Especial para SEMlac

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos define el derecho a la salud como parte fundamental de los derechos humanos y de lo que entendemos como una vida digna: el derecho a disfrutar del más alto nivel de salud física y mental.

La salud es un derecho humano garantizado en Cuba de forma universal y gratuita a todos los ciudadanos que residen permanentemente en el territorio nacional. Sin embargo, las políticas de salud cubanas se estructuran e implementan desde una norma heterosexista (heteronormativa) con fines reproductivos y reconocen la rígida existencia de dos géneros: masculino y femenino.

Dicen que el movimiento LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros) está a la izquierda, en el sentido de contrario a la gente conservadora que tiene esas vidas ordenadas, tradicionales y predecibles –como las series de TV de los años cincuenta. Ese modo de vida está bajo amenaza por la promiscuidad del espíritu hippie, de la cual es heredera el movimiento LGBT (cuya membresía es naturalmente incapaz de relaciones ordenadas, como todas las buenas personas saben).

(Especial para SEMlac)

La "otredad erótica"—como pudiéramos definir todo lo que no es la postura heteronormativa de ser (y hacer)—ha conquistado desde hace ya varias décadas un sitio privilegiado en el cine y el arte todo, a medida que avanzan las conquistas sociales de estos grupos que adquieren, por tanto, mayor visibilidad y protagonismo social.

Periodista y activista por los derechos de la Diversidad Sexual en Cuba.

Autor de la bitácora, Paquito el de Cuba.

La noticia que puso en entredicho al reciente Censo de Población y Vivienda en Cuba, por su carácter homofóbico y discriminatorio, la ofreció un joven periodista en su blog, nada más y nada menos que desde Sagua la Grande, una antigua ciudad industrial venida a menos al norte de la central provincia de Villa Clara.

Información adicional