Iniciativas lideradas por mujeres apuestan por la autonomía económica y la transformación de sus comunidades desde proyectos socioculturales en La Habana, la capital cubana.

“Además de los talleres de papier maché con niños, niñas y adultos, realizamos varias acciones de responsabilidad social como donaciones de artículos a círculos infantes y hogares de niños sin amparo filial; de esta forma estamos generando empleo y brindamos servicios a la comunidad, con la mejor calidad posible y a precios módicos”, explica Maritza Arango Montalvo a SEMlac.

Hubo quienes la creyeron loca o la escucharon con reserva, sin tomarla muy en serio. Cuando Eloísa Bocour Vigil dijo que quería aquellas tierras para sembrarlas y hacer su finca, pocas personas dieron crédito y futuro a su proyecto.

Lograr un mayor reconocimiento social y protección económica del trabajo reproductivo, que realizan fundamentalmente las mujeres, es uno de los actuales retos de la sociedad cubana identificados por las asistentes al Encuentro Nacional de la Red Ética y Política del movimiento de mujeres, el pasado 21 de septiembre, en la capital cubana.

Pese a sus altos niveles de calificación técnica y profesional, y su incorporación creciente a la vida pública, las mujeres constituyen aún la mayor reserva laboral no explotada en Cuba, coinciden especialistas."Estamos en un momento en que el potencial laboral de los hombres está siendo aprovechado de una manera mayor que el de las mujeres", explicó a SEMlac la doctora Grisell Rodríguez Gómez, demógrafa y subdirectora del Centro de Estudios Demográficos (Cedem), de la Universidad de La Habana.

Información adicional