Rostros y expresiones diversas de la felicidad

[12-05-2019]

Desde la fotografía, Liam Durán apuesta por mostrar la armonía entre identidades, orientaciones sexuales y relaciones humanas diversas. Su más reciente exposición es un canto en colores a la diversidad y la inclusión.

La muestra fotográfica Cuba en 82 se inauguró en el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) el 9 de mayo, como parte de la 12 Jornada Cubana contra la Homofobia y la Transfobia.

“Quiero que las personas vean que en nuestras vidas también existe felicidad y somos capaces de educar con amor y valores, aunque evidentemente las personas se empeñan en desconocer y ocultar nuestra capacidad de crear una vida a la par de cualquiera”, declara el fotógrafo a SEMlac.

La muestra reúne más 20 fotografías, donde priman los retratos acompañados de textos que incluyen testimonios documentales y fragmentos del artículo 82 de la recién aprobada Constitución de la República de Cuba.

El artículo 82, que motiva el título de la exposición, abre la posibilidad al matrimonio igualitario en la nación del Caribe.

Además de apoyar estos avances en materia de inclusión y derechos en Cuba, la exposición se propone visibilizar realidades, relaciones, sentimientos y vivencias de personas con identidades no heteronormativas, además de parejas y personas heterosexuales que apoyan la lucha contra la homofobia en el país.

“También quise incluir parejas que rompen con esquemas, incluso dentro de la comunidad LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersexuales y queer), por eso está presente la pareja que conforman una mujer trans y un muchacho trans, ambos activistas en Argentina”, comenta Durán.

Durán es el fundador y coordinador de la red Alma Azul, la primera en agrupar a trans masculinos cubanos, un colectivo menos visible dentro del activismo.

El joven cubano cree en el arte como espacio para promover el activismo y el cambio de mentalidad desde las voces de la comunidad LGBTIQ. Pero su aspiración es superar las paredes de una galería o institución.

“Este tipo de trabajo no es muy común en nuestro contexto, menos hecho por personas o artistas trans. Y creo que sí cambia mi mirada como artista trans, porque tenemos experiencias distintas a las personas heterosexuales y cisgénero. Por eso quisiera que muchas más personas LGBTIQ se expresaran desde las artes visuales”, reflexiona.

Esta no es la primera exposición de Liam: en 2017 mostró su recorrido como persona trans masculina y en 2018 la expo Alma Azul reunió fotografías de personas trans masculinas en Cuba.

“La idea es continuar con estos proyectos todos los años y llevar las exposiciones a otros lugares, aprovechando el impacto nacional de las Jornadas cubanas contra la Homofobia y la Transfobia para visibilizarnos”, afirma.

Visto 174 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional