La suma de estrategias de género a proyectos de desarrollo local solo tendrá éxito si va acompañada de beneficios palpables en la calidad de vida de las comunidades, coinciden especialistas y protagonistas de iniciativas que avanzan en este camino.

"No hacemos nada con potenciar la capacitación de mujeres en los espacios agrícolas, si luego no tienen dónde aplicar lo que aprendieron o sufren tantas dificultades, que terminan buscando lugares con mejores condiciones", aseveró a SEMlac Aracelys López Almaguer, de la Cooperativa de Créditos y Servicios Fortalecida (CCSF) "Gabriel Valiente", de Jiguaní, en la provincia de Granma, a más de 760 kilómetros de La Habana.

Idania Cedeño podría dividir su vida en antes y después de convertirse en presidenta de la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) "17 de mayo", del municipio de Jiguaní, en la provincia de Granma, a más de 760 kilómetros de la capital cubana.

"Antes creía que solo podía trabajar en el campo. En dirigir ni pensaba. Además, mi esposo me lo prohibía todo pues era muy machista", narró a SEMlac esta mujer que no llega a los 40 años y desde hace cinco cambió drásticamente su vida.

Unas dirigen granjas de ganadería y son abanderadas de la técnica aplicada a la producción agropecuaria; mientras otras se encargan del huerto en casa o asumen el cuidado de la familia, de los animales y las labores domésticas, sin salario a cambio.

Las hay directamente vinculadas a la producción, como titulares en el arrendamiento de tierras o en cualquier otro puesto de trabajo, sea de maestra, médica o empleada de un banco.

Camagüey, Cuba, julio - Ante la falta de trabajo remunerado para las mujeres rurales, campesinas y líderes de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) emprenden proyectos que garanticen la independencia económica femenina y rompan inequidades de género.

Cuando en 2010 Idelbis Dieppa comenzó a dirigir la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Sabino Pupo, en el municipio camagüeyano de Nuevitas, a 535 km de la capital, debió enfrentarse a la desconfianza machista por ser la única mujer en una de las cooperativas más improductivas de la zona.

Información adicional