Diversidad sexual, representaciones desde la prensa cubana.

Annet Martínez Hernández, Periodista [26-10-2012]

En Cuba comienzan a generarse ciertos cambios en función de reconocer y dar mayor legitimidad a las personas con diversa orientación sexual e identidad de género. Hasta el momento la propuesta de mayor envergadura es el proyecto de Código de Familia , que incluye dentro de sus artículos el reconocimiento a las personas transexuales y la unión legal entre parejas del mismo sexo.

Desde 2008 ha sido evidente el desarrollo de una voluntad institucional-encabezada por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex)-, y hasta cierto punto política y estatal, cuyo fin ha sido promover el reconocimiento de la orientación sexual y la identidad de género. Tales empeños han tenido como fruto la realización de las Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la inclusión de dos artículos relacionados con la orientación sexual como parte del Documento Base de la Conferencia Nacional de Partido Comunista de Cuba (PCC), en el 2011. En enero de 2012, a raíz del debate en la Conferencia Nacional de Partido, se incluyó como uno de los objetivos de trabajo del PCC "enfrentar los prejuicios y conductas discriminatorias por color de la piel, género, creencias religiosas, orientación sexual, origen territorial y otros que son contrarios a la Constitución y las leyes, atentan contra la unidad nacional y limitan el ejercicio de los derechos de las personas".

Ante esta realidad, y al existir una mayor implicación del sistema político con las nuevas realidades individuales de grupos humanos, la prensa, como interlocutor directo de este sistema, se espera que la prensa contribuya favorablemente a la educación de la sociedad, con vistas a reconocer estos grupos con identidades de género y orientaciones sexuales diferentes. Parte de la función social de la prensa es aportar a la educación, la sensibilización y el reflejo de la realidad social. Los medios deben intentar avanzar hacia la introducción de temas antes no tratados o denominados tabúes, de manera coherente con la evolución de un contexto que ha implicado cambios a nivel cultural, social y familiar.

Sin embargo, el tratamiento periodístico de los medios nacionales -Granma, Juventud Rebelde y Trabajadores- al tema de la diversidad sexual no ha estado a la altura de las expectativas que estos cambios promueven en la sociedad.

Un estudio realizado entre 2008 y 2012, sobre el tratamiento periodístico al tema de la diversidad sexual en esos tres medios impresos así lo evidencia.

De los tres, el periódico que más ha trabajado el tema es Juventud Rebelde, fundamentalmente en la sección Sexo Sentido, mientras que el que menos lo ha abordado es el diario Granma, quedando en un nivel intermedio el semanario Trabajadores. La gráfica, a continuación, así lo demuestra.

DibujoDibujo

Pero, ¿a qué se debe este comportamiento? El abordaje de los temas ha variado en dependencia de las características de cada medio, sus necesidades informativas, públicos a los que se dirigen y organizaciones de masas a las que representan. En ello han desempeñado un papel importante secciones fijas con ejes temáticos editoriales ya preestablecidos, que han hecho de la sexualidad, la salud, la prevención y la orientación, enfoques necesarios de socialización. Tal es el caso de la sección Sexo Sentido, de Juventud Rebelde.

Granma, como órgano oficial del PCC, representa la más alta dirección del país, por lo que su visión y concepción políticas están dirigidas a reflejar y promover las acciones y tareas impulsadas por este órgano rector.

Por su parte, Juventud Rebelde cuenta con una caracterización que va más hacia un perfil abierto y dinámico, en correspondencia con los intereses de la Unión de Jóvenes Comunistas, a través del cual se represente la realidad social, cultural y política de esa organización. En el otro extremo de la balanza, el periódico Trabajadores, como editorial sindical cubana, busca ganarse espacio dentro de la clase trabajadora, siendo su principal misión la publicación de los aspectos más importantes que atañen a este sector.

Como bien indica la gráfica, el diario en el que menos se vio representada la diversidad sexual, teniendo en cuenta sus propias características, fue Granma. Al analizar la cantidad de tiradas y el uso de las diferentes secciones para el tratamiento periodístico de un determinado número de temas, puede considerarse irrelevante el abordaje de la diversidad sexual en sus páginas. En en cuatro años solo se publicó una nota informativa bajo el título "¿Por qué una jornada cubana contra la homofobia?" (de la Osa, J. Antonio, sección nacionales: consulta médica 2011, mayo 9).

Si nos centramos solo en los periódicos Juventud Rebelde y Trabajadores, el género periodístico más manejado ha sido la nota informativa, sobre todo para dar a conocer el inicio de las jornadas cubanas por el Día mundial contra la Homofobia y algunas de sus actividades.

Aunque se ha hecho uso de géneros como el reportaje informativo --ejemplo de ello es la sección de Salud del periódico Trabajadores--, este ha sido manejado solo para enfocar la diversidad sexual asociada a los riesgos de transmisión del VIH\sida y la importancia de la consulta médica, reflejada a través de la sección de consejería. En esta última se abordó la bisexualidad como la atracción sexo\erótica de una persona hacia ambos sexos (la publicación es del 8 de diciembre de 2008).

El género de opinión aparece tan solo una vez en todo este tiempo. Trabajadores publicó en la Columna de Lunes del 16 de mayo de 2011 el comentario "Una cuestión de educación y justicia", del periodista Francisco Rodríguez Cruz (conocido en la web por su blog Paquito el de Cuba), en conmemoración a la IV Jornada cubana por el día mundial contra la homofobia.

En el caso de Juventud Rebelde, en la sección Sexo Sentido se ha utilizado mayor variabilidad de géneros: desde la entrevista, el comentario y el reportaje, hasta la consejería del Pregunte sin pena y la información en el apartado Sabías que...

