Lograr un mayor reconocimiento social y protección económica del trabajo reproductivo, que realizan fundamentalmente las mujeres, es uno de los actuales retos de la sociedad cubana identificados por las asistentes al Encuentro Nacional de la Red Ética y Política del movimiento de mujeres, el pasado 21 de septiembre, en la capital cubana.

Pese a sus altos niveles de calificación técnica y profesional, y su incorporación creciente a la vida pública, las mujeres constituyen aún la mayor reserva laboral no explotada en Cuba, coinciden especialistas."Estamos en un momento en que el potencial laboral de los hombres está siendo aprovechado de una manera mayor que el de las mujeres", explicó a SEMlac la doctora Grisell Rodríguez Gómez, demógrafa y subdirectora del Centro de Estudios Demográficos (Cedem), de la Universidad de La Habana.

Especialistas cubanas consideran imprescindible la inclusión de la economía feminista en el diseño de las políticas económicas y sociales. "La economía feminista puede aportar una mirada que vaya más allá de los indicadores puramente macroeconómicos y los análisis que ven los procesos económicos ligados, principalmente, al mundo del mercado. Puede aproximarnos a miradas mucho más complejas de la sociedad en general y, en particular, la cubana", opina la economista Blanca Munster.

Las nuevas formas de gestión económica que se abren paso en Cuba necesitan una articulación mayor, reconocida y legalmente respaldada, con la empresa estatal, concordaron participantes en un taller sobre el tema realizado el pasado 20 de octubre en La Habana.

Página 1 de 18

Información adicional