Doctora en Ciencias y vice presidenta de la Sociedad Cubana para el Estudio Multidisciplinario de la Sexualidad (Socumes)

Lesbiana, homosexual o mujer que ama a otra mujer son términos que utilizan las mujeres con las que he tenido oportunidad de trabajar en los últimos años, para su autodefinición. Sirven a quienes los utilizan para vindicar una sexualidad no hegemónica, transgresora.

Uno de los preceptos más torpes y socorridos a los que se acude cuando se opina sobre sexualidad, desde los discursos homofóbicos y patriarcales, es la definición de lo natural. 1

Desde ese enfoque, "obvio", y "natural" se erigen algunas ideas concretas, muy a pesar de que la realidad es variopinta y diversa; ideas, que repetidas hasta el cansancio, que prevalecen en estos tiempos.

Los productos culturales en torno a la diversidad afectivo sexual y de género en la adolescencia reproducen la vieja historia del amor romántico.

Comencé con doce o trece años a buscar ávidamente historias en el cine y la literatura que conectarán con lo que estaba sintiendo por los chicos, una efervescente atracción homosexual, – supongo que intuí que allí encontraría refugio y material evocador para mis poluciones nocturnas. Con una tranquilidad que hoy me sorprende, pedí al bibliotecario de mi barrio El Muchacho Persa de Mary Renault, más tarde llegaron los poemas de Cavafis y Whitman, Orlando de Virginia Woolf, Maurice de E. M. Forster y otras referencias culturetas. No fue hasta a finales de los noventa, con Al salir de clase, que la cultura pop española presentó personajes de ficción adolescentes que se autoidentificasen como lesbianas y gays.

Secretaria Académica del Programa de estudio de género. México D. F.

e-mail Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Aproximarnos a la diversidad sexual necesariamente nos hace revisar el concepto que sobre la sexualidad tenemos; dejar claro que concebimos la sexualidad como un producto social que se refiere a los aspectos eróticos amorosos de nuestras vivencias, mucho más allá de la genitalidad.

Información adicional