El trabajo periodístico más relevante publicado en el diario de la juventud cubana, durante los cuatro años que incluyó la investigación, fue una propuesta informativa publicada a dos páginas en la sección Nacionales de 2008, el gran reportaje "Diversidad sexual... ¿juzgar o entender?" (Colectivo de autores mayo 11, 2008, p. 5) El material parte de ejes temáticos que incluyen el respeto y la no discriminación desde la posición de diferentes entrevistados, entre los cuales se encuentran personas heterosexuales y homosexuales, travestis y transformistas.

Si bien es cierto que durante el periodo tenido en cuenta para el estudio se han visto representados temas como la intersexualidad (Menéndez, Mileyda "Cromosomas Caprichosos", 4 de octubre de 2008) y la transexualidad (Menéndez, Mileyda "Salir de la Crisálida", 19 de abril de 2008) ambos se han analizado desde un enfoque médico, vinculado esencialmente a aspectos de la salud humana y escritos para un público heterosexual.

La carencia de voz propia de los grupos LGBTIH en los trabajos periodísticos, los cuales pueden contribuir con su experiencia vital y enriquecer a los lectores, afecta la relación de empatía que puede establecer el público a través de historias de vida de transexuales y homosexuales, como grupo social humano de importancia y de emergencia nacional e internacional.

La carencia de géneros periodísticos de carácter investigativo, que visibilicen historias de vida e informen al público de lo más actualizado en materia científica, afecta también el acercamiento de los lectores a la diversidad sexual. La ausencia a nivel general de un periodismo implicado en el tema, ampliado, de carácter investigativo y más centrado hacia lo social, acentúa el distanciamiento.

Hay que tener en cuenta que, cuando de sexualidad se habla, específicamente de los temas de la diversidad sexual, siempre ha habido cierta resistencia comunicativa, como consecuencia de la pervivencia de una cultura patriarcal y machista extendida culturalmente desde los distintos espacios de socialización. Por estas razones, los medios de prensa, como divulgadores y legitimadores de realidades objetivas, en muchas ocasiones se han mantenido al margen del tratamiento de realidades emergentes que puedan entrar en contradicción con las ya legitimadas.

A partir de entrevistas realizadas a directivos de los tres medios de comunicación durante el estudio, se llegó a la conclusión de que en alguna que otra ocasión el Comité Central del PCC, como órgano rector de los medios de comunicación, había establecido reglamentaciones concernientes a la cobertura y tratamiento de estos temas.

No obstante, aunque como parte de la política del Estado y del gobierno estén creadas tareas y concepciones en contra de cualquier tipo de discriminación, incluyendo por orientación sexual e identidad de género, si los directivos de medios y los profesionales de la prensa no son capaces de asumir la diversidad sexual como un tema a tratar dentro de la agenda mediática, como política editorial, parte de las rutinas e ideologías profesionales, la representación de este tema queda a disposición de la subjetividad de cada persona.

Todo proceso comunicativo pasa por la individualidad. Pese a la existencia de políticas institucionales que regulen los procesos productivos, desde la selección hasta la elaboración final de la nota pasa por la subjetividad y elección de enfoques y perspectivas comunicológicas, e influye además la representación de ese acontecimiento tenga el comunicador.

Si tenemos en cuenta que, como dinámica internalizada por los tres periódicos, más allá de la regulación externa o interna de la agenda, los temas de las secciones pasan por la selección de los periodistas encargados de página, a partir de sus intereses y de las relaciones con las fuentes de información, es importante decir que si el profesional de la prensa no es sensible ante el tema o no ha recibido referentes que lo motiven al tratamiento de uno u otro tópico, o no considera valores noticias los componentes del hecho, la posible aparición de la diversidad sexual quedará profundamente reducida.

Como parte de una observación materializada por la investigación, la mayoría de las notas sobre estas temáticas fueron redactadas por mujeres. Los hombres, muy marcados por el machismo y el poder hegemónico conferido a través del patriarcado, le temen al estigma que puede significar abordar y, por ende, implicarse con las realidades de las personas LGBTIH; de ahí que estos temas pasen por la autoría, mayormente, de mujeres, por la posible afinidad que puedan tener con grupos sociales que, al igual que ellas, han sido discriminados y silenciados mediáticamente durante años.

La pertenencia del intelectual a un campo específico lo va a determinar social y culturalmente, como parte de su profesionalidad. Asumir la profesión con un carácter amplio, que conlleve en todo momento a repensarse las lógicas de producción con las que se trabaja y sus ideologías profesionales, contribuirá a formar un periodismo mejor preparado y receptivo.

De manera general, podemos concluir que, además del escaso tratamiento periodístico, en cuestión de números, se continúa escribiendo para un público heterosexual y homofóbico que necesita entender estos fenómenos, no se visibilizan del todo los sujetos caracterizados\as por lo diverso, y sí las instituciones encargadas de estudiar y acoger a estas personas.

Ante los cambios que Cuba experimenta, y todo lo que implica la reestructuración de su modelo económico en el redimensionamiento de la vida de la ciudadanía desde el punto de vista jurídico y desde su papel en el marco formativo y educativo que constituye la familia, resulta vital reflexionar sobre el papel de los medios de comunicación como emisores de la realidad que construyen y del contexto en el que se encuentran. Por esa razón, los medios deben convertirse en instituciones mediadoras entre las entidades que dirigen el país y las audiencias, para que exista un reconocimiento mutuo de las labores que cada cual desempeña en la planificación social, política y cultural en la sociedad. La prensa está llamada a transformar su sistema de acción y producción en pro de las nuevas realidades emergentes.

Visto 900 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Información adicional