De arcoíris se vistió Bayamo, municipio cabecera de la oriental provincia de Granma, a más de 700 kilómetros de La Habana, en el día mundial de lucha contra la homofobia y la transfobia, el pasado 17 de mayo.

Una verdadera fiesta a favor de la emancipación humana y la inclusión social contagió a los habitantes de esa ciudad. A paso de conga, se sumaron vecinos y vecinas de diferentes edades junto a activistas de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales), gritando a viva voz frases en contra de la homofobia y a favor de los derechos humanos y sexuales.

Publicado en Ciudadanía

Información adicional