio.

“Me gustaba ayudar a mis padres, porque ser emigrante siempre es difícil, muy complicado. Hice todo ese tipo de trabajos hasta que entré a la universidad, donde me puse en contacto con un despacho de abogados, en el cual comencé como auxiliar contable. Ahí estuve hasta que, en los últimos años de la carrera de Dirección y Administración de Empresas, trabajé con un profesor en su consultoría”.

Cuando reinició en Cuba el sector privado, en 2010, para Deus se abrió una nueva posibilidad. En 2013 viajó de Europa a La Habana y vio una oportunidad en la teneduría de libros y asesoría de empresas, a través de la contabilidad. “Abrí una pequeña oficina en la que trabajábamos solo dos personas, inicialmente”, relata a SEMlac.

Esta joven se considera una persona enfocada en lograr sus propósitos y para ello visualiza sus objetivos y traza las estrategias correspondientes para alcanzarlos.

En el caso particular de los tres negocios que ha fundado, cuenta que analizó cada necesidad económica, de infraestructura y recursos humanos para luego hacer tangibles sus ideas. La creación de la empresa es el momento que más disfruta y le apasiona.

En 2013 creó Deus Expertos Contables para brindar servicios profesionales orientados a la formación e impulso del capital humano y empresarial. Especializado en la contabilidad, auditoría, fiscalidad y asesoramiento financiero y de negocios, el equipo trabaja principalmente con el sector privado y tiene como clientes desde restaurantes hasta cooperativas o artistas.

Luego, por el interés constante del envío inmediato de documentos y paquetes, nace MANDAO.

“MANDAO surge como oportunidad de negocio que empieza siendo una necesidad de transportación para mí, realmente, en un inicio de documentos, facturas, invitaciones… y ahora de comida, por lo rentable que resulta”.

Negolution aparece en el panorama digital, en 2016, como una revista al servicio de las necesidades del sector privado y empresarial, tanto para informar sobre el mundo de los negocios en Cuba, como para crear una comunidad de emprendimiento con la cual compartir.

“La experiencia ha sido positiva. Todos los emprendedores somos súper positivos. La gente tiene una energía tremenda. Eso es una cosa que me encanta. Tienen ganas y fuerzas que te hacen seguir”, reconoce Deus.

“No siempre ha sido fácil, aquí en Cuba, y hay muchos problemas para casi todo. Hay vacíos legales o falta de dinero, pero en recursos humanos hay muy buenas personas, aunque no todo el mundo con una visión de negocios o una cultura en ese sentido. Por eso muchas veces me he sentido sola, hasta que el equipo ha logrado engranarse para ser socios como lo somos ahora”, relata.

Marta Deus se siente orgullosa de cómo está funcionando para las personas el sector privado en Cuba y la manera en que ha impactado en la vida de cuentapropistas y sus familiares. Piensa que el emprendedor pasa a ser alguien con nuevos horizontes, que visualiza un mejor futuro, con oportunidades para sí mismo y los suyos, dispuesto a cambiar, perfeccionarse y aliarse.

“He visto cómo tantos negocios han crecido y cómo ha cambiado la dinámica de una ciudad como La Habana. La situación del sector privado en este momento es muy compleja. Ya no era fácil y el coronavirus vino a ponerle la guinda al pastel. Tenemos mucha incertidumbre y, siempre lo digo, la incertidumbre es el peor enemigo de los negocios y de hacer negocios, porque no te da seguridad”, valora la joven.

Entre adversidades y riesgos, Deus valora el panorama actual. “En momentos así, no tomas las mejores decisiones; las estrategias son muy vagas, endebles; no te deja ver bien el futuro, no te permite invertir, además de las dificultades con los suministros, el turismo, situaciones económicas…”

El confinamiento en Cuba y la situación epidemiológica mundial han traído consigo una serie de sentimientos encontrados en las personas, respecto al futuro y las “normalidades” próximas que habrá que adoptar. Los negocios particulares del país no escapan de este panorama y Deus considera que el próximo paso a tener en cuenta, desde estas primeras fases, es la reinvención.

“Oportunidades siempre hay, si has logrado guardar dinero y ahorrar, sobre todo del tipo inmobiliarias, de negociación, contratos. Por los muchos desafíos, hay que reinventarse, pensar en nuestros servicios, ajustarlos, mejorarlos, ser muy flexibles con los clientes, entenderlos, ser muy empáticos, porque la situación no es la misma”, advierte.

De cualquier modo, ella no se deja vencer y apuesta por estrategias de adaptabilidad, enfocada en el nuevo contexto.

“Vamos a tener que repensar nuestro modelo de negocio y ajustarnos a la nueva realidad. Desventajas tenemos muchas. Los turistas, en el momento que entren, serán pocos para tantos negocios. Habrá que ver cómo se llega a ellos y qué servicio se les ofrece”, comenta.

“Hay que enfocarse mucho en el marketing digital y el comercio electrónico, especialmente para las personas que no quieren salir de casa; puede que sea un sector que podamos alcanzar. Realmente, será un trabajo duro para mantenerse y lograr tener un ‘cachito’ dentro del mercado pequeño que vamos a tener por mucho tiempo”.

Visto 706 veces
Valora este artículo
(2 votos)
De la redacción

Equipo de SEMlac Cuba. Puede contactarnos en semlaccu@enet.cu.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional