Personas trans más vulnerables a la violencia

[30-11-2017]

La falta de un tratamiento y atención adecuados a diversas formas de violencia de género en los servicios de salud denotan también vulneración de los derechos sexuales, señaló la psiquiatra Ada Alfonso, durante un encuentro ente especialistas de ese sector y juristas. Entre las vulneraciones menos visibles están aquellas que viven las personas LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales), señaló la especialista del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), durante el "Taller de Formación de Competencia para la denuncia de vulneración de derechos sexuales en el sector de la salud", realizado el miércoles 22 de noviembre en la capital cubana.

Detrás de esas actuaciones persisten fuertes prejuicios que conducen a una violencia que puede llegar a ser extrema, sostuvo Alfonso, solo porque estas personas no se ajustan al patrón heteronormativo que prima en la sociedad, agregó.
A ello se suma la poca atención que se ofrece a estos temas durante la formación de profesionales de la salud, que necesitan de cocimientos con tengan en cuenta la teoría de género y el enfoque de derechos humanos, sexuales y reproductivos.
"Muchos de estos casos no se atienden bien en consultas y servicios de salud, lo que denota una violencia aprehendida a partir de una educación que también segrega lo diferente", sostuvo la psiquiatra.
Un escenario de alta vulnerabilidad es el que viven las personas con VIH, porque la primera violencia que experimentan se acompaña del rechazo y el estigma social.
Las personas trans padecen estas situaciones con grandes desventajas, advirtió Andy Aquino Agüero, quien ahondó en los fuertes vínculos que hay entre violencia, VIH y este grupo poblacional que vive vulneraciones a sus derechos y actos de discriminación en los ámbitos familiar, escolar y laboral, fundamentalmente.
El ejercicio temprano de la prostitución, a veces como resultado del rechazo que viven, expone a muchas personas trans al riesgo de la violencia y de adquirir el VIH.
"Hay una naturalización de la prostitución en esta población", describió Aquino al hacer referencia a un estudio que arrojó, además, una concepción de identidad que valora el cuerpo como mercancía y considera muy poco la negociación del condón.
De un total de 4.447 personas que integran la Red Trans Cuba, 74, 8 por ciento se ha prostituido y poco más de la vive con VIH; de acuerdo con datos citadas por el especialista. Esos porcentajes se elevaban notoriamente en la capital del país.
"Sin la inclusión y participación de estas personas es muy difícil que pueda producirse un cambio", sostuvo Alfonso y apuntó que todavía faltan instrumentos legales necesarios como una norma sobre identidad de género y un Código de Familia que contemple todos los tipos de pareja y de familia, entre otros.
Vencer prejuicios, ganar en conocimientos, formación profesional, prácticas y servicios de salud inclusivos, con respeto a los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas, fueron algunos de los desafíos identificados en el encuentro.
Organizado por los Servicios de Orientación Jurídica del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), con apoyo del Centro de Orientación e Investigación Integral (COIN) de República Dominicana, el intercambió sirvió comentar varios de los casos de este tipo que llegan a manos de especialistas de esos servicios del Cenesex por gestión de personas que buscan algún tipo de ayuda.
Liset Mailén Imbert, del equipo de los Servicios de Orientación Jurídica del Cenesex, se refirió a la vulneración de derechos que significa exigir la prueba serológica a una persona que opta a un empleo o un curso, práctica que contradice los tratados y convenios internacionales de los cuales Cuba es signatario.
"Vivir con VIH no es un impedimento para acceder al empleo y cumplir con él", subrayó la jurista.
Muchos de estos y otros temas asociados a vulneraciones de derechos sexuales, reproductivos y otros llegan desde hace una década al Cenesex, precisó el subdirector de esa entidad, Manuel Vázquez Seijido. De 1.300 casos atendidos entre 2013 y 2014, la cifra ascendió a 2.198 entre 2015 y 2016.
Ivón Calaña Pérez, jefa de los Servicios de Orientación Jurídica de esa institución, explicó que un equipo de juristas tramita y da seguimiento a esas quejas, en coordinación con otras instituciones.
Esos servicios se perfeccionarán con la puesta en marcha de un Sistema de Gestión actualmente en construcción y que, próximamente, cuando esté disponible en la web, permitirá notificar de forma digital cualquier tipo de actuación que atente contra los derechos sexuales y reproductivos.
Esa base de datos digital se alimentará de las solicitudes que se hagan, tendrá alcance nacional y servirá también de valiosa contribución para la investigación y el análisis de tendencias sobre vulneración de derechos sexuales y reproductivos en el país, sostuvo Calaña.
"Será también un soporte digital que apoyará el trabajo científico, institucional, de análisis concretos, con procedimientos rigurosamente organizados", comentó la directora del Cenesex, Mariela Castro Espín.

Visto 217 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Sara Más

Descripción de Sara

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